Para no confundir vaginas con penes y viceversa

Por Nònimo Lustre. LQSomos.

De una serie de seis collages sobre la reproducción animal y humana…

Miles de seres vivos no respetan que hembras y machos tengan formas distintas fáciles de reconocer –como que el macho sea mayor que la hembra o que se diferencien en los genitales o en los colores. El dimorfismo sexual es frecuente pero también nos inducen a la confusión las numerosas excepciones que existen incluso dentro del mismo individuo. Ejemplo: el ala amarilla de la mariposa Papilio glaucus es macho y el ala oscura, es hembra.

Lo opuesto al dimorfismo es el isomorfismo –misma forma- que no debe confundirse con el hermafroditismo –dos sexos a la vez-, con abundantes ejemplos en el mundo animal y, pocos, entre los humanos. Ejemplo: la/el Siphopteron quadrispinosum representa un caso de hermafroditismo real… ¿y doloroso?. Esta babosa de mar tiene un falo con dos puntas, una vierte esperma ‘a la antigua’, en la genitalia femenina. Pero la otra es un punzón que se clava entre los ojos del cónyuge, quién sabe si para que su fluido prostático llegue antes a la víscera reproductiva. Es un acribillamiento mutuo literalmente bestial que también se ha observado entre las chinches y otros invertebrados.

Como uno de sus muchos caramelos envenenados que todavía padecemos, la Antigüedad Clásica nos dejó la isomorfía entendida como completud –o completitud- pues sostenía que la forma completa y cuasi perfecta sólo se encontraba en el macho mientras que la hembra estaba incompleta por no haber madurado lo suficiente. Conclusión: la mujer es un hombre incompleto o que no ha llegado a serlo. Hasta que Occidente se modernizó al comprobar que la diversidad de las formas en hombres y mujeres era prácticamente infinita puesto que cada sujeto sexuado es el resultado de una combinación peculiar de rasgos femeninos y rasgos masculinos –y lo llamaron intersexualidad.

Para uno de los sexólogos franquistas cuya figura abominamos, el hermafroditismo en la Humanidad era raro “en 1960, solamente se encontraron 117 casos en todo el mundo” –seguro que hoy se hallarían muchos más y no sólo porque la población se ha multiplicado. Son “seres intersexuados [el fascistón les niega el término ‘personas’] con ovotestes mitad ovarios mitad testículos” por lo que aconseja “favorecer el sexo por el cual figuran inscritos” –recordemos que, en el franquismo aconsejar significaba obligar.

Las hienas son un conocido ejemplo de la confusión que rodea al isomorfismo superficial y/o aparente –repito, no confundir con el hermafroditismo. Antiguamente, al observarse los coitos de la variedad ‘manchada’, notaron que ambos sexos parecían tener falo por lo que finiquitaron en que eran hermafroditas. Los antiguos occidentales no sólo partían de filosofías más que discutibles sino que, además, empíricamente eran miopes –en las hienas, creyeron que era un pene el notorio clítoris por el que las hembras copulan, mean y paren con esfuerzo crías de más de 1 kg.

Tuve ocasión de comprobar que aquel error anatómico no era exclusivo de los Clásicos: una vez, C. y quien suscribe hospedamos a un montón de micos tropicales, entre ellos una monita capuchina (Cebus spp) que enarbolaba un enorme clítoris. Si se le creía un pene, la confusión era total pero su comportamiento era muy femenino pues odiaba a mi mujer y me amaba a mí. La averiguación del sexo mejoraba si el observador sospechaba que un pene casi hendido longitudinalmente no parecía ser un verdadero falo… Es decir, que, además de la morfología, el comportamiento también importa a la hora de identificar el sexo del bicho de turno.
Ilustración: Salmace e Ermafrodito (‘Salmacis rechazada por Hermafrodito’, Giovanni Carnovali, 1856, col. privada) Abajo a la izqda., matrona de la Antigüedad, Museo Nacional de Arte Oriental, Roma.

Postales:
La jodienda no tiene enmienda
Entre brujas, katanas y conquistadoras

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar