Etiopía -Tigré: el reinicio del fuego

Etiopía -Tigré

Por Guadi Calvo*. LQSomos.

Tras cinco meses de vigencia de la tregua humanitaria, el pasado miércoles veinticuatro, se reiniciaron los combates en distintas áreas de la frontera de Tigré, el Frente Popular de Liberación de Tigré (TPLF) y las fuerzas del gobierno federal

Si bien ninguna de las partes se responsabilizó del reinicio de las hostilidades, en las últimas semanas, y a días del inicio de conversaciones de paz en Kenia, auspiciadas por los Estados Unidos y la Unión Africana (UA) el TPLF, que en la ciudad de Mekelle, la capital de Tigray, incautaron una docena de camiones cisternas del Programa Mundial de Alimentos (PMA) aproximadamente unos 570 mil litros de combustible, que se iban a utilizar para la distribución de a esta altura, vital ayuda humanitaria. Ya que la Región (provincia) de Tigray desde el inicio de la guerra en noviembre del 2020, estalló una crisis alimentaria, con características de hambruna. Disparándose la desnutrición del 29% de los niños y casi tres millones, de los seis y medios, de tigrinos se encuentran en estado de inseguridad alimentaria grave, que también involucra a cientos de miles de habitantes de las regiones de Amhara y Afar. Otros indicadores marcan que casi el noventa por ciento de la población de la región necesita ayuda humanitaria.

Tras el quiebre de la tregua y los ataques en gran escala del ejército etíope provocó un cruce de comunicados siempre obvios de Naciones Unidas (ONU) Estados Unidos y la Unión Africana (UA) para que se detenga la nueva escalada y las partes comiencen a negociar un acuerdo duradero, para detener una guerra que, mantiene en vilo a Etiopía y toda la región del Cuerno de África, y ya ha provocado miles de muertos y casi tres millones de desplazados, muchos de ellos viviendo en situación crítica en los improvisados campos de refugiados de Sudán. Cuadro que podría empeorar hasta la cosecha de octubre.

En un comunicado, el portavoz tigrino, Getachew Reda, informaba que: “Las fuerzas federales etíopes, lanzaron una ofensiva temprano (miércoles) por la mañana alrededor de las 05:00 (hora local), estamos defendiendo nuestras posiciones”. A lo que desde el gobierno del Primer Ministro Abiy Ahmed, a quien la crisis lo sorprendió en una visita oficial en Argelia, acusó a los rebeldes de: “Hacer caso omiso de las numerosas ofertas de paz hechas por el gobierno etíope a las fuerzas de Tigré que, rompieron la tregua” y que iniciaron las hostilidades con el objetivo de romper lo que denominó de romper el sitio de Tigré.

Con los combates del miércoles se termina entonces, la tregua que, desde finales de marzo, se había mantenido de manera estricta, apenas interrumpida por algún choque menor y esporádico. Lo que permitió, desde entonces, un incremento en la llegada de ayuda humanitaria para los habitantes que cuenta Tigré, que además carecen de servicios de electricidad, comunicaciones y dado el cierre de los bancos, se ha interrumpido todo el flujo comercial.

Los choques del miércoles, comenzaron en el extremo sureste de Tigré, fronterizas con las regiones de Amhara al oeste y Afar en el este. Específicamente en los woredas (distritos) de Mehago y Jemedo, según lo informado por la milicia pro gubernamental Amhara Fano.
Además, la Fuerza de Defensa Nacional de Etiopía (FDNE), denunció que el martes 24, derribó un avión Antonov, que había violado el espacio aéreo etíope, procedente de Sudán, transportando armamento para el Frente Popular de Liberación de Tigré. Lo que para los portavoces de Tigré se trata de una “mentira descarada”.

Según informes de las áreas involucradas, las fuerzas del TPLF han tomado la ciudad de Kobo, en la Región de Amhara, de unos 25 mil habitantes el pasado día veintisiete. Habiendo iniciado el ataque desde distintas direcciones, logrando infiltrar hombres en la ciudad, donde se desataron importantes enfrentamientos. Por lo que el número de bajas civiles podría ser importante. A pesar de que los efectivos del FDNE, según comunicaron, se replegaron para evitar más bajas entre los habitantes de la ciudad. Mientras que muchos de los residentes abandonaron sus propiedades para refugiarse en la ciudad de Woldia, a unos cincuenta kilómetros de distancia. Al tiempo que en la ciudad de Dessie, también en la región de Amhara, cercana al sector de los enfrentamientos, se impuso, al igual que el Woldia, el toque de queda nocturno.

A pesar de que el TPLF, el mismo sábado, confirmó el control total de Kobo y de la aldea de Robit, a mitad de camino entre Kobo y Woldia, informaciones posteriores señalan que el domingo las Fuerzas de Defensa de Etiopía estaban intentando la retoma de la ciudad.

Acuerdos frustrados

La semana pasada, desde Addis Abeba, se afirmó que las autoridades de Tigré se negaron a aceptar las conversaciones de paz, pretendiendo que antes de cualquier negociación, era fundamental el restablecimiento de los servicios públicos (electricidad y comunicaciones) cortados desde el inicio del conflicto.

Mientras que por su parte, en una carta del veintitrés de agosto, un día antes del reinicio desde las hostilidades, firmada por Debretsion Gebremichael, el líder político-militar del TPLF, denunció que tras dos rondas de conversaciones confidenciales con altos funcionarios militares y civiles de Addis-Abeba, lo que confirma que las negociaciones entre ambos bandos, si están o estuvieron en marcha, que: “se han intentado imponer condiciones inaceptables en el proceso de paz”, por lo que instó a la comunidad internacional a intervenir rápidamente.

En junio, el gobierno federal formó un comité para negociar con el TPLF y, a principios de agosto, anunció que pretendía conversaciones sin condiciones previas.

Tras el reinicio de los combates y a partir de un ataque aéreo de la aviación etíope, contra un objetivo en la ciudad de Mekelle, donde presuntamente habría militares del TPLF, resultó afectado un centro infantil, en el que murieron al menos dos menores, junto a dos adultos. Según lo informaron las autoridades del principal hospital de la capital tigrina cuenta a la que hay que agregar nueve heridos.

La repentina escalada, podría conducir a Etiopía, el segundo país más habitado del continente con ciento diez millones de habitantes, a repetir las matanzas que se produjeron a lo largo de todo el año pasado. Donde decenas de aldeas y pueblos fueron arrasados por los combates, generando un número de muertos nunca revelado y que al parecer a ningún bando interesa contar.

La comunidad internacional, fundamentalmente Naciones Unidas, más allá que condolerse como una tía afectuosa, tendría que imponer un riguroso alto el fuego controlado el acceso al armamento tanto de Addis Abeba como de Mekelle, pero factores extra continentales como Estados Unidos lo hacen imposible.

Washington, desde hace años está tratando de revertir la presencia China en el continente africano, intentando, por ejemplo, perturbar las importantes inversiones de Beijing, en el país como la gigantesca Represa de Renacimiento Etíope, con un valor de más de cinco mil millones de dólares, que no solo le permitirá abastecer de energía eléctrica a su población, sino importarla a países vecinos y el complejo ferroviario-caminero, más moderno de África, que une los más de 750 kilómetros de distancia entre Addis Abeba y a los puertos del Mar Rojo en Djibouti, con una inversión de cuatro mil millones de dólares. Convirtiéndose en la ruta del ingreso del noventa por ciento de las importaciones etíopes. A lo que le continúan proyectos, ya en marcha, cómo el de expandir las rutas ferroviarias a unos cinco mil kilómetros en total. Lo que la guerra ha detenido en muchos de sus tramos y el reinicio del fuego, podría suspenderlo para siempre.

* Escritor y periodista argentino. Publicado en Línea Internacional

Etiopia – LoQueSomos

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar