Juicio y multas por una denuncia de Hogar Social Madrid contra militantes madrileñ@s

Redacción. LQS. Abril 2019

Estas últimas denuncias se suman así a un largo historial de sanciones, juicios, detenciones, criminalización, etc que se vienen desarrollando con especial intensidad en Madrid contra la militancia republicana, antifascista e internacionalista

El “macro-sumario general” contra el movimiento antifascista y republicano madrileño sigue sumando capítulos. Siete personas nos enfrentamos a un juicio por amenazas y a una multa por la Ley Mordaza por desenmascarar a miembros del grupo de extrema derecha Hogar Social Madrid, que con la complacencia de la Policía Nacional, pretendían reventar la movilización del pasado 16 de marzo: “No hay democracia sin derecho a decidir. Autodeterminación no es delito”, en la que participamos decenas de miles de personas. Est@s siete compañer@s formábamos parte del servicio de orden, coordinado por las entidades convocantes madrileñas y catalanas para garantizar el desarrollo y buen trascurso de la manifestación, e incluso una de nosotras intervino en el acto de cierre de la manifestación y era una de las personas que comunicó a Delegacion del Gobierno la convocatoria de la misma.

La Brigada Provincial de Madrid llamó a sus dependencias durante los días siguientes a la líderesa de “Hogar Social Madrid – Ramiro Ledesma” para proceder a denunciar a estas siete personas. Según el informe de la propia Brigada, el grupúsculo fascista HSM es una “asociación cultural-vecinal” y, por lo visto, digna de toda credibilidad. La estrecha colaboración entre los diversos grupos fascistas (no olvidemos que el HSM durante más de un año ocupó un edificio justo enfrente del Ministerio del Interior), las Fuerzas de Seguridad del Estado y un importante sector de la Judicatura, es una característica congénita de este Estado-Cloaca; sin embargo, en los últimos tiempos se puede apreciar cómo la maquinaria funciona cada vez con mayor sintonía para reprimir y desgastar el avance del movimiento popular.
Esta alianza de sectores afectos a una salida por la extrema derecha a la crisis del Régimen, en la que está a la cabeza y dirección el PP, se ve ahora reforzada con otras expresiones electorales de cierto éxito, como es el caso de Vox, azuzadas descaradamente desde el poder mediático.

Estas últimas denuncias se suman así a un largo historial de sanciones, juicios, detenciones, criminalización, etc que se vienen desarrollando con especial intensidad en Madrid contra la militancia republicana, antifascista e internacionalista; los casos son tantos que sirven para establecer un patrón preciso en el modus operandi y evidenciar su finalidad.

Pero desde luego que el Régimen del 78 con su “policía patriótica” y sus jueces afines, ni tampoco con sus tontos útiles -las bandas fascistas-, detendrán el avance de los proyectos republicanos y los procesos constituyentes en el conjunto de pueblos del Estado.

Nos vemos el 21 de mayo en los juzgados de Plaza Castilla.
Frente al régimen monárquico y su represión, solidaridad.
¡No Pasarán! ¡Venceremos!

Número cuenta para aportaciones solidarias: ES78 2100 2124 6101 0041 3024

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Sin techo. La otra cara electoral

Redacción. LQS. Abril 2019

Personas sin techo acampan en el Paseo del Prado para pedir a los partidos medidas que acaben con el sinhogarismo

Medio centenar de personas llevan desde el 16 de abril acampadas en el Paseo del Prado para exigir a los partidos políticos que cumplan la Constitución y garanticen «vivienda y trabajo digno» a todas las personas. La acampada reivindicativa se sitúa frente al Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para exigir a las administraciones y partidos políticos su compromiso para desplegar medidas efectivas que acaben con este fenómeno. Para ello, han desplegado casi una veintena de tiendas de campaña y diversas pancartas y carteles con el lema ‘El Gobierno viola la Constitución’ para hacer visible su situación en campaña electoral para que se cumplan los artículos de la Constitución, que reconoce el derecho a la vivienda o el trabajo digno.

A través de estos carteles, apuntan a que hay más de 32.000 personas sin techo, que el 65 por ciento tienen estudios de Secundaria y que el 15,4 por ciento son jubilados. Aparte, apuntan que el 47 por ciento de las personas en situación de calle han sufrido agresiones. Según sus estimaciones, hay más de 32.000 personas sin techo, de los que el 65 por ciento tienen estudios de Secundaria y que el 15,4 por ciento son jubilados. También denuncian que el 47 por ciento de las personas que viven en la calle han sufrido agresiones.

Miguel, uno de los portavoces del colectivo, ha explicado que durante estos días de protesta han recibido varias tiendas de campaña, mantas y comida de personas que se acercan a interesarse por su estado y ofrecerles su apoyo. También ha relatado que han elegido precisamente situar su acampada frente al Ministerio de Sanidad para hacer hincapié la situación de «desamparo» que, en su opinión, sufren y exigir un compromiso por parte de la administración para tomar iniciativas «definitivas» que permitan acabar con el sinhogarismo.

“No tenemos derecho a la intimidad porque nos tenemos que cambiar en la calle, tampoco a nuestra integridad física porque estamos expuestos a agresiones o enfermedades por vivir en la calle. Son derechos al máximo nivel y no se puede dejar a la gente en la calle sin apoyo»

También ha subrayado que pernoctan al raso personas mayores que «agonizan» en las calles o con enfermedad mental:

«La degradación de la salud en la calle es una tortura y en un Estado de Derecho no se puede permitir. No gastan dinero para protegernos»

Otra voz es la de Javier, con discapacidad reconocida, que vive en la calle porque su pensión «no le da» para estar en una pensión. «Somos personas normales, no hemos nacido en una cloaca». «Cuando vives en la calle sufres mucho, tiene que atajarse ya porque no se puede vivir en la calle», comenta un compañero suyo que está esperando obtener la Renta Mínima de Inserción.

Otro de los acampañados ha señalado que no es una persona sin techo pero sí se considera en situación de exclusión social debido al trabajo «precario» y «temporal» que solo es capaz de conseguir. Cuando el dinero no le da para pagar una pensión o una habitación, recurre a amigos y allegados hasta que vuelve a lograr ingresos.

A ellos se ha sumado Andrés, para quien esta acampada es sobre todo una «reivindicación política» con la que aspiran a mostrar la situación de «emergencia social» porque las personas sin techo «están como invisibles». Agradece las ayudas de organizaciones caritativas y ONGs, pero entiende que es una acción «caritativa» que no resuelve el «círculo vicioso» que es el sinhogarimo, al incidir también en que los recursos asistenciales, como comedores o roperos sociales, están «desbordados».

«Los gobiernos, las comunidades y los ayuntamientos tienen el deber de dar una vivienda digna, un trabajo digno y una protección social a las personas. Lo demás es caritativo, tienen que cumplir la ley (en referencia a la Constitución) y están obligados a ello, más aún cuando hay miles de viviendas vacías propiedad de los bancos que venden a los fondos buitre para hacer negocio. Es una situación de estafa», ha remachado.

En plena recta final de campaña electoral, antes de las elecciones de este domingo 28, los acampados buscan provocar el debate y dar a conocer su situación: el problema de las personas sin techo. L@s acampad@s son conscientes de que uno más de los problemas es su estigmatización, “la barrera” social que les pone la ciudadanía.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Cárceles del exterminio: otra presa muerta más

Redacción. LQS. Abril 2019

No puede ser que las competencias sanitarias de ninguna persona dependan del Ministerio de Interior, que prioriza la vigilancia y la seguridad del Estado sobre la atención sanitaria de las personas

Clic sobre la imagen para verla completa

Una presa, que había llegado a la cárcel de Villahierro, en Mansilla de las Mulas, León, procedente de otro centro penitenciario hace aproximadamente diez días, falleció el pasado sábado cuando estaba siendo ayudada a realizar sus labores de aseo.
La interna se sintió indispuesta y pese a la asistencia de los facultativos del centro y de los esfuerzos por tratar de conseguir su recuperación, no se pudo hacer nada por salvar su vida. La fallecida tenía serios problemas de movilidad para realizar sus actividades diarias… ¿actividades? de supervivencia en una cárcel, castigo añadido a la inmovilidad.

La autopsia determinará la causa de su muerte, todo apunta a un posible fallo cardíaco. Este nuevo fallecimiento viene a seguir alargando la larga lista de fallecimiento en las prisiones españolas, con un promedio de una muerte cada dos días.
Así se afirma en los datos recogidos por juristas, familiares y grupos de apoyo a personas presas: en los últimos cuatro meses (del 1 de diciembre de 2018 al 1 de abril de 2019) al menos 64 personas han perdido la vida en centros penitenciarios del estado español.
Suicidios, sobredosis, SIDA, agresiones, accidentes o pendientes de clasificar, una tétrica estadística para hablar de personas.

Os dejamos el enlace del articulo (en catalán) publicado en La Directa: Una mort cada dos dies als centres penitenciaris

Y en este otro el mismo articulo traducido al castellano por Tokata.info: Una muerte cada dos días en las cárceles del estado español

#SolidaridadEntreIguales #ApoyoMutuo #AbajoLosMuros

Contra el exterminio carcelario: Campaña por Carmen Badía Lachos

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Segunda edición del libro Cherid. Un sicario en las cloacas del estado

Redacción. LQS. Abril 2019

El interés del público confirma el ansia de conocimiento y de difusión del pasado traumático que vivió este país.

A primeros de mayo estará en las librerías la segunda edición del libro de Ana María Pascual y Teresa Rilo «Cherid. Un sicario en las cloacas del Estado». La primera, por lo que hemos podido ver, tuvo una buen acogida tanto por parte del público como en diversos medios de comunicación y en redes sociales

LoQueSomos: ¿Podrías hacernos un resumen de todo ello y una valoración de esta acogida?

Ana María Pascual: La valoración es muy positiva. El interés del público confirma el ansia de conocimiento y de difusión del pasado traumático que vivió este país. No es que exista una moda en estos momentos sobre la temática de la memoria histórica: es que hay hambre por esclarecer muchos de los episodios impunes de represión. Por eso, creo que el libro Cherid. Un sicario en las cloacas del Estado está siendo tan bien acogido. Con los compañeros de la prensa, la promoción del libro va de maravilla. Les gusta mucho. Tan solo hemos tenido un problema, que ya está solventado, y fue el error que publicó Iñaki Egaña en Gara hace unos días. Afirmó que era un libro de encargo de la viuda de Cherid y que me había contratado para dar forma a las memorias de su marido. Esto es absolutamente falso y GARA ya ha rectificado. Es un libro de investigación periodística que yo le propuse a Teresa Rilo, al conocer su extraordinaria historia. A partir de su experiencia al lado del sicario Cherid y de otros mercenarios que participaron en la guerra sucia, con los que ella misma convivió, el libro explora aquellos años negros de violencia parapolicial, de asesinatos ordenados por los servicios secretos españoles.

LoQueSomos: En cuanto al público lector y las presentaciones ya realizadas, ¿qué te ha resultado de más interés, qué preguntas os han hecho, qué preocupaciones han expresado los lectores respecto a lo que se cuenta en el libro de las cloacas del estado?

Ana María Pascual: Lo que me ha llegado por parte de los lectores es su asombro porque esta parte de la historia de las cloacas del Estado, como es la creación del Batallón Vasco Español y la continuidad después del terrorismo de Estado con los GAL, haya estado tanto tiempo oculta, salvo honrosas excepciones en el pasado por parte de algunos periodistas. Me dicen algunos lectores que agradecen en el libro la abundancia de datos que capítulo a capítulo van quedando contextualizados hasta llegar a un final donde se entiende la conexión y complicidad de todos los personajes que dirigieron y participaron en la guerra sucia. También me indican que Teresa Rilo, viuda de Cherid, ha sido muy valiente al decidirse a contar su experiencia. Algunos se compadecen, otros piensan que se mereció el sufrimiento por haberse casado con un mercenario…

LoQueSomos: ¿Alguna reacción en medios políticos?

Ana María Pascual: Han sido numerosos los medios de comunicación que se han hecho eco de la publicación de este libro. Echamos en falta a la prensa vasca y también a algún político o política que plantee, al menos, pedir explicaciones de los atentados terroristas ordenados por los gobiernos de la UCD y del PSOE contra ciudadanos vascos y a los exmiembros de la cúpula policial y de la Guardia Civil que podrían aclarar más de un caso sin resolver. Por ejemplo, el de Eduardo Moreno Bergaretxe, Pertur, cuyos restos aún no han sido localizados. Miembros de esos comandos del Batallón Vasco Español siguen vivos y localizados.

LoQueSomos: ¿Os veremos pronto presentado esta nueva edición?

Ana María Pascual: Sí. La presentaremos en la Librería Muga, de Vallecas, el próximo 9 de mayo a las 19,30 horas. Además, para celebrar la Noche de los Libros, el viernes 26 estaremos en la jornada de Autoras del Garaje (Garaje Ediciones), junto con escritoras muy interesantes, en la Fundación Anselmo Lorenzo (FAL),de Madrid, en Peñuelas 41 también a las 19,30.

Diálogos con Ana María Pascual: Cherid. Un sicario en las cloacas del Estado
CHERID. Un sicario en las cloacas del Estado

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Diálogos con Paqui Maqueda

Redacción. LQS. Abril 2019

Hemos conversado con Paqui Maqueda, autora de “La cuerda”, un relato donde va dando voz a un grupo de personas que caminan un amanecer entre olivares, algunas de ellas, unidas por una cuerda, enfrentan sus últimos momentos de vida. Serán ajusticiadas, sin juicio previo, por el simple hecho de pensar de forma diferente a sus ejecutores. Un trabajo ambientado en la guerra civil.

LoQueSomos: La cuerda es un viaje al interior de 10 personajes que van camino de la muerte, unos como víctimas y otros como asesinos. En un viaje a la muerte, en apenas unos instantes, da tiempo a repasar toda una vida, a tratar de explicarse las razones por las que uno ha llegado a ese punto. Y nadie se engaña, ¿no es así?

Paqui Maqueda: La verdad es que cuando escribí cada personaje intenté ponerme en la piel y en el corazón (más que en la cabeza) de cada uno de los personajes, sobre todo de los que van a ser asesinados. Quise trasmitir en esas voces las sensaciones y emociones que debe sentir una persona cuando sabe que llega la hora de su muerte y más cuando es consciente plenamente de que esa muerte es cruel y llena de sin sentido. Supongo que cuando sabes que ése es tu ultimo camino te agarras a aquellos recuerdos que te tocan el corazón, vas despidiéndote de la vida a través de la mano, de la mirada, en definitiva del camino recorrido con aquellas personas amadas a las que ya no volverás a ver. Por eso nadie se engaña, porque en esos momentos sale lo que verdaderamente has sido, lo que has dejado sembrado.
Solo el miliciano se despide de la vida con esa eterna letanía de maldiciones dirigida a los que se la quitan, sin pensar en nadie concretamente, solo desde la rabia que supone dejar la vida con tantas cosas pendientes de terminar.
Con los dos falangistas que acompañan la cuerda he querido hacer algo similar: explicar sus execrables actos desde la barriga, desde la venganza y la rabia contra el mundo que les puso en situaciones que ninguno de los dos han aceptado. Los dos se rebelan contra sus semejantes, los dos deciden acabar con ellos, como si las personas a las que cada noche asesinan fueran la causa de sus males. Asesinarlos es la solución a tanto dolor acumulado y ninguno de los dos son capaces de enfrentar ese dolor de otra manera que no sea aniquilando y provocando más dolor.
El sacerdote es un personaje sumiso, que está convencido de la labor asignada por su Dios, pero aun así siente dudas y dolor, no comprende a los que acompaña en ese último viaje y en el fondo siente admiración por ellos. Admira al miliciano, que convencido de sus ideas lo desafía, estableciéndose un duelo entre ambos: diría que cada uno va rezando una oración en el sentido de que cada cual va agarrado a su credo.
Y el señorito intenta justificarse, si, desde la soberbia que aun hoy caracteriza a los franquistas. Eso es lo que me interesaba de este personaje: ese orgullo que parece aún tienen pegado a la piel y que les hace creerse victoriosos a pesar del tiempo y de que la verdad de lo acontecido ya es un clamor en cada pueblo, poniendo a cada uno en su sitio.

LQS: Todas las voces de tus personajes se hablan y nos hablan durante ese fatídico recorrido por un olivar, al amanecer, camino del fusilamiento. Excepto uno: el señorito, que habla en tiempo contemporáneo al nuestro y habla a su nieto, tratando inútilmente de justificarse. Es un puente entre los crímenes franquistas, el presente y el futuro. ¿Es el hilo y la esperanza de la memoria histórica recuperada?

PM: Sin duda. Este libro está lleno de guiños, tantos personales como políticos. El personaje del señorito (el abuelo Ramón) nace después de que el nieto de un represor me preguntara si yo podía confirmarle lo que un libro recién publicado en su pueblo decía de la participación en la represión de su abuelo. Se me quedó impregnada la mirada de súplica de un chaval de 16 años que comenzaba a sentir hacia el abuelo sentimientos contradictorios. Pensé reflejar de algún modo la inquietud del nieto y unirla con el movimiento de recuperación de memoria histórica, llena de nietos y bisnietos pero dándole la vuelta: nosotros preguntamos por los asesinados, este nieto, confuso y dolorido también, preguntar por el abuelo que estaba al otro lado, en el bando sublevado, que colaboró con la masacre de sus vecinos y señalaba el camino. Para nosotros no es fácil vivir con esa verdad (y lo digo por propia experiencia)en el corazón pero…y para ellos?.

LQS: El escenario es un pequeño pueblo andaluz. Seguramente en el mundo rural la represión y la exclusión de los perdedores, los republicanos, habrá sido más oscura y más brutal, y el miedo más angustioso. ¿Está viva hoy la reivindicación de la memoria histórica en el ámbito rural? ¿Queda aún mucho miedo y silencio en nuestros pueblos?

PM: La represión en el ámbito rural tuvo unas dimensiones trágicas desconocidas aun hoy, y no solo por las consecuencias en la convivencia del los vecinos del pueblo, sino en la transmisión generacional de ese dolor, muy vivo y presente hoy. Familias enfrentadas, vecinos divididos, asesinos y represores cruzándose día a día con los familiares de las víctimas que debían bajar la cabeza y seguir su camino. Muerte y humillación que de alguna manera se trasmite y se hereda generación tras generación.
En los pueblos, sobre todo los más pequeños, se respira miedo y mucho silencio. Más del que pensamos aquellos que nos dedicamos a difundir la memoria y no vivimos en el ámbito rural. Hace poco estuve presentando mi libro y el documental “El silencio de otros” en un pueblo pequeño de Extremadura y me dejó helada el debate posterior. Había muchos familiares presentes y las intervenciones estaban llenas de dolor por lo ocurrido, de rabia por las personas asesinadas y de impotencia porque después de tantos años, ellos han tenido que amoldarse a una sociedad en la que aun las familias están marcadas como rojas, estigmatizadas como hijos de los vencidos y los vencedores en cambio gozan de beneficios y de un papel preponderante en la vida del pueblo.
Mucho de este dolor e impotencia se canaliza a través de los colectivos y asociaciones de memoria histórica, que han ofrecido a los familiares instrumentos de organización y lucha que transforman ese dolor y mitigan sus devastadoras consecuencias.

LQS: ¿En La cuerda hay personajes reales, hay memoria personal tuya? ¿Es pura ficción?

PM: No, no es pura ficción, hay hechos reales ficcionados por mí. Hay varios personajes reales: el alcalde es Cayetano Roldán, el que fue alcalde de San Fernando, Cádiz. Es mi pequeño homenaje a aquellas corporaciones locales que dieron el paso de estar en las instituciones y que lo pagaron tan caro tras el golpe. Otros personajes reales son Ana Lineros, la niña de Pavón y su asesino, Andrés. Es una historia muy cruel que siempre se ha guardado en la memoria colectiva de los pueblos de la sierra sur de Sevilla. Yo quería que la muerte de Ana fuese recordada más aun, incluyendo su historia en mi relato y que con ella fuese recordado, como no, su asesino.
Y efectivamente en el libro hay memoria personal mía, hay como dije antes, guiños a mi familia y a mi vida. El personaje del padre es un recuerdo a mi bisabuelo Juan Rodríguez Tirado, asesinado en mi pueblo tras el golpe de estado. Y los niños de los que se despide la maestra en su último camino llevan el nombre de mis hermanos, a los que me une el amor y el compromiso en la búsqueda de un mundo mejor. También el nombre de mis padres, modelos para mí de honradez y alegría, dos actitudes fundamentales que intento tener presente en mi vida.

LQS: Mucho de lo que se ha escrito sobre la guerra civil, la postguerra interminable y el franquismo presenta aquellos hechos desgajados del presente, como añejos, neblinosos y remotos, como un círculo ya cerrado por el tiempo. ¿Crees que se ha escrito demasiado, suficiente, o todavía falta mucho de buena literatura por hacer en torno a ese tema?

PM: Esa pregunta la contesta perfectamente el bueno de Isaac Rosa que ha tenido a bien escribir el prólogo del libro, maravilloso y cautivador, que explica muy bien la necesidad de estos relatos, sobre todo en el ámbito local.
El pacto de silencio acontecido tras la transición española tenía el objetivo de presentar los hechos como parte un pasado lejano, lleno de neblina. El movimiento de memoria histórica ha tenido el acierto de explicar que ese pasado hay que conocerlo porque nos sitúa en el presente y nos lanza la futuro. La frase “Porque fueron, somos. Porque somos, serán” explica perfectamente la necesidad de conocer, de escribir y de transmitir estas historia. Porque sin duda con ellas hacemos futuro

LQS: Como activista a favor de la memoria histórica en Andalucía, ¿crees que La cuerda puede ser una contribución a la Verdad, Justicia y Reparación?

PM: Por supuesto. De hecho, ya lo está haciendo. El libro es un magnifico cauce no solo para conocer los hechos sino para debatir sobre la necesidad de cerrar heridas y reparar a las víctimas. En ese sentido, me siento muy orgullosa de haberlo escrito y de que se haya convertido en un instrumento de rebeldía contra el silencio impuesto por los poderosos de este país y en un homenaje a las víctimas y sus familiares.

LQS: Has hecho ya muchas presentaciones en distintos puntos de Andalucía, ¿cuál ha sido la respuesta que han encontrado tu relato y tu esfuerzo personal?

PM: El libro se presentó por primera vez en Sevilla el 14 de diciembre de 2018 y desde entonces lo hemos presentado tres veces más en mi ciudad. El hecho de que me sigan llamando de colectivos memorialistas, de ayuntamientos y librerías de muchas partes del estado para realizar presentaciones es una señal del hambre de MEMORIA que tiene este país. En mis presentaciones muchas veces digo que a mi libro le han salido patas y que va caminando ya solito por la vida…desde diciembre he presentado el libro en 11 ocasiones y tengo dos propuestas para hacer de él obras de teatro. La primera edición del libro se agotó en apenas dos meses y vamos por la segunda reedición.
Mi esfuerzo personal está más que colmado por la cálida acogida del libro. La gente que lo lee llora con las historias desgranas en él, a muchos le remueven las entrañas pero a la vez les llenan de ternura y les hace comprender la necesidad de recuperar esas voces, de reconocerlas y honrarlas.

LQS: ¿Cómo está ahora el trabajo de memoria histórica en Andalucía? ¿Hizo algo el PSOE en sus décadas de gobierno? ¿Ha hecho algo el nuevo gobierno de tripartito? ¿Se ha hecho más difícil la situación?

PM: El PSOE ha dejado en la comunidad andaluza muchos deberes sin hacer: más de 50.000 víctimas en 700 fosas comunes diseminadas por nuestra tierra hablan por sí solas. No son necesarios más argumentos para llenar de vergüenza al gobierno socialista que durante más de 36 años ha gobernado de forma ininterrumpida Andalucía. En este sentido, sería necesaria una autocrítica por parte del aparato de este partido y bajo mi punto de vista, sobran las lamentaciones ante las amenazas de la ultraderecha que ahora nos gobierna.
Estamos a la espera de que comiencen a dar los primeros pasos en relación a la memoria histórica. No ahor, época electoral, en la que no les convienen gestos radicales y contundentes. Esperamos que tras las elecciones la situación se ponga peor y aunque ya han comenzado las agresiones (nos han llamado buscahuesos), aún no han puesto en marcha política públicas que limiten la actual Ley de MH, vigente aun, y la cambien por la Ley de Concordia, ya anunciada.

LQS: ¿Qué esperas de los lectores de La cuerda?

PM: Que lean estas historias con amor y como un acto de rebeldía.
Que difundan el libro y que hablen de cada víctima,
que hagan suya la maestra y la niña de Pavón,
el miliciano y el camarada,
el alcalde y el padre.
Que solo así sus nombres
no serán borrados de la historia.

Me gustaría dejaros un poema que ha escrito un chico joven después de leer La cuerda.

Por el olor a jazmines
de su pelo
en sueños,

Por todos los padres
que acariciaron un sueño
junto a sus hijos,

Por todas las flores
con nombres
de niños,
Por todas
y cada una
de las maldiciones
de cada uno
de los ultimo amaneceres,

Por todas las novias
que antes son compañeras
que novia

Por todas las hijos
que no llegaron
a conocer
los colores del mundo

Por todos los nietos
Que con piernas
temblorosas
se enfrentaron
a sus abuelos

Mila esker,
Por estas
Diez armaduras
Contra el horror.

Iker Moreno

La cuerda

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

“De tanto mirar para otro lado se le rompió el cuello al mundo”

Redacción. LQS. Abril 2019

Hoy, 23 de abril, se cumplen 44 días desde que Carmen Badía Lachos, presa en Zuera, iniciara una huelga de hambre indefinida exigiendo su inmediata puesta en libertad por padecer gravísimos problemas de salud: tres cánceres, enferma del corazón, con dolencias en un riñón… Desde entonces ha perdido más de 15 kg, el nivel de glucosa lo tiene en mínimos y su debilidad extrema nos hace temer por su vida.

Nosot@s afirmamos que el régimen penitenciario es ilegal y criminal. Ilegal porque se pasa por el forro las propias normas por las que dice regirse, en el caso que nos ocupa, los artículos 104.4 y 196 del Reglamento Penitenciario. Según el primero:

“Los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables, según informe médico, con independencia de las variables intervinientes en el proceso de clasificación, podrán ser clasificados en tercer grado por razones humanitarias y de dignidad personal, atendiendo a la dificultad para delinquir y a su escasa peligrosidad”.

Conforme al segundo:

“Se elevará al Juez de Vigilancia el expediente de libertad condicional de los penados enfermos muy graves con padecimientos incurables (…)”.

Es criminal porque condena a estas personas, por las que dice velar, a una muerte segura. Carmen se pasa prácticamente las 24 horas del día encerrada en una celda del módulo de enfermería, a pesar de estar en segundo grado, sin visitas médicas, sin un control periódico y adecuado de sus dolencias. Hace poco tiempo que le han asignado ayuda para hacer las tareas más básicas como el aseo personal, la limpieza de la celda, los desplazamientos en silla de ruedas…

Sumémosle la retención del correo, las trabas para ir al economato, los partes arbitrarios, el maltrato físico por parte de un carcelero…

Carmen ha tomado una terrible decisión. Dado que las opciones son, o morirse en la cárcel o morir entre los suyos, ha optado por la dignidad y luchará hasta el final.

Día 24 de abril con concentraciones en Madrid y Zaragoza a las doce de la mañana, en el primer caso frente a Instituciones Penitenciarias, en el segundo frente al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

– El titulo de esta nota es una frase del poemario “Dispájaro”, de Rubén Tejerina

Adhesiones a la petición de excarcelación, clic aquí

Contra el exterminio carcelario: Campaña por Carmen Badía Lachos

#CárcelDeZuera #Zaragoza #SolidaridadEntreIguales #ApoyoMutuo #AbajoLosMuros

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

149 años: Vladímir Ilich Uliánov “Lenin”

Redacción. LQS. Abril. 2019

Tal que un 22 de abril de 1870, nacía Vladímir Ilich Uliánov, nosotras conmemoramos estos gozosos 149 años del nacimiento de Lenin con la lectura de este poema que le dedicó Nicolás Guillén

A Lenin

¿Sabes tú que la mano poderosa
que deshizo un imperio, también era
suave como la rosa?
La mano poderosa
¿sabes tú de quién era?

¿Sabes tú que la voz de agua encendida,
terrestre impulso en que se ahogó tu dueño,
cantó siempre a la vida?
De esa voz encendida,
¿sabes tú quién fue dueño?

¿Sabes tú que aquel viento que bramaba
como un toro nocturno, también era
onda que acariciaba?
El viento que bramaba
¿sabes tú de quién era?

¿Y sabes tú que el rojo manto,
de duras flechas implacable dueño,
secó Nevas de llanto?
Del sol de rojo manto
¿sabes tú quién fue dueño?

Te hablo de Lenin, tempestad y abrigo.
Lenin siembra contigo,
¡oh campesino de arrugado ceño!
Lenin canta contigo,
¡oh cuello puro sin dogal ni dueño!
¡Oh pueblo que venciste a tu enemigo,
Lenin está contigo,
como un día familiar simple y risueño,
día a día en la fabrica y el trigo,
uno y diverso universal amigo,
de hierro y lirio, de volcán y sueño!

Nicolás Guillén
(Camagüey, 10 de julio de 1902 – La Habana, 16 de julio de 1989)

La espía roja (Red Joan)

Redacción- LQS. Abril 2019

La Película está inspirada en la vida de Melita Norwood, considerada la espía británica más importante del KGB. Agente doble apodada ‘Hola’, fue acusada de compartir secretos nucleares británicos con la Unión Soviética cuando trabajada en la Asociación Británica de Metales No Ferrosos

Joan Stanley, la protagonista de La Espía Roja (Red Joan), no es más que un alter ego… no es más que un personaje inspirado en la vida de una mujer real que pasó desapercibida durante casi toda su existencia: Melita Norwood.

Pasó desapercibida hasta que en 1999, durante una investigación llevada a cabo por el catedrático de la Universidad de Cambridge Christopher Andrew, apareció el nombre en clave de “Hola” entre varios archivos clasificados de la KGB. Tras ese nombre en clave estaba el suyo, el de una simpática anciana que a sus 87 años fue públicamente descubierta como uno de los principales nexos británicos con Moscú durante la Guerra Fría.

En 1937, cuando tenía 25, Melita comenzó a trabajar como secretaria de la Asociación Británica de Metales No-Ferrosos en Londres, una tapadera bajo la cual los británicos desarrollaron sus experimentos en materia nuclear. Tras la II Guerra Mundial el equipo comenzó a comprobar con preocupación cómo sus avances y los de los soviéticos llegaban a la par. Melita era la culpable, pero jamás levantó ningún tipo de sospecha.

Había tomado la decisión de compartir los documentos secretos que pasaban por sus manos con los rusos “para ayudar a impedir la derrota de un nuevo sistema que había, a un alto coste, dado a la gente de a pie alimentos y precios que podían permitirse, ofreciéndoles educación y un servicio de salud». Así lo explicó ella misma ante el mundo en una improvisada rueda de prensa en el jardín de su casa de Bexleyhead, al sur de Inglaterra. Había guardado celosamente su secreto durante más de 40 años.

Para interpretar al personaje de Joan Stanley en La Espía Roja (Red Joan), Judi Dench, en su vejez, y Sophie Cookson, en su juventud, se han metido en la piel de la mujer que evitó con sus actos (sean estos criticados o no) un nuevo desastre nuclear poco después del fin de la más cruenta guerra de la historia de la humanidad. Descubrir a esta figura histórica ha llevado a las dos actrices a lanzar varias preguntas al aire:

Si para hacer algo bueno debes hacer algo malo… quizá esté bien.

La espía roja (Red Joan) está dirigida por el británico Trevor Nunn, (ganador del premio Olivier y el premio Tony, director de la representación teatral de Los miserables o Noche de Reyes), a partir de un guion de Lindsay Shapero (Royal Wives at War, Enid) que adapta la novela homónima de Jennie Rooney. La oscarizada Judi Dench (Skyfall, Shakespeare in Love) da vida a la anciana ex espía y la prometedora Sophie Cookson (Gypsy, Kingsman: Servicio Secreto) a Joan en su juventud.

Sinopsis

Joan Stanley (Judi Dench) es una encantadora anciana que jamás ha levantado ningún tipo de sospecha… hasta que una mañana agentes del MI5 llaman a su puerta para llevársela detenida. Ha salido a la luz uno de los mayores casos de espionaje del KGB y Joan es una de las sospechosas.
Durante el interrogatorio Joan vuelve a los años 30, cuando estudiaba Física en Cambridge y se enamoró de un joven comunista, Leo Galich (Tom Hughes), el mismo que tiempo después, durante la II Guerra Mundial, le puso ante una difícil encrucijada: elegir entre traicionar a su país o salvar al mundo de una catástrofe nuclear.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Muere el dramaturgo Juan Antonio Hormigón

Redacción. LQS. Abril 2019

Durante más de cincuenta años estuvo relacionado con la escena, realizó una ingente labor investigadora y docente, plasmada en decenas de publicaciones

Licenciado en Medicina por la Universidad de Zaragoza en 1965, tras dos años de ejercer como médico, Juan Antonio Hormigón se dedicó de forma íntegra a la actividad teatral, que ya practicaba desde 1962 como director del teatro Universitario de Zaragoza.

Nos deja un legado impagable en el ámbito profesional, académico y político-cultural

Director de escena, escritor, dramaturgo, pedagogo teatral, catedrático jubilado de Dirección de Escena de la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid.
El año 1982 participó en la creación de la Asociación de Directores de Escena en la que, tres años más tarde, fundó su revista -ADE Teatro- que sigue publicándose. Su trabajo fue reconocido a ambos lados del Atlántico, organizando numerosos encuentros y congresos sobre materias escénicas.

Autor de varias obras teatrales: ‘Judith contra Holofernes’ (1973), ‘Excluida del Paraíso’ (1991), ‘Esto es amor y lo demás…’ y ‘Batalla en la
Residencia’ (1992), ‘A la sombra de las luces’ (1993), ‘Comienzo de la era del hierro’ (1994), ‘¿Qué hizo Nora cuando se marchó?’ (1994) y ‘Una comida particular’ (2011).

Siempre comprometido con la realidad: en la imagen participando en una concentración de protesta por el caso de los “titiriteros”. Foto de Aitana Galán

También ha desarrollado una gran labor en el campo de la investigación teatral, sus tres volúmenes sobre Valle Inclán o los siete volúmenes sobre autoras y directoras en la historia del teatro español son brillantes trabajos de investigación: ‘Teatro, realismo y cultura de masas’ (1974); ‘Trabajo dramatúrgico y puesta en escena’ (1991, 2002); ‘Autoras en la Historia del Teatro Español’ (1500-2000) (1996 y 2001); ‘Directoras en la Historia del Teatro Español’ (1550-2002) (2003-2005); ‘El legado de Brecht’ (2012),  ‘Valle-Inclán: Cronología, Escritos dispersos, Epistolario’ (1987), ‘Quimera, cántico, busca y rebusca de Valle-Inclán’ (1989), ‘Valle-Inclán: Biografia cronológica y epistolario’ (2006-2007)…

En 2009 publicó su novela ‘Un otoño en Venecia’

Juan Antonio Hormigón nació el 10 de octubre de 1943 en Zaragoza. Ha muerto en Madrid el 15 de abril de 2019.

In memoriam

Artículos de revistas, Colaboraciones en obras colectivas, Libros

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Carta de Oriol Junqueras a l@s republicanos madrileñ@s

Redacción. LQS. Abril 2019

Hoy, como ayer, creo que la República simboliza y aglutina a todas las gentes con voluntad transformadora, a la inmensa mayoría de los demócratas y en buena medida a la izquierda

Este sábado en el tradicional cocido republicano de Carabanchel, pretexto perfecto para encontramos l@s republicanos madrilñ@s, dos cartas cargadas de solidaridad y fraternidad han sido leídas, una del preso político y presidente de Esquerra Republicana de Catalunya, la otra del colectivo de padres y madres Altsasu Gurasoak.

Oriol Junqueras en su carta describe un acertado repaso a la historia reciente del republicanismo español y el papel tan importante jugado siempre desde Cataluña. no podía ser menos viniendo de un historiador y de un político comprometido con su mandato.

La solidaridad es la ternura de los pueblos, nos recordó para siempre la poetisa nicaragüense Gioconda Belli.

Gracias de verdad, ha sido emocionantes hoy estas palabras leidas en el corazón del madrileño barrio de Carabanchel…

Compañeros republicanos y republicanas,

Gentes de Madrid. Siempre he dicho que soy republicano. Para nadie puede ser una sorpresa. El partido que presido se llama Esquerra Republicana de Catalunya y nosotros sí seguimos teniendo apego, tal vez ahora más que nunca, a lo que significan y a la tradición histórica que representamos. Digo que nosotros sí porque resulta muy evidente que el grueso de la izquierda española, por lo menos la que representa buena parte del PSOE, es monárquica hasta la médula. Eso es respetable, por supuesto. Aunque no por eso nos vamos a resignar, para nada. La República es nuestra meta. Y no lo digo como expresión romántica. Lo escribo con convicción, con voluntad de hacer todo lo democráticamente posible para lograr recuperar una forma de estado que a mi parecer se ajusta muchísimo mejor a lo que demanda y necesita Catalunya y, si esa es la voluntad de sus gentes, también para España.

Hay una crisis de valores, evidente, a la que la izquierda tradicional tiene dificultades para dar respuesta. Y de eso se aprovecha la derecha, una derecha que en España ha mantenido una correa de transmisión con unas ideologías totalitarias que apoyaron incondicionalmente las dictaduras de Primo de Rivera y Francisco Franco, feroces dictaduras nacionalistas. Se ha visto en Andalucía, con la irrupción de VOX, una extrema derecha sin complejos que convive con una derecha extrema con tintes del Siglo XX español, en el que la democracia llegó tarde y por la puerta de atrás. Si a eso le añadimos que amplios sectores del PSOE se asemejan como dos gotas de agua a lo que dicen y hacen esas derechas, poco debería extrañar el desasosiego y el desconcierto del electorado de izquierdas.

La conciencia de clase de antaño hoy aparece más vaporosa. En este contexto, el republicanismo como concepto clásico emerge como un valor a la alza en una escala de valores tan deteriorada. Hoy, el republicanismo, cobra fuerza como sinónimo de un despertar de conciencias aletargadas. Toda vez que vivimos en un Reino, una forma de estado tan legítima como cualquier otra, pero que en España viene lastrada por un vicio de origen, perfectamente conocido por sus carencias democráticas gestadas en una transición que sólo fue modélica para aquellos que deseaban legitimar la Ley de Sucesión franquista, cuya autoría es notoria y cuya voluntad rotunda fue dar continuidad, en un contexto de modernización, a 40 años de franquismo. Y al olvido de todo aquello que reseña tan concienzudamente Paul Preston en ‘El holocausto español’.

Esquerra Republicana nació para la República y con la República. Catalana, sí. Pero dispuestos a tender todos los lazos de fraternidad, cuantos más mejor, con toda España. De hecho, Francesc Macià, proclamó el 14 de abril de 1931, tras ganar ERC holgadamente las elecciones, la República Catalana ‘estado integrante de la Federación Ibérica’ según el texto que leyó ese día.

Esa Esquerra Republicana me atrae. No por esa Declaración en concreto. Me atrae por su capacidad de interpretar la izquierda y de integrar un sinfín de tradiciones políticas y de convivir con contradicciones. Por ejemplo, muchísimas de sus bases (y de sus dirigentes) eran profundamente católicos y a su vez estaban afiliados a la CNT, sindicato que fue mayoritario en Catalunya. En esas elecciones, pocos recuerdan que ERC concurrió aliada con la Unió Socialista de Catalunya. Y que sus dos principales dirigentes eren la síntesis de tradiciones dispares. Macià fue un militar de carrera y había sido miembro de la Lliga Catalana Regionalista. El president Lluís Companys, capturado por la Gestapo y fusilado por Franco, era un abogado laboralista y provenía del sindicalismo. La fundación de ERC fue el resultado de la confluencia de muchas y diversas sensibilidades, no todas independentistas, ni mucho menos. Y sí todas profundamente republicanas. Desde el humanismo cristiano, que siempre me ha inspirado, a las corrientes libertarias y socialistas tan arraigadas en Catalunya.

Hoy, como ayer, creo que la República simboliza y aglutina a todas las gentes con voluntad transformadora, a la inmensa mayoría de los demócratas y en buena medida a la izquierda, por lo menos en Catalunya. La República es hoy, de nuevo, un ideal que entronca con los mejores valores de la ilustración: fraternidad, igualdad y libertad. Altero el orden tradicional de esos valores porqué creo que hoy más que nunca nuestra aspiración es una sociedad parar vivir y convivir, todos, ante los intentos del peor nacionalismo que encarna la derecha española que pretende resquebrajar la convivencia, fracturando la sociedad.

Seguimos y seguiremos, siempre. Por eso suelo decir que soy demócrata y republicano y que ‘estoy’ independentista. Porqué este debe ser un estado transitorio mientras que luego seguiré siendo siempre demócrata y republicano por este orden. Al final, como dice mi buen amigo Domingo Alfonso, hijo de Huelva, ‘los catalanes nacemos donde nos da la gana y vamos a ser lo que nos de la gana’.

Un abrazo, amigos y amigas

13 de abril, 2019
Oriol Junqueras i Vies

#DecidimosRepública #14AbrilRepúblicaSí #LlibertatPresosPoliticsiExiliats #VaDeLlibertat #RepúblicaCatalana
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb