Musical Excellence Award: Judas Priest

Por Mariano Muniesa. LQSomos.

En 2010, cuando la categoría “Sidemen” pasó a llamarse Premio a la Excelencia Musical, el presidente de la Fundación Rock’n’Roll Hall Of Fame, Joel Peresman, declaró a la prensa que la categoría “nos da flexibilidad para sumergirnos en algunas formas de hacer música y reconocer a artistas que normalmente no habrían obtenido reconocimiento por nuestra institución”

Justicia, por fin…

Con independencia de que guste más o menos el estilo musical por el que son mundialmente conocidos en tanto en cuanto han sido aclamados de manera unánime como el grupo principal que creó el heavy metal y al que le dio gran parte de la personalidad y las señas de identidad que actualmente detenta, Judas Priest es a día de hoy una banda que es pura – y dura- historia del rock, que antes de que estallaran en los 80 como inspiradores de la NWOBHM, desarrollaron una atractiva e interesante carrera en el ámbito del rock progresivo de los 70 y en cada uno de sus discos, demostraron su capacidad para evolucionar y estructurar un estilo propio el cual sería un referente inexcusable para muchos grupos a la hora de construir su propia personalidad musical. Si mencionó títulos de canciones como “The Ripper”, “Tyrant”, “Exciter” o por supuesto “Living After Midnight”, “You´ve Got Another Coming”, “The Sentinel” o “Painkiller”, o álbumes como ‘Sad Wings Of Destiny’, ‘British Steel’, ‘Point Of Entry’ o ‘Firepower’, estoy convencido de que la mayoría de quienes leen estas páginas y están de una forma o de otra familiarizados con el mundo del rock duro, compartirán mi criterio.

Por ello, durante muchos años se sostuvo una encendida y conflictiva polémica en torno al hecho de que después de tantos años de existencia, el Rock´n´Roll Hall Of Fame, una de las instituciones de mayor prestigio en el mundo del rock a nivel internacional, no concediera algún tipo de galardón en reconocimiento a su historia y trayectoria a Judas Priest, una banda que existe desde 1969 y que ha sido una cátedra sonora para muchas de las bandas de rock potente que se consideran sus alumnos y que en más de algún caso, sí que han sido premiadas. Afortunadamente, la edición 2022 de la celebración de presentaciones para formar parte de esta institución viene a corregir esta anomalía histórica.

Ya es oficial: Judas Priest recibirán el Premio a la Excelencia Musical en el evento de este año, que premiará igualmente en diferentes apartados y categorías a Eminem, Dolly Parton, Duran Duran, Lionel Richie, Pat Benatar, Eurythmics y Carly Simon . El Premio a la Excelencia Musical, que originalmente se tituló la categoría “Sidemen” cuando se instituyó por primera vez, tomado literalmente de los estatutos del Rock´n´Roll Hall Of Fame se otorga a “artistas, músicos, compositores y productores cuya originalidad e influencia en la creación musical han tenido un impacto determinante y han abierto nuevos horizontes a la evolución hacia nuevos estilos y lenguajes”.

En 2010, cuando la categoría “Sidemen” pasó a llamarse Premio a la Excelencia Musical, el presidente de la Fundación Rock’n’Roll Hall Of Fame, Joel Peresman, declaró a la prensa que la categoría “nos da flexibilidad para sumergirnos en algunas formas de hacer música y reconocer a artistas que normalmente no habrían obtenido reconocimiento por nuestra institución”. Judas Priest es la segunda banda en recibir el Premio a la Excelencia Musical; la E Street Band de Bruce Springsteen fue la primera. El año pasado, el fallecido guitarrista de Ozzy Osbourne y Quiet Riot, Randy Rhoads, fue uno de los ganadores del Premio a la Excelencia Musical.

Algo que en ocasiones genera controversia tanto en la prensa musical como entre los propios miembros y ex miembros de los grupos premiados, es la aceptación o no de que todos los músicos que formaron parte en alineaciones anteriores del grupo galardonado participen en el evento, asunto que por ejemplo, imposibilitó en 2012 que W.Axl Rose, cantante de Guns N’Roses, actuase con su propio grupo en la ceremonia de inducción de los californianos aquel año, aunque ello no fuera óbice para que muy poco tiempo después Rose aceptase reunirse para hacer el ‘Not In This Lifetime Tour’ con los mismos músicos con los que se negó a aparecer en el Rock’n’Roll Hall Of Fame.

Para ser elegible para la nominación, un artista o banda individual debe haber lanzado su primera grabación comercial al menos 25 años antes del año de la nominación. Las papeletas de los nominados se envían a un organismo de votación internacional de más de 1.000 artistas, periodistas musicales, historiadores y miembros de la industria de la música, teniéndose en cuenta en teoría factores como la influencia musical de un artista sobre otros artistas, la duración y profundidad de su carrera, la innovación y la superioridad en estilo y técnica. Judas Priest estuvo previamente entre los candidatos para la inducción al Hall en 2020, pero no recibió suficientes votos para formar parte de la selección de ese año, lo cual produjo un profundo malestar en muchísimos seguidores del heavy metal en todo el mundo, quienes pusieron clara y abiertamente en cuestión al propio Rock´n´Roll Hall Of Fame como institución, haciendo suyas las declaraciones del cantante Rob Halford en aquel momento, quien afirmó: “El heavy metal no ha sido suficientemente respetado ni apreciado por el Rock’n’Roll Hall Of Fame. O dicho de esta manera: Aquí en Estados Unidos tienes el Salón de la Fama del Rock and Roll para la música; tienes el Salón de la Fama del Baloncesto; tienes el Salón de la Fama del Béisbol, del fútbol.. tienes todos estos lugares donde, se ofrece un reconocimiento muy estimulante de lo que has hecho, el trabajo que has desarrollado y las cosas que has logrado, el lugar en el que te han puesto, y así sucesivamente. Entonces, ¿me molesta que nunca lleguemos a entrar en esa institución? Realmente no. Pero creo que mereceríamos estar allí. Porque cuando miro la lista de grupos y solistas que están allí, siento que nos corresponde tener un lugar. Y no sería solo para Judas Priest, sería para la música británica, particularmente la música heavy metal británica, y ese es un logro muy importante. Black Sabbath están ahí, lo cual es genial. Pero siempre he dicho que en cuanto a lo que representa el Salón de la Fama del Rock and Roll, el género de la música heavy metal no ha sido lo suficientemente valorado ni respetado. Es lamentable”.

Ahora por fin esta injusticia histórica queda reparada. Los miembros de Judas Priest que serán admitidos y reconocidos como premiados incluyen a los miembros actuales Rob Halford (voz), Ian Hill (bajo), Glenn Tipton (guitarra) y Scott Travis (batería), junto con los ex miembros K.K. Downing (guitarra), Les Binks (batería) y el fallecido batería Dave Holland, quien pasó sus últimos años de vida en Lugo.

La ceremonia de presentación e introducción se llevará a cabo el próximo 5 de noviembre de 2022 en el Teatro Microsoft de Los Ángeles. Se emitirá en una fecha posterior en HBO y se transmitirá en HBO Max. También habrá una transmisión simultánea de radio en el canal 310 de SiriusXM’s Rock & Roll y en principio, y aunque las relaciones entre los miembros y ex – miembros del grupo han atravesado momentos muy tensos, no parece que vaya a repetirse el tristemente célebre episodio de Guns N’Roses. Lo cual es una magnífica noticia para nuestra música.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar