Desalojo de La Higuera en Madrid. Represión, multas y herid@s, pero: ¡OKUPAREMOS!

Por Ana Vargas. LQSomos.

El 14 de octubre a las 9 de la mañana, los chicos de la UIP entraban, radial en mano, en La Higuera y desalojaban a quince personas que acabaron acusadas de atentado y resistencia a la autoridad. Mientras, en la calle, los antidisturbios arremetían contra l@s compañer@s que desde la madrugada trataban de acercarse al lugar. A doce les han impuesto multas de 600 euros y la peor parte se la llevó la chica a la que partieron los dos brazos.

La Higuera, situada en el barrio de Tetuán, era una casa construida en 1925, de estilo neomudéjar, con dos plantas y un gran patio. Llevaba diez años okupada y era una rara avis entre bloques grises e impersonales. Su particular estilo atrajo el interés de una asociación del barrio, dedicada a la protección del patrimonio histórico, que presentó un recurso para evitar su derribo, pero La Higuera ya estaba sentenciada, el mayor interés residía precisamente en su desaparición.

Una casa así no tenía cabida en el Plan Madrid Nuevo Norte, antigua Operación Chamartín, finalmente desechada durante el gobierno de Carmena y que cobra ahora nueva fuerza poniendo en marcha el mayor desarrollo urbanístico de toda Europa.

«Un legado para las nuevas generaciones, una ciudad más próspera y sostenible, más moderna y con más oportunidades».

Así venden este pelotazo las instituciones, promotoras, bancos, ONGs y demás especuladores que participan en el Plan: ayuntamiento y comunidad de Madrid, el ministerio de fomento a través de ADIF, la promotora DCN, Distrito Castellana Norte, controlada por el BBVA y que tiene como socios a Merlín Properties y Grupo San José. El primero, dedicado a negocios inmobiliarios, es propiedad del Grupo Santander, Black Rock y Principal Financial Group. El segundo, además de constructora, tiene un peso importante en el negocio de las renovables. La flor y nata de la mafia internacional.

El proyecto se extenderá desde la Plaza Castilla hasta el estadio Bernabéu, abarcando 5,6 km de largo por uno y pico de ancho y contará con una inversión de 25.197 millones de euros. Casi 15.000 m/€ se irán en la compra de inmuebles, 3.765 m/€ en adquisición de suelo, 4.000 m/€ se destinarán a construcción, aportando el capital privado a esta partida 1.468 m/€ más.

La administración pública gastará unos 500 m/€ en equipamientos y 1.325 m/€ en infraestructuras.

Cifras astronómicas para un proyecto faraónico que ha superado todos los obstáculos enarbolando la bandera verde; lucha contra el cambio climático y preservación de la biodiversidad. Y, ¿cómo lograrán tan elevadas pretensiones? Enterrando

De las vías de la estación de Chamartín emergerá el futuro Parque Central. Ocupará una superficie de 14,5 ha y contará con un jardín vertical, con nombre, Jardín del Viento, y presupuesto de 22 m/€.

‘Central Park’ se enmarca dentro del Plan Municipal de Recuperación y Resiliencia y en la Hoja de Ruta de Descarbonización 2030. De hecho, la ONU Hábitat aparece como organismo colaborador.

Se entierra La Castellana, resurgiendo pasada la M-30, que será un gran pasillo verde conectado con el monte El Pardo. En total habrá más de 400.000 m² de zonas verdes.

ADIF se encargará de construir la nueva estación de Chamartín, la más grande de Madrid y en torno a ella se levantará el Centro de Negocios, la City, con una enorme oferta de oficinas de calidad «para responder a las demandas de las grandes corporaciones, clave para la creación de empleos de calidad y la atracción de talento internacional» Para dar mayor empaque al conjunto, se levantarán tres nuevas torres, una de las cuales podría alcanzar los 300 metros de altura.

Se pondrá en marcha una nueva línea de metro con tres estaciones: Centro de Negocios/ Fuencarral Sur/ Fuencarral Norte y una nueva estación de cercanías en el sur de Fuencarral.

Limpian los barrios del norte de okupas y chabolas para edificar 10.500 viviendas, afirmando que el 20% destinado a protección pública no se utilizará en ningún caso para alojar a escoria.

Desde que se creara la oficina antiokupación y se habilitara el contrato de vigilancia específico para evitar la okupación en inmuebles municipales, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, se ha jactado de haber recuperado para los madrileños La Ingobernable, La Dragona, La Yaya, el solar de Antonio Grilo… y de haber desmantelado 177 asentamientos ilegales en lo que va de año. Se hace fotos al lado de las excavadoras y comenta en Twitter que Madrid no es ciudad para okupas.

Lo cierto es que, en una ciudad como Madrid, donde el precio del alquiler es de los más altos del país, la okupación no solo es una necesidad, sino la única opción razonable. Condenar a miles de personas a vivir en ratoneras, chabolas o en la calle mientras se despilfarran miles de millones de euros en sucios negocios especulativos exige respuestas. Okupar y resistir merece la pena.

– Fotografías de ‘Patrimonio de Tetuán’ @PatrimonioTetu1
Otras notas de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Desalojo de La Higuera en Madrid. Represión, multas y herid@s, pero: ¡OKUPAREMOS!»

  • el 6 diciembre, 2022 a las 17:53
    Enlace permanente

    Los antidisturbios se aplicaron a fondo defendiendo a los fondos buitres y partiendo ambos brazos a una joven, tal vez los de la UIP pasen a empresas de seguridad que es nuevo negocio que subvenciona indirectamente la Comunidad como antiokupas.
    La campaña de inseguridad fomentada por telemadrid, tele5 y antena3, difundiendo que te ocupaban la casa mientras ibas al mercado, fue seguida por campañas de estas empresas de seguridad que por 50€ al mes te avisan si te roban. Je, je.
    Esto en barrios como Vallecas. Como si en los barrios obreros hubiese para robar a estas alturas de la estafa de los ricos.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar