Pensar

Dicen los primerizos y algunos desesperados que vendrán las hadas y los cielos derramarán oro. Por mi parte, cruzo los dedos para que no se lleven un disgusto. Las decepciones políticas son dolorosas; sobre todo, para quien renunció a la costumbre de pensar. Jesús Gómez Gutiérrez

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario