19 de marzo de 1955: se publica “Pedro Páramo”, novela de Juan Rulfo

El 19 de marzo de 1955 aparece para su distribución al público la primera edición de "Pedro Páramo". El autor es un escritor y fotógrafo mexicano llamado Juan Rulfo. Comenzaría a instalarse como uno de los clásicos de la literatura latinoamericana.

Juan Rulfo nació en Sayula, Estado de Jalisco en 1917. Durante su infancia vivió las revueltas campesinas y cristeras -los seguidores de Cristo, enfrentados a los gobernantes liberales- época del presidente Plutarco Elías Calles y que fueron violentas en Jalisco, experiencia que tendría una gran influencia en su posterior actividad de escritor. Juan se inició en la revista "Pan" de Guadalajara, en la que aparecieron cuentos suyos. En 1953 publicó El llano en llamas (colección de cuentos) y en 1955 la novela Pedro Páramo, obras suficientes como para dar al autor un lugar de privilegio en la narrativa hispana.

Pedro Páramo es un aporte fundamental al "realismo mágico" latinoamericano. Nos transporta, con gran maestría, de lo real a lo fantástico, a través de un estilo vigoroso y poético. Enraizada en lo popular, la narrativa de Rulfo describe con fuerza la cotidiana realidad de un mundo a la vez violento y onírico. Su compatriota, Octavio Paz dijo de la obra de Juan Rulfo: "… es el único novelista mexicano que nos ha dado una imagen -no una descripción- de nuestro paisaje… No nos ha entregado un documento fotográfico o una pintura impresionista, sino que sus intuiciones y obsesiones personales han encarnado en la piedra, el polvo, el pirú. Su visión de este mundo es, en realidad, visión de otro mundo".

La novela es una de las cumbres de la literatura en lengua castellana, opinó su otro compatriota, Carlos Fuentes. Gabriel García Márquez dijo que ninguna lectura lo había hecho sentir de ese modo desde que leyó "La Metamorfosis" de Kafka. Jorge Luis Borges, el hombre de letras más consagrado en lengua española, dijo que es una de las mejores novelas de la Literatura Universal.

El escritor, cantante y poeta filipino Luis E. Aute, refiriéndose a ese país contradictorio, de ensueño y de crisis, dice "México es un crisol de todo" desde pirámides hasta Cantinflas, Frida, Pedro Páramo, Mariachi, marihuana, es un país surrealista, con gente cariñosa y que tiene una riqueza cultural, una riqueza efervescente que está naciendo y fabricando obras de arte, indicó el cantautor.

Jessica Servín dice en El Universal de México, que "de entrada, Comala huele a miel, quién sabe por qué, y por supuesto que su nombre atrae a los paseantes que habrán leído Pedro Páramo de Juan Rulfo. Cuando uno mira sus tejados del color de la tierra y sus fachadas sencillas, siente que ya ha estado aquí en algún otro momento.

"Lo primero que hay que hacer, y no importa la hora, es ir a Los Portales y tomarse un ponche tradicional de tamarindo. […] Comala se integró al programa de Pueblos Mágicos de la Secretaría de Turismo, esto significa que destaca por su historia, arquitectura y tradiciones.

"En el jardín principal hay un kiosco de origen alemán y la escultura de Juan Rulfo”.

La novela es un relato en primera persona de Juan Preciado, quién le prometió a su madre a punto de morir, que regresaría a Comala para reclamarle a su padre, Pedro Páramo, lo que les pertenecía. Preciado comienza a tener visiones sobre Comala y Pedro Páramo que lo alientan a emprender su viaje. Su narración se mezcla con diálogos de su difunta madre, Dolores Preciado. A veces se ve reemplazada por una línea narrativa en primera persona que es de Pedro Páramo.

Preciado se encuentra con varias personas en Comala que percibe que están muertas. La narración de Preciado se detiene y empieza el monólogo interior de Pedro Páramo como narrador omnisciente. La mayoría de los personajes en la narración de Juan Preciado (Dolores Preciado, Eduviges Dyada, Abundio Martínez, Susana San Juan y Damiana Cisneros) están presentes en esa narración. Esa narración omnisciente describe a Pedro Páramo y da detalles de su vida, su encumbramiento, sus abusos tiránicos, su condición de mujeriego, hasta su muerte. La característica dominante en su personalidad es la crueldad, Pedro es mostrado como un astuto jefe que sabe como manejar a sus mercenarios que de otro modo hubiesen arrasado Comala. Mientras que las descripciones de Juan Preciado son lineales, las de Pedro Páramo se presentan en desorden e insertas en las de aquél.

Más artículos del autor

* http://profesor-daniel-alberto-chiarenza.blogspot.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar