The Allman Brothers Band: excelencia sonora

Mariano Muniesa*. LQS. Marzo 2020

La inmensa calidad de sus composiciones, la intensidad de sus poderosas actuaciones en directo, aquellos larguísimos conciertos de más de tres horas de duración con extensas versiones llenas de improvisaciones, solos de batería y guitarra, e interpretaciones maravillosas…

Indudablemente, en el rock sureño, el llamado “southern rock”, esa referencia, ese grupo-madre del que surgen todas las claves musicales de este género, son The Allman Brothers Band.

En todos los estilos musicales dentro del rock existe un grupo, o en determinados casos, un artista en solitario, que es quien sienta las bases de ese género en concreto, le otorga su personalidad, sus características fundamentales y se convierte en mayor o menor medida en el referente de ese estilo, la fuente de la que emanan todas las influencias que posteriormente incorporarán a ese estilo sus cultivadores. Led Zeppelin en el hard rock, The Moddy Blues en el rock sinfónico, los Sex Pistols en el punk rock o Judas Priest en el heavy metal contemporáneo son claros ejemplos de esta afirmación. Indudablemente, en el rock sureño, el llamado “southern rock”, esa referencia, ese grupo-madre del que surgen todas las claves musicales de este género, son The Allman Brothers Band.

Probablemente no fueron un grupo multimillonario en ventas al nivel de otros grandes grupos de rock de la década de los 70, y fuera de las fronteras de Estados Unidos se prodigaron muy poco en directo -mientras hacían una media de 100 conciertos al año en Estados Unidos y en Canadá, solo hicieron tres giras por Europa en 1974, 1980 y 1991- se convirtieron en una auténtica leyenda por mor de la inmensa calidad de sus composiciones, la intensidad de sus poderosas actuaciones en directo, aquellos larguísimos conciertos de más de tres horas de duración con extensas versiones llenas de improvisaciones, solos de batería y guitarra, e interpretaciones maravillosas de clásicos como “In Memory Of Elizabeth Reed”, “Whipping Post”, “Jessica” o “Stateboro Blues”.

Una historia marcada también por la tragedia: El 21 de octubre de 1971 su guitarrista Duane Allman falleció en un accidente de motocicleta en su ciudad natal, Macon. Prácticamente un año después, el 11 de noviembre de 1972, Berry Oakley, bajista y fundador de la banda, tras salir de un ensayo con el grupo siguió casi literalmente el fatal destino de su compañero Duane: en un derrape en el que perdió el control de su motocicleta, se estrelló contra un autobús a escasos metros del mismo lugar exactamente donde Allman había perdido la vida. Pocas horas más tarde del accidente, se certificaba la muerte de Berry Oakley.

Tras una extensa carrera llena de grandes álbumes, conciertos inolvidables y habiendo podido contar con músicos de primerísima categoría, entre los que se pueden mencionar desde Warren Haynes a Dickie Betts, pasando por Jai Johanny «Jaimoe» Johanson, Chuck Leavell -actualmente teclista de los Rolling Stones- , Lamar Williams, Dan Toler, David Goldflies, Mike Lawler o Frankie Toler el grupo anunció su retirada definitiva en 2014. Sin embargo, con motivo de la celebración del 50 aniversario de la formación de la banda, los miembros sobrevivientes de la formación final del grupo anunciaron hace dos semanas la celebración de un concierto en el Madison Square Garden de Nueva York el 10 de marzo de 2020. Un show que han anunciado como único e irrepetible y en el que se ha confirmado que el line-up estará integrado por “Jaimoe”, Warren Haynes, Derek Trucks, Oteil Burbridge y Marc Quinones junto a Reese Wynans y Duane Trucks, con una aparición especial de Chuck Leavell.

Obviamente, ni quien suscribe estas líneas ni seguramente la mayoría de ustedes no tendrán seguramente la oportunidad de ver ese sensacional show en Nueva York de los Allman Brothers Band, pero al menos sí podemos, y de hecho, les recomiendo de corazón a todos ustedes hacerse con este magnífico recopilatorio que se pone a la venta a finales de este mes de febrero: «Trouble No More: 50th Anniversary Collection».

Este lujoso box-set de 10 LP’s / 5 CD’s lleva el nombre de la canción de Muddy Waters que fue el primer tema improvisado de la banda en su primer ensayo, con una versión demo de 1969 de la canción que inició el primer disco. En total, «Trouble No More» contiene 61 canciones, siete de ellas inéditas, en las que aparecen 13 alineaciones diferentes en la historia de la banda.

Producido por Bill Levenson, John Lynskey y Kirk West, la caja contiene un libro con un texto biográfico de 9.000 palabras de Lynksey, un resumen de todas las formaciones que han integrado la Allman Brothers Band, fotos de diferentes épocas del grupo y sus componentes y recuerdos y memorabilia del museo dedicado a la banda existente en su ciudad natal, Macon. El estuche de vinilo agrega una funda de chapa de madera con letras doradas y un vinilo naranja y rojo de edición limitada, diseñado para parecerse al interior de un melocotón.

Este es el tracklisting de «Trouble No More». El primer disco, titulado “The Capricorn Years 1969 – 1979 Part I” consta de los siguientes temas: «Trouble No More» (Demo inédita), «Don’t Want You No More», «It’s Not My Cross to Bear», «Dreams», «Whipping Post», «I’m Gonna Move to the Outskirts of Town» (Live at Ludlow Garage), «Midnight Rider», «Revival», «Don’t Keep Me Wonderin’», «Hoochie Coochie Man», «Please Call Home», «Statesboro Blues» (Live at Fillmore East), «Stormy Monday» (Live at Fillmore East) y «In Memory of Elizabeth Reed» (Live at Fillmore East). El segundo disco, ‘The Capricorn Years 1969 – 1979 Part II” contiene: «One Way Out» (Live at Fillmore East), «You Don’t Love Me» / «Soul Serenade» (Live at A&R Studios), «Hot ‘Lanta» (Live at A&R Studios), «Stand Back», «Melissa», «Blue Sky» ,»Ain’t Wastin’ Time No More» (Live at Mar y Sol), «Wasted Words», «Ramblin’ Man»,»Southbound», «Jessica» y «Early Morning Blues» (Outtake). El resto de los discos recorre canciones, demos y temas en directo de su etapa final en el sello Capricorn, temas de los discos editados a partir de 1980 en Arista, la década de los 90 en Epic y un quinto disco, «The Peach Years 2000 – 2014» compuesto por grabaciones en directo de «Desdemona» , «High Cost of Low Living», «Old Before My Time», «Blue Sky», «Little Martha», «Black Hearted Woman», «The Sky Is Crying» y «Trouble No More», registrado en el Bacon Theater.

Una auténtica joya que todo seguidor de la buena música, del rock clásico hecho con el corazón, apegado a las raíces del blues, de ese estilo sureño tan genuino y original, debe tener en su colección de discos. Y si me permiten la recomendación, mejor en vinilo.

Lord, I was born a ramblin’ man, tryin’ to make a livin’ and doin’ the best I can…

Más artículos del autor
LoQueSomos en Red
* Nota original del diario “La Región”

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar