Mandar de verdad

En las democracias occidentales, los que mandan no se someten nunca a ningún proceso electoral. Las elecciones son un trámite para quienes tan solo aspiran a gobernar. Gobernar, en última instancia, no es mandar, sino obedecer, pero no a los electores, que importan una mierda, sino a los que mandan.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar