Hechos vs palabras

cerdito-humanoide-LQSomosJuan Gabalaui*. LQSomos. Marzo 2016

La categoría y la naturaleza de una entidad o de una persona se aprecian por los hechos y no por las palabras. La Unión Europea está hecha de palabras que los hechos se encargan de desmentir en numerosas ocasiones. Palabras que se vuelven a utilizar para explicar y justificar los hechos que las contradijeron. Esta Europa se ha construido sobre la base del libre mercado y no de los derechos humanos. Los hechos dan presencia al libre mercado y a las consecuencias que se derivan de su aplicación y refuerzan los tratados y los acuerdos de los dirigentes de los países europeos. Los derechos humanos forman parte de la retórica y su protección se exhibe de forma orgullosa pero los hechos, ay los hechos, se empeñan en recordarnos que no son tan importantes. Y las palabras, entonces, sirven para negar y parecer que no niegan, para decir uno y su contrario, para seguir alimentando un mito que hace referencia a una Europa social que ni importa ni interesa.

Han amparado y participado en guerras que han arrasado económica y socialmente otros países, han mirado hacia otro lado ante los miles y miles de muertos civiles asesinados impunemente por aquellos que un día fueron aliados y hoy son máquinas de matar desatadas y han apoyado a países que discriminan, torturan y asesinan a su pueblo o que agreden a otros. Hablamos de las realidades de Libia, Iraq, Siria, Ucrania, Afganistán, Israel, Turquía, Palestina, Yemen o Arabia Saudí.

No les importa darse la mano para sellar acuerdos de millones de euros con países que oprimen y maltratan a su pueblo. La tragedia de los refugiados es un capítulo más del libro de horrores de la Unión Europea y de los dirigentes europeos. Un capítulo lleno de desprecio, falta de humanidad y cinismo. Su acuerdo con Turquía, que bombardea a los kurdos y contemporiza con el ISIS, es un paso más en un camino de despropósitos que nos cubre de ignominia a todos, incluidas las plácidas y domesticadas sociedades europeas. La sociedad civil debe salir a la calle a decir a los cobardes que han elegido que no quieren esa Europa que el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, define claramente en su advertencia a los refugiados: No vengáis a Europa. La inacción es complicidad.

Debemos salir a la calle o asumir que esta es la Unión que hemos construido, que en las situaciones sensibles con los derechos humanos actuará con cinismo y desprecio por las vidas de las personas. Tendremos que compartir la responsabilidad con aquellos a los que hemos delegado la acción de gobierno y la toma de decisiones, aquellos a los que sostenemos con los votos. Seguir viviendo la esquizofrenia de la emoción por la tragedia televisada y la pasividad ante las violaciones de derechos humanos que se cometen con nuestro conocimiento. Esto o vernos en las calles para plantarles cara.

Más artículos del autor
* El Kaleidoskopio

Un comentario en “Hechos vs palabras

  • el 9 junio, 2020 a las 12:19
    Permalink

    NO SE PUEDE
    con herramientas de sinrazón
    seguir a la ética;
    no, no se puede (de ninguna forma)
    cumplir la ética
    ni nadie en el Universo
    el atribuirse racionalmente
    tener unos valores éticos
    o el decir que es algo ético.
    Si lo hace alguno, ¡pues se equivoca, miente o manipula! (con sus obvias CONSECUENCIAS DE MALDAD).

    ¿Cuáles son las herramientas de la sinrazón?

    Pues únicamente éstas:

    —Lo que no es racional.
    —Lo que veta a lo racional.
    —Lo que impide ser replicado racionalmente.
    —Lo que se inventa normas a cumplir que no son racionales.
    —Lo que se inventa formas conductuales a seguir que no son racionales.
    —Lo que se sirve de algún poder o de decir o de imposición para pretender llevar la razón.
    —Lo que haciendo pasar una no-razón por una razón triunfa socialmente.
    —Lo que haciéndose pasar por algo bueno va quitando los espacios sociales a la razón (y, por lo tanto, a la ética).

    Y ¿qué es únicamente tener razón?

    Pues no tener «porque síes» ni contradicciones ni negacionismos de la realidad ni confusiones ni mecanismos de vetar réplicas ni imposiciones por respaldarse en algún poder *; además de un HACER o DECIR racionalmente impillable o indesenmascarable en su mostración racional y en su no complicidad con alguna sinrazón.

    *Y aquí solo se habla de poder en cuanto a poder contra el bien; por lo que únicamente poder es la capacidad de instalar una sinrazón-mentira en la sociedad, y así imponerla. José Repiso Moyano

    Respuesta

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar