El terremoto del atlas marroquí: el recelo cortesano mata indígenas

El terremoto del atlas marroquí: el recelo cortesano mata indígenas

Por Nònimo Lustre.

A las 11 de la noche del viernes 08 septiembre, un terremoto de magnitud alrededor* de 7 en la escala Mercalli estremeció Marrakech… y comarcas aledañas. Estas notas analizan exclusivamente esas comarcas por una única razón: porque son territorio del pueblo Amazigh (Imazighen en plural, más y peor conocidos como Bereber)

Bandera de Tamazgha, el territorio amazigh.
El símbolo ⵣ (yaz) es una letra del alfabeto tifinag
El epicentro del sismo se localizó cerca de la localidad de Ighil (6.000 habs), en Al Hauz, a unos 70 kilómetros al sur de Marrakech. Según cualquier folleto turístico, “Al Hauz es conocida por sus espectaculares paisajes del Alto Atlas y por los pueblos amazigh enclavados en las laderas de las montañas”.

Montañas del Atlas: revista de prensa

El terremoto devasta las aldeas bereberes: «Los entierros no paran, van más de 500 en un día»
La cifra supera ya los 2.000 muertos. Unas mujeres lloran la pérdida de sus seres queridos en Moulay Brahim, provincia de Al Haouz. Abdessalam termina de amortajar a su esposa en lo poco que queda en pie de su casa. «La saqué con mis manos», señala con lágrimas en los ojos, mientras reconoce que en su vivienda murieron dos mujeres, puesto que allí también estaba su cuñada. A la primera mujer la colocan sobre las parihuelas y se la llevan al cementerio. Antes de entrar se hace un rezo de despedida. Luego se le da sepultura sin tiempo para lamentos. Los hombres esperan mientras acaban de preparar otro cuerpo. El goteo no para y bajo los escombros se tiene la certeza de que hay más personas (J. J. Madueño, 10 sept) Única ocasión en la que el término bereberes aparece en titulares.

Al-Haouz province, above the epicentre of the earthquake, recorded the most deaths, 1,293, followed by the province of Taroudant with 452 (The Guardian, 10 sept)

Viaje a los dominios de la muerte en Marruecos. Los habitantes de la región montañosa más afectada suplican ayuda mientras lloran a los suyos, sepultados en viviendas que se convirtieron en tumbas. A las afueras de Amizmiz hay un momento en el que la carretera se termina. El asfalto da paso a la gravilla y la pendiente se inclina hasta perderse como una culebra serpenteante en la enormidad de la cordillera del Atlas. Tafghatte (Mikel Ayestarán; 10 sept)

Silencio y escombros en el Gran Atlas marroquí, la zona más afectada por el terremoto. En Tafeghaghte, una de las aldeas más azotadas por el terremoto del pasado 8 de septiembre, los familiares y amigos se amontonan alrededor de una morgue improvisada: aquí, la catástrofe ha dejado más de 150 muertos y más de 200 heridos (Soraya Aybar Laafou, 11.sept)

En el corazón de la destrucción. El temblor de tierra devasta las montañas del Atlas marroquí. Idris Belmnebi no sabe dónde señalar para indicar la tragedia. El exceso de opciones le abruma. Apoyado en su motocicleta junto a una parada de fruta en Amizmiz, un pueblo 56 kilómetros al sur de Marrakech, duda y apunta con el dedo hacia las montañas del Atlas, el epicentro del terremoto que el viernes por la noche hizo temblar todo Marruecos. Tafgarte (Xavier Aldekoa, 11. sept)

Séisme au Maroc : dans les décombres d’Amizmiz, ville-martyre qui «sent la mort» La bourgade des contreforts de l’Atlas, au sud de Marrakech, est l’une des plus détruites par le tremblement de terre qui a frappé le Maroc. Dimanche, la population continuait de fouiller les gravats, à la recherche d’éventuels survivants. Amizmiz (Aurélie Collas, 11 sep)

Las aldeas por las que nadie pasa, ni siquiera para desenterrar a las víctimas del terremoto. De los 300 habitantes de Tagadirt, una pequeña población del Alto Atlas, 17 murieron sepultados. Las casas del resto se han derrumbado y no hay comida ni agua potable. A más de 1.300 metros de altitud, temen la llegada del invierno. Tagadirt (Manuel Altolozano, 11.sep)

Lentitud mortal: el olvido gubernamental desploma la esperanza del rescate en Marruecos. Marruecos sigue aceptando solo la ayuda de España, Reino Unido, Qatar y Emiratos Árabes (12.sep)

El terremoto se cebó en los duar amazigh. Los periodistas se cansaron de pasear por un Marrakech no-especialmente-dañado, y, finalmente, se atrevieron a subir hacia las montañas del Atlas donde viven los amazigh, donde el daño sísmico fue enorme y la ayuda de emergencia se enfrentaba a unas carreteras abandonadas: Rabat detesta a los amazigh e incluso teme su fama de levantiscos -fama bien ganada.

Grados del sismo: fuerte (Marrakech); muy fuerte (MoulayBrahim, Amizmiz, Agafay); destrucción total (Adassil, Tafeghaghte) En consecuencia, las respuestas de los amazigh fueron variables: en uno de los primeros pueblos del Alto Atlas, Tahannaout, a 30 kms. de Marrakech, las 90 familias que allí habitaban, abandonaron inmediatamente sus casas. Pero, la provincia de En el-Houz, con 1293 muertos, fue la más afectada, mientras que hubo 452 muertos en la provincia de Taroudant, 191 en la provincia de Chichaoua, 41 en Ouarzazate y 15 muertos en la prefectura de Marrakech. “Les villages d’Asni ou encore d’Ouiargane sont quasiment entièrement détruits.”, informaba la prensa francesa.

Sin embargo, la primera red viaria que fue limpiada por los servicios de emergencia fueron los 30 kilómetros de la carretera entre Ifrán y El-Hajeb. En Ifrán se encuentra una estación de esquí frecuentada por turistas con alto poder adquisitivo y, además, está ubicada una universidad privada muy prestigiosa –Al-Akhawayn-, donde estudian los hijos del Majzén, la nomenklatura de la Corte royal.

El pueblo amazigh/imazighen

Hace 8.000 años, este pueblo indígena dominaba desde las islas Canarias (los guanches tenían un alto porcentaje de genes amazigh) hasta el oasis de Siwa en el desierto egipcio. La nación Tamazgha fue invadida y codiciada por cartagineses, romanos, vándalos, bizantinos hasta que, finalmente, los árabes (en 704-711), conquistaron el país amazigh. La resistencia a la islamización religiosa tuvo sus primeros héroes mahgrebíes -no sólo marroquíes- en Kosayla y, sobre todo, en Dihia o Dahia o Dimnia ben Tebet, más conocida como Kahina (=profetisa), heroína de numerosas leyendas del Aurés argelino que pereció en 702 o 705 en la batalla de Tebarka frente a los invasores.

Kahina fue una guerrera bereber Zenata-Yarawa que combatió la invasión islámica en el norte de África durante el siglo VII (695-705) Por ende, desde los siglos VII y VIII, queda constancia documental de que los Amazigh se rebelaron contra la invasión árabe. Saltando los siglos, esta resistencia continuó hasta que reanudaron con virulencia en tres ocasiones: con el liderazgo de Abdelkrim en la guerra del Rif (1911-1927) en la llamada revuelta del Rif (1958-1959) y, recientemente en el Movimiento Popular del Rif mejor conocido como Hirak (= movimiento; al-Hirak al-cha’bi fil Rif; 2016-presente)

En Marruecos, los amazigh se concentran en dos áreas asaz distantes geográficamente: en el norte, el Rif y, en el sur, las montañas del Atlas que, hoy por hoy, son las que nos interesan por haber sido muy afectadas por el sismo de marras. Asimismo, en estas semanas, la Assemblée Mondiale Amazighe (AMA) protestó contra la política discriminatoria del ministro de Educación del reyno alauita, Chakib Benmoussa, «en ce qui concerne la généralisation de la langue amazighe, qui va à l’encontre de la voluntad royal», los derechos constitucionales, las recomendaciones de la ONU, de la UNESCO y del Banco Mundial (Rachid Raha, Amghar de AMA, 09.X.2023) La lengua y su alfabeto, el tifinagh (amazigh), es co-oficial en Marruecos… pero la educación primaria los irrespeta y en las categorías superiores, se olvida.

Catástrofes ¿naturales?

Digámoslo brutamente: no hay catástrofes naturales. Casi todas ellas son consecuencia de una deplorable, imprudente y hasta criminal agresión humana a algún lugar potencialmente peligroso -rieras, deltas fluviales, invasión de playas, irresponsable deforestación, obras públicas pensadas para las élites, construcciones de pésima calidad (recordemos el último sismo en Turquía), etc. En el caso del terremoto que estamos observando, lo natural hubiera sido que la monarquía alauita olvidara su contencioso plurisecular -13 siglos-, con los indígenas y hubiera mejorado las comunicaciones con los amazigh del Atlas. Pero no lo hizo sino, al contrario, los continúa considerando sediciosos. De ahí que la mortandad sufrida por los montañeses no se deba a ‘las fuerzas de la naturaleza’ sino, más prosaicamente, al intencionado olvido -léase agresión, marginación y recelo- de ese pueblo indígena por parte del Majzén (Corte) de Rabat.

De paso, haríamos bien en recordar que los Amazigh forman parte indisoluble de España, no sólo de su historia sino también de su actualidad -hay núcleos amazigh en toda la Pell de Brau. Pero, si vamos a la Historia, sabremos que la invasión de Iberia por las mesnadas dizque ‘árabes’, en realidad fueron amazigh, no sólo porque el famoso Tarik lo era sino, años después, porque las oleadas de almohades, almorávides y benimerines, eran asimismo amazigh -la Giralda es testigo.

Nota:
*.- Todavía no se ponen de acuerdo los sismólogos sobre su magnitud en grados Mercalli porque esa escala mide los daños inmobiliarios, un criterio elusivo puesto que no hay una única medida del valor económico de la destrucción material -¿vale lo mismo una casa en una aldea bereber que en un barrio rico occidental?.

Otras notas del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es  Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

LQSomos

One thought on “El terremoto del atlas marroquí: el recelo cortesano mata indígenas

  1. Noticia e información
    Noticia… Amancio Ortega dona 3 millones de euros para ayudar a las víctimas del terremoto de Marruecos
    https://www.lasprovincias.es/sociedad/amancio-ortega-dona-millones-euros-ayudar-victimas-20230912212637-nt.html
    Información…60.000 trabajadores cosen para Inditex en Marruecos por una media de 300 euros al mes
    https://www.economiadigital.es/galicia/empresas/60-000-trabajadores-cosen-para-inditex-en-marruecos-por-una-media-de-300-euros-al-mes_373730_102.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Caompañer@s y lectoras todas, en las ultimas 48 horas hemos sufrido un ataque de denegación de servicio, llamado también ataque DoS. Miles de peticiones ficticias hacia una página web hace que pueda colapsar al resultar imposible responder a todas.

Lamentamos haber estado tanto tiempo fuera de servicio.
Seguimos!

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar