Niñas y niños de Dagua en el Pacífico ¿Camino al Flower festival en Nueva York?

Flower festival en Nueva York

Por Fabiola Calvo. LQSomos.

Los pueblos ancestrales enseñan ritmos, a jugar con la palabra, hacen instrumentos con guadua y semillas de la región: así es como crece el grupo de niñas y niños en Dagua (Valle del Cauca) que busca participar en la Feria de las Flores en Nueva York, a la cual fue invitado.

Una pedagogía con lógica de entrega, con una visión de integralidad y percepción es como trabaja el músico Manuel Castellanos con los dos grupos en los que participan 70 niñas, dos en la zona urbana y cinco en las veredas.

En el documento Manigua Colombia, músicas colombianas y artes escénicas del mestizo puede leerse que el método que lleva el mismo nombre “es el resultado de un proceso de más de 20 años de investigación, formación y producción en músicas tradicionales y artes escénicas en torno a la experimentación de saberes prácticos, que busca integrar los elementos estructurales de la educación del hombre en el hacer cotidiano de la convivencia y la creatividad a través del arte y la comunicación”.

El escrito agrega que “adentrándose de manera sistemática, progresiva, creativa y constante en la complejidad del niño y la niña, abordado también desde el planteamiento de Edgar Morin, en relación con las tradiciones que dentro de las cotidianidades, se recrean y se resignifican en el juego lógico y natural de preguntas y respuestas, conduciéndonos por senderos de interrelación y experiencia…”.

El Estado dejó abandonadas a las comunidades de la región donde se localiza Dagua, a una infancia que necesitaba espantar la tristeza y por ello Manuel asumió el compromiso con su método que no es sólo tocar un instrumento, sino aprender a comer bien, a la convivencia, la acción, que es un todo que se expresa con la música, y entender además que detrás de una escena participa una familia, una sociedad.

“Sin embargo, las dificultades se suman por la pobreza extrema y las complejas condiciones al interior de las familias”, comenta Manuel, el cantautor del Himno de la juventud de las protestas del 2021 en nuestra destartalada República con entrañas feudales.

Manuel se conmueve cuando regresa a un sitio donde ha puesto en práctica su Método Manigua y encuentra a sus antiguos alumnos y alumnas formando a otros, por eso insiste que forma a formadores.

Su trabajo en el sur de la región del Pacífico cuenta con su método innovador y contundente que busca una resignificación de lo afro y destaca en la conversación que “he visto el cambio en la vida de los niños”, a ellos, a ellas “se les mueve el alma”, pese a que “las dificultades más relevantes son la falta de acceso a las instituciones educativas debido a que la mayoría viven en lugares muy apartados y las condiciones climáticas sobre todo por lluvias, hacen muy difícil el acceso, además, el transporte es muy escaso y complicado”.

Con el “método que teje elementos” quiere llevar a Nueva York una puesta en escena con formato de comparsa de gran orquesta, zanqueros, aves multicolores con vestuarios que ya están diseñados, así lo dio a conocer el grupo para un acercamiento: Dagua, un universo por descubrir Camino a Flower festival. “Un grupo de niños y adolescentes provenientes del municipio de Dagua, Valle del Cauca en el occidente de Colombia rompen su rutina para concursar con una obra de teatro en el FLOWER FESTIVAL de NUEVA YORK, allí demostrarán su talento y el resultado de meses de preparación”

La solicitud la han presentado al Ministerio de Cultura, a la Alcaldía de Dagua y a la Gobernación del Valle del Cauca, y Manuel Castellanos quiere que el menudo grupo que dirige tenga una experiencia, vea otros mundos y amplíe sus horizontes para enriquecer su aprendizaje cultural.

Manuel ha sido víctima de amenazas contra su vida, separado de sus hijos por seguridad y hoy en el exilio para salvar su vida después de dos atentados en junio pasado. “Si el dolor nos roba el alma y el olvido su sabor/ si el olvido nos desgasta la esperanza y el amor/ bastará cerrar los ojos y llevar el rostro al sol/ para recordar que juntos late fuerte un corazón” se escucha en su himno a la Juventud.

En el documental “Niños soñando música” Juan, uno de los protagonistas dice que estuvo en una banda, “no por mucho tiempo, pero no es lo mismo que estar acá”, comentario que nos remite a la afirmación del cantautor Manuel Castellanos: “Uno de los objetivos de la música es ser feliz”.

“Si uno es capaz de recordar lo que da felicidad y lo aplica en la música, puede llegar a tejer lo que lo hace feliz más allá de los límites”.

Más artículos de la autora
@fabicalvoocampo

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar