Redacción. LQS. Abril 2019

Nada es imprescindible, excepto la verdad. Seguiremos caminando

Este sábado en el tradicional cocido republicano de Carabanchel, pretexto perfecto para encontramos l@s republicanos madrilñ@s, dos cartas cargadas de solidaridad y fraternidad han sido leídas, una del colectivo de padres y madres Altsasu Gurasoak, la otra del preso político y presidente de Esquerra Republicana de Catalunya.

Los familiares de l@s jóvenes de Altsasu denuncian la situación de sus hij@s después de más de dos años y medio de su injustificable encarcelación.
Una vez más agradecen la solidaridad y el recuerdo, como se ha hecho hoy en este encuentro en torno al Cocido Republicano de Carabanchel.
Su denuncia y lucha persiste, en esta carta nos dejan un montón de preguntas que invitan a la reflexión en torno a la falta de libertades en que nos encontramos y la desproporcionada prepotencia que se ejerce desde el reino de España.

La solidaridad es la ternura de los pueblos, nos recordó para siempre la poetisa nicaragüense Gioconda Belli.

La lucha por la libertad de l@s jóvenes de Altsasu nos concierte a tod@s y con ell@s iremos codo a codo, así sonaba este sábado 13 entre aplausos y voces de apoyo en el madrileño barrio de Carabanchel…

¿Qué es la injusticia? Y, ¿la crueldad? ¿La desinformación? ¿Qué es la siembra del terror? ¿Debemos callar? ¿Inocente, es igual a estúpido? ¿Cómo podemos trasformar tanto veneno? ¿Quíen se hará responsable de tanto dolor?

Después de 2 años y medio volvemos a sufrir un varapalo más. Otra vez aquí estamos desamparadas, indefensos y con una profunda sensación de injusticia al conocer la sentencia filtrada a través de los medios una vez más. ¿Cómo una madre, un padre, puede aceptar que su hijo inocente esté encarcelado? ¿Y durante tantos años? ¿Para qué? ¿Quién sale ganando?

Es brutal la indefension que sentimos cuando vemos que en este proceso judicial ha dado igual el haber llegado al lugar de los hechos después de lo ocurrido, el no haber estado presente, o el haber probrado que aún estando en el bar, no se participó en los hechos. ¿Dónde está la verdad? En la sentencia desde luego no. Las pruebas presentadas contradicen la versión oficial.

Quitan terrorismo y odio pero añaden “discriminación ideológica” para agravar intensamente las penas.. ¿Discriminación quién a quién? ¿Os acordais cuando en el juicio el fiscal dijo: “si esto hubiera ocurrido en Córdoba no estaríamos aquí”? ¿Se puede imputar terrorismo a unas personas simplemente por su código postal? ¿En este caso no ha habido una clara banalización del significado de terrorismo? Terrorismo es el que sufren tantas mujeres en esta sociedad patriarcal.

Y ahora, cuando no han sido acusados por terrorismo: ¿Cómo se va a poder restituir la dignidad de estos jóvenes tratados como terroristas por los medios? ¿Incluso cuando han sido comparados con la Manada? ¿Quién se hará responsable de tanto dolor y de las consecuencias?

¿Todos estamos viendo las señales de aviso, verdad? Porque a todos nos preocupa. Hoy es Alsasua, y también, entre otras injusticias, Nahuel, o el caso de la CDR catalana Tamara de Villadecans, un pueblo convertido en su propia cárcel. Mañana puede ser Berlanga en Badajoz o cualquier otro pueblo. Por eso os agradecemos que hoy también os acordeís de Alsasua.

Nada es imprescindible, excepto la verdad. Seguiremos caminando.

13 de abril, 2019
Altsasu Gurasoak

#Altsasu #AltsasukoakASKE
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2019/04/Altsasu-Gurasoak-Iruña-lqs.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2019/04/Altsasu-Gurasoak-Iruña-lqs-150x150.jpgLQSomosLos Otros y YoNewsletter 03Redacción LQSomosRepública de RepúblicasAltsasu gurasoak,Barrio de Carabanchel,Encuentro republicano,Injusticia,Prepotencia,solidaridadRedacción. LQS. Abril 2019 Nada es imprescindible, excepto la verdad. Seguiremos caminando Este sábado en el tradicional cocido republicano de Carabanchel, pretexto perfecto para encontramos l@s republicanos madrilñ@s, dos cartas cargadas de solidaridad y fraternidad han sido leídas, una del colectivo de padres y madres Altsasu Gurasoak, la otra del preso...Cultura Libre, Comunicación Libre