600 Caminatas por el Agua: Andalgalá

Silvina Reguera*. LQSomos.

El planeta nos está mandando señales muy claras. Ya no es tiempo de ignorarlas o creer que el desastre no va a suceder. Estamos en medio del desastre y al parecer los únicos que no lo están entendiendo son los que gobiernan

600 Caminatas por la Vida y por lo verdaderamente esencial para ello: el agua

Este sábado 7 de Agosto, será la caminata número 600 de un pueblo que tomó la decisión de salir a las calles, sin temer al poder de turno, con las banderas de la Libertad. A gritar fuerte de todas las maneras pacíficas que existen, que no quieren ni una minera más en su montaña: El Aconquija. Más de once años realizando una tarea enorme de toma de conciencia, docencia, empoderamiento, autodeterminación, denuncias y visibilización. Una lucha sostenida en el tiempo, que ha visto pasar gestiones de políticos, funcionarios y jueces que no han hecho otra cosa más que profundizar el extractivismo y embestir contra quienes defienden su tierra y sus Derechos Humanos.

Pero lo más grave de todo, es la corrupción. Mientras algunos piensan que la megaminería trae corrupción, es exactamente al revés. Es la corrupción instalada en el poder, la que genera megaminería. A partir de eso comienza el saqueo y la quita de los derechos de los ciudadanos ante la protesta. Los habitantes de Andalgalá se ven acechados por la empresa Agua Rica, instalada “de prepo”, lo cual ha generado incontables sucesos de malestar en la comunidad. La fractura social era parte del plan; un mecanismo armado para dividir, infundir miedo y sembrar odios. El problema del gobierno es que, lejos de lograr algo de eso, han fortalecido a una sociedad que se organiza y se pone de pie, sin importar cuantas veces los crean vencidos. Ese es el problema. No pueden desarticular la lucha y así nunca conseguirán la tan ansiada licencia social para explotar un proyecto científicamente comprobado que es inviable y lo dice la Ley.

Aun así, en Abril de este año, Raúl Jalil, gobernador de Catamarca, hizo subir máquinas perforadoras a la montaña. Ese acto, no solo pone en riesgo la salud y la vida de las personas sino que viola las leyes y pone en jaque el sistema democrático. Lo mismo que pasó con la ordenanza municipal que prohíbe la megaminería y la declaran inconstitucional. O sea, utilizan el poder que tienen para favorecer a la multinacional, pasando por encima de la voluntad del pueblo. O sea: son corruptos. Este año en particular, atravesados por una pandemia que tiene más de mentiras que de pandemia en sí misma, los andalgalenses han vivido momentos muy duros, sucesos lamentables han ocurrido, que son de conocimiento público. Pero lo más increíble de todo fue al principio de le caos, cuando el presidente Fernández, funcional a las mineras, decreta esta actividad como “esencial”… sin palabras. Corrupción pura.

El planeta nos está mandando señales muy claras. Ya no es tiempo de ignorarlas o creer que el desastre no va a suceder. Estamos en medio del desastre y al parecer los únicos que no lo están entendiendo son los que gobiernan. Mientras tanto, esté sábado se cumplen 600 Caminatas por la Vida y por lo verdaderamente esencial para ello: el agua. Funcionarios provinciales y nacionales: bajen las máquinas del Aconquija, escuchen a los ciudadanos terminen con la politiquería berreta y extemporal; sus métodos no funcionan y sus campañas no nos interesan. Activen un poco el sentido común y apliquen la lógica. No es tan difícil.

* De la Asamblea El Algarrobo para ANRed
– Fotografía de Brian Chayle
Argentina – LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar