Sucesos: ¡Tremendo robo colectivo!

Por Iñaki Alrui*. LQsomos.

El “banco malo” emitió bonos por valor de 50.781 millones de euros de títulos de deuda. Pura chatarra de desguace que se encargó el estado de avalar. Y así se adquirían los 51.000 millones en activos

Ha pasado como una noticia más, de esas a las que nos han hecho acostumbrarnos, pero que lo sepas: el estado acaba de tomar el control de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) el “banco malo” (1) y asume los 35.000 millones de deuda de los activos tóxicos de los bancos. Los asume con el dinero de tu cartera, la de mi vecina y la mía… un suma y sigue a los 55.000 millones del rescate bancario, o los 3.500 de las autopistas… ¡Nos siguen robando!

El Consejo de Ministros ha aprobado este martes 18 de enero un decreto ley para poder tomar el control del conocido como banco malo. El Ejecutivo ha reformado una norma que impedía que el Estado tuviera una participación superior al 50% de las acciones de la Sareb. Ahora podrá hacerlo a través del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el organismo creado para gestionar el rescate de la banca.

De esta manera el gobierno se hace cargo de la deuda de 35.000M€ del “banco malo” y así la banca privada no paga ni un euro.

Una estafa que viene de lejos

¿Se acuerdan de cuando Zapatero y Rajoy pactaron cambiar el artículo 135 de la Constitución (2), y de paso dejar sin protección a las gentes que caían al vacío por la crisis, al mismo tiempo que se recortaba en dependencia, sanidad, educación, pensiones o en la atención a nuestros mayores? Pues ahí empezó todo, la Sareb fue creada con el objetivo de comprar todos los activos tóxicos y problemáticos que tenía la banca para «higienizar» sus balances y eliminar el estorbo que en ellos tenían los activos «infructuosos». Adquirió por tanto inmuebles, créditos y suelo, pero ojo, pagando ya de entrada un 20% más de lo valían, tal como afirmaría la Comisión Europea en diciembre de 2012. ¡Pelillos a la mar! Sigamos.

Y de seguido, la imaginación de Luis de Guindos. ¡Qué gran trilero!, con un poco de contabilidad creativa y otro poco de ingeniería financiera, dio con la pócima mágica. Para que no fuera una sociedad que formara parte del sector de las Administraciones Públicas, el estado puso “solo” (ja, ja, ja) el 45%, vía FROB, del capital inicial de la Sareb: 1200 millones. El resto lo aportarían bancos nacionales e internacionales, empresas aseguradoras y una eléctrica. Recordemos los nombres y apellidos: Iberdrola, Mapfre, Mutua Madrileña, Catalana Occidente, Axa, Generali, Zurich, Reale, Pelayo, Asisa, Santa Lucía, Deutsche Bank, Barclays Bank, Banco Caminos, Banco Cooperativo Español, Santander, Caixabank, Banco Sabadell, Banco Popular, Kutxabank, Ibercaja, Bankinter, Unicaja, Cajamar, Caja Laboral, Banca March y Cecabank. ¡Toda la caballería!

El Gobierno, en 2012, no quería que la participación pública superase el 50% para que el balance del “banco malo” y sus resultados contabilizasen como los de una entidad privada. Al mismo tiempo que la banca se libraba del “ladrillo tóxico”.

El “banco malo” emitió bonos por valor de 50.781 millones de euros de títulos de deuda. Pura chatarra de desguace que se encargó el estado de avalar. Y así se adquirían los 51.000 millones en activos (ya con el 20% de sobrevalor). ¡Premio!

Recapitulación…

La Sareb fue financiada con recursos públicos, que supusieron un 95,31% del total, pero el porcentaje de propiedad accionarial público solo sería del 45,68%. La otra parte es de los socios privados que, aunque solo aportaban el 4,69% de la financiación total, se quedaban con el 54,33% de las acciones.

La gran estafa de privatizar beneficios y socializar pérdidas

Fin del cuento: desde 2012 el “banco malo” no ha dejado de acumular perdidas, en marzo del pasado año Eurostat, la Oficina Estadística de la Unión Europea, dijo que tras siete años de números rojos, obligaba a la reclasificación como deuda pública y del patrimonio neto negativo como déficit.

Ahora la deuda millonaria pasa a ser pública y los bancos privados seguirán en el accionariado para obtener créditos fiscales. La aprobación del decreto-ley de este martes, permitirá que el FROB pueda adquirir y mantener una participación mayoritaria en el capital social y tomar el control de los órganos sociales sin la necesidad de que la Sareb adquiera la condición de sociedad mercantil estatal.

La banca y el gran capital felices comiendo perdices. Nadie entrará en prisión por este robo. De hecho, casi nadie lo llamará robo.

PD: Todo el mismo día en el que el informe de Foessa (3) entre muchas cosas nos dice que hay 11 millones de personas en exclusión social (6 millones en exclusión severa). Y el lunes Oxfam Intermón (4) nos contaba en su informe que 23 milmillonarios españoles han visto crecer su riqueza un 29 % durante la pandemia.
¡Haciendo patria! Nadie se quedará atrás…

Notas:
1.- Sareb
2.- Sinopsis artículo 135
3.- Informe de Foessa 2022
4.- Las desigualdades matan

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Sucesos: ¡Tremendo robo colectivo!»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar