¿Todas iguales ante la ley? Los Borbones NO

Por Cecilia Remis. LQSomos.

Lo lanzó a la mañana, de este martes 6 de octubre, un medio digital de los de la armada mediática del régimen, y a continuación prosiguió su difusión por todos los medios de comunicación. Una noticia más, sin importancia, en segundo plano, una información para no destacar, que pase casi desapercibida, pero que quede dicha: la Fiscalía prepara el archivo de la investigación sobre Juan Carlos I.

Todo preparado para la vuelta del rey emérito a España. Se descarta siquiera citarlo a declarar… El corrupto campechano se irá de “rositas”

Según la información la fiscal general del Régimen, Dolores Delgado, va a dictar en las próximas semanas un decreto “con una larga y detallada motivación” en el que ordenará el archivo de las diligencias indagatorias prejudiciales iniciadas el 5 de junio de 2020 contra el rey emérito, Juan Carlos I.

Vaya con las fiscalías, tan rápidas en acusar a cantantes y disidentes en el reino…

La investigación la llevaba el entonces fiscal de Sala y hoy teniente fiscal del Supremo, Juan Ignacio Campos, al tratarse el emérito de persona aforada ante la Sala Segunda. Campos y su equipo, junto con el fiscal jefe de anticorrupción, Alejandro Luzón, “han llegado a la conclusión de que el rey emérito no es imputable”, por varias razones. La primera es la concurrencia, dice la noticia, de la inviolabilidad de monarca (artículo 56.3 de la Constitución) mientras ostentó la jefatura del Estado hasta junio de 2014, cuando dejó la corona en manos de su hijo, Felipe VI.

Añaden la “prescripción de determinados hechos” revisados y también las “excusas absolutorias frente a delitos fiscales” que conllevan las dos regularizaciones tributarias voluntarias realizadas por el que fuera jefe del Estado en diciembre de 2020 -por el impuesto de donaciones-, y en febrero de 2021 -por el de renta de las personas físicas-. Estas regularizaciones suman más de cinco millones de euros (calderilla, en comparación con lo robado) y responden a lo dispuesto en el artículo 305 del Código Penal sobre delitos de fraude.

Resumiendo, se va de rositas en medio de justificaciones burocrático-judiciales. Pero ¡ojo!, justificaciones a medida para el Borbón, que nos se aplican para la ciudadanía de a pie, esta si está sometida a la justicia punitiva y de rigor del Reino de España. La pasada semana ya adelantábamos: La fiscalía cuidando del dorado retiro en Abu Dabi, en el que contábamos como la Fiscalía boicoteaba sus propias diligencias sobre Juan Carlos I, y le perdona un año fiscal.

En concreto, la Fiscalía del Supremo indaga en tres asuntos relativos al emérito: el supuesto cobro de comisiones por la concesión del AVE a La Meca a empresas españolas; el presunto uso por parte de Juan Carlos I y otros familiares de tarjetas de crédito opacas con cargo a cuentas en las que no figuran como titulares; y la existencia de una cuenta con diez millones de euros a nombre del ex jefe de Estado en la isla de Jersey, un paraíso fiscal.
Ante estos hechos (¿Hechos o delitos?), el antiguo monarca ha realizado hasta dos regularizaciones fiscales. La primera, el 9 de diciembre de 2020, por 678.000 euros en relación al uso de tarjetas bancarias con fondos opacos del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause. Y una segunda, del 25 de febrero de este año, por casi 4,4 millones de euros por rentas no declaradas en relación con los gastos costeados por la Fundación Zagatka, uno de cuyos beneficiarios, dicho sea de paso, era Felipe VI, hasta que salió a la luz y se apresuró en borrarse de la lista a finales del año pasado.

Como norma, las diligencias de investigación terminan con la interposición de una denuncia o querella, judicializando el caso, acumulando las pesquisas a otras existentes o archivando las mismas. Cuando se archivan unas diligencias de investigación porque se entiende que no existen elementos, se termina con un decreto de archivo del fiscal.

La justicia española para todos no llega a los borbones. Como tampoco llega por parte del parlamento de reino… después 15 intentos de buscar Justicia. No será investigado.

Mientras tanto, en Ginebra la investigación al rey emérito sigue su curso: Affaire Juan Carlos: Yves Bertossa lance l’expertise de la dernière chance.

¡Suiza, no nos abandones! Es la única esperanza de Justicia.

Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar