Barcelona. 144 concentració: Via Laietana, 43 és nostra!

Mesa de Catalunya*. LQSomos.
Traducido por Leticia Palacios. LQSomos.

Veritat, Justicia, Reparació:
El dissabte 26 novembre a les 12 hores a la plaça Sant Jaume, BCN.
Via Laietana, 43 és nostra!

Via Laietana, 43 es un centro de tortura homologable a tantos otros centros de detención y represión en el mundo, pero que, incomprensiblemente, continúa ejerciendo la misma función hoy en día. Un edificio protegido por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, cconocido como el juez que más condenas por torturas ha proporcionado al Reino de España por parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Protegido por la Dirección General de la Policía, pues, en palabras de su director, Francisco Pardo Piqueras, no existe plan alguno para sacar a la Policía de Via Laietana. Protegido por la Delegada del Gobierno, Maria Eugènia Gay Rosell, que impidió que un grupo de observadores visitaran sus instalaciones para comprobar cómo quieren borrar una memoria imborrable. Una protección de Via Laietana, 43 que desprotege a las víctimas torturadas salvajemente en sus dependencias, víctimas que deberían ser la prioridad de cualquier estado democrático.

El ejecutivo español respondió el pasado diciembre a una pregunta de un diputado de Ciudadanos, preocupado por la protección de este centro de tortura, lo siguiente: “Se informa que el edificio de Via Laietana es un edificio público que forma parte del Patrimonio del Estado y dedicado a un servicio público, desde el que presta servicios la Policía Nacional, y no existe ningún tipo de acuerdo para el traspaso de su titularidad” (*). Negar la verdad, la justicia y la reparación, vulnerar derechos, no es ni será nunca un servicio público. Via Laietana, 43 no es de ellos, no es de sus protectores.

Via Laietana, 43 no es de los franquistas que infligieron todo un inacabable catálogo de torturas entre sus muros. No es de quienes causaron un sufrimiento indescriptible a miles de personas de las que seguramente nunca conoceremos todos los nombres. Como tampoco conocemos todos los nombres de los torturadores, porque la impresentable impunidad marca España ha protegido sus identidades y ha ocultado sus crímenes.

Via Laietana, 43 no es de los fascistas que se sientan en el Congreso de los Diputados envueltos en la bandera rojigualda con el águila en el corazón, que quieren derogar leyes de memoria de probada inutilidad, que se emocionan cuando oyen gritar Arriba España y ladran cuando oyen la palabra rojos.

Via Laietana, 43 no es de quienes se dicen demócratas, e incluso de izquierdas, que aprueban exiguas leyes de memoria y luego la Delegada del Gobierno de la capital de su Reino autoriza el 19N actos que enaltecen el fascismo, entre saludos romanos y banderas de Falange y José Antonio, y el 20N permite alabar al genocida dictador en la plaza de Oriente.

Via Laietana, 43 no es de quienes cierran los ojos ante la violación de derechos humanos, aunque así conste de manera oficial. No es de quien niega los derechos de las víctimas del franquismo, la transición y más allá. Moral y legítimamente es de todas las víctimas de la represión, que desde 1939 han pasado por esta comisaría del terror. Es de todas aquellas personas y colectivos que han visto vulnerados sus derechos bajo banderas y siglas que representaban sus ideas antifascistas, todas con el horizonte de conquista de las libertades y derechos expoliados. Via Laietana, 43, como dice el manifiesto Fem Justícia, Fem Memòria, impulsado también por nuestra Mesa de Catalunya d’Entitats Memorialistes, es de todas las personas represaliadas por su orientación sexual, por su identidad de género, por discriminación étnica, por la defensa de la lengua y la cultura catalanas, por las luchas sindicales y vecinales. Es de todas las personas y entidades que luchamos por los derechos humanos. Es de toda la sociedad que quiere una democracia libre de los tics fascistas del continuismo del franquismo. ¡Via Laietana es nuestra!

Que Via Laietana, 43 se convierta en un centro de memoria de la represión y la tortura es un deber ineludible del Estado. Si queremos reparar en justicia a todas las personas que han visto sus derechos vulnerados en estas instalaciones del horror, no podemos desfallecer en nuestras exigencias. Nuestras reivindicaciones trascienden las entidades de memoria, son ya un clamor transversal desde muchos sectores de la sociedad, que no puede, ni debe ser ignorado.

Continuaremos reclamando que la Policía Nacional abandone Via Laietana, 43 y se nos devuelva ese espacio para dignificarlo. Y como dicen las compañeras y compañeros de la Comissió de la Dignitat en sus concentraciones: ¡No nos pararemos! ¡No nos pararán!
(*) En castellano en el original.

Veritat, Justicia, Reparació:
El dissabte 26 novembre a les 12 hores a la plaça Sant Jaume, BCN.
Via Laietana, 43 és nostra!

– Traducido para LoQueSomos por Leticia Palacios
* Mesa de Catalunya d’Entitats Memorialistes
mesacatalunya@gmail.com

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar