Empecemos ya a construir nuestra nueva normalidad

Consuelo Delgado. LQS. Mayo 2020

Los cielos se han vuelto a poner grises en las ciudades en cuanto se ha reanudado la actividad económica. En las calles y parques vemos abandonados en el suelo guantes y mascarillas utilizados. Oímos a dirigentes políticos que hay que incentivar el turismo y la automoción por ser sectores estratégicos de la economía. ¿Así nos cuidamos y cuidamos nuestro único hogar, la Tierra? ¿Queremos volver a lo que teníamos?

Espero que seamos mayoría quienes deseamos reconstruir las relaciones sociales y económicas desde otros parámetros, basados en la justicia social y climática y en dar prioridad a lo esencial, a Lo Que Somos y no lo que tenemos, a lo que verdaderamente necesitamos y no acumulamos, a lo que nos une. Así lo espero y deseo.

Es tiempo de dialogar, de buscar soluciones para convivir juntos con el virus y llegar a acuerdos, no sólo en el Gobierno de coalición y en el Parlamento, también en las empresas entre trabajadores y empresarios para cambiar modos de trabajo, duración de jornada y horarios y evitar así las horas punta en el transporte público o el no tener con quién dejar a los hijos pequeños; también entre vecinos para acordar formas de convivir en los patios y espacios comunes y en los ascensores o escaleras; también entre los círculos de amigos y familiares para seguir relacionándonos pero con cierta distancia para protegernos mutuamente. Es tiempo de pensar en los demás y no sólo en nosotros mismos. ¿Seremos capaces de hacerlo? ¡Vamos a intentarlo! 🙂

Esta vez os dejo en un texto en PDF en el que he volcado unas cuantas reflexiones que os invito a compartir con una lectura sosegada. Espero que aporten luz al camino por el que empezamos a transitar a la vez que la Comisión para la Reconstrucción en el Congreso. En dicha Comisión se van a debatir los grandes temas que determinarán el tipo de país que vamos a construir cuando acabe el estado de alarma. De las resoluciones que tomen consensuadamente todas las fuerzas políticas con representación en el Parlamento dependerá el futuro inmediato y a largo plazo de nuestro país. Se trata, en la práctica, de un auténtico proceso constituyente, de tanta importancia y calado como tuvo en su día el proceso de elaboración de la Constitución Española.

Por consiguiente, y como nos decía nuestro querido Julio Anguita, de todos nosotros dependerá que el nuevo modelo de sociedad lo hagamos las mayorías sociales trabajadoras o lo construya de nuevo la minoría superrica instalada en sus privilegios y fortunas a costa de la explotación y miseria de la clase trabajadora y a costa del expolio del erario público mediante las continuas privatizaciones de los servicios públicos (sanidad, dependencia, pensiones, educación, suministros básicos de agua, electricidad y gas, banca pública, industria pública estratégica esencial), mediante la evasión fiscal y las redes de corrupción y nuevamente ahora mediante las insistentes demandas al Gobierno para satisfacer sus intereses particulares por encima del interés general. En nuestras manos está el hacer prevalecer los derechos de todos y todas y también los de la madre Tierra, no lo olvidemos.

PDF: Reflexiones construir nuestra nueva normalidad, clic aquí

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar