El fútbol tecno-oligarca

Por José Luis Lanao*. LQSomos.

Llevan negando que sean feudo neoliberales desde la guardería…

El 8 de abril de 2021, los trabajadores de la planta estadounidense de Amazon en Bessemer, Alabama, decidieron en las urnas no afiliarse a ningún sindicato. Optaron por aferrarse a sus empleos líquidos, renunciando de manera explícita a la protección de un marco de relaciones laborales más sólido. Stuart Applebaum, líder sindical, expresó que los trabajadores no pudieron decidir con libertad: “fueron víctimas de una campaña de mentiras, extorsión, manipulaciones, y amenazas” por parte de la multinacional. Ni siquiera el mensaje de apoyo enviado por el presidente Biden consiguió disuadirlos: “La opción de organizarse en defensa de sus intereses es un derecho que no puede negarse a ningún trabajador. Tienen mi apoyo, y deben saber que están protegidos por la ley de Protección del Derecho de Organización que he enviado al Congreso”, expresó el mandatario. Cuando uno entra en Amazon o en Facebook sales del capitalismo clásico y entras en un capitalismo de vigilancia, con gente muy amable, muy agradable, pero con una psicopatía de síndrome de Tourette monopólico de manual. “Esto no es capitalismo, esto es tecno feudalismo. Un feudalismo de alta tecnología. La competencia no existe. No ha habido nunca en la historia un amo del imperio con semejante poder de dominación”, expresaba el ex ministro griego de economía, Yanis Varoufakis.

Aunque no interesemos expresamente, interesa que participemos del circuito de control global, que al compartir lo que hacemos la rueda gire, dejemos rastros, huellas, y datos para pronosticarnos, y alimentar un bazar virtual de la atención que convierte en necesario lo innecesario, y desnude un mercado testorescente de pulgares que no necesitas, pero que crees necesitar. Los gigantes tecnológicos codician miradas absortas para subastarlas en un frenético mercado de la atención. Así, el lugar que antes ocupaba Dios hoy lo ocupa tu celular. Es tu conciencia. Lo sabe todo de ti. Te controla, te desnuda. Es tu delator, y va a testificar en tu contra si un día caes en manos de la justicia. Puede que llegue un día en el que debamos desconectarnos definitivamente de este “mundo” que navega por el universo con semejante gallinero a cuesta.

El acrónimo FAAMG (Faceboox-Amazon-Apple-Microsoft-Google) alcanzaba este año una valoración bursátil de 7 billones de dólares. El PIB del Reino Unido, Francia, Italia y España juntos. Es como si a uno le faltara el aire en esta insolencia de la riqueza extrema. Una realidad no imaginada en este eclipse de utopías.

Hoy Amazon se quiere nutrir del extravagante mercado del fútbol internacional. Acaba de alcanzar un acuerdo de participación con BeIN Media Group, el grupo qatarí dedicado a la retransmisión de eventos deportivos. El gigante de la distribución se ha adueñado de un pellizco de los derechos audiovisuales de la Premier League, y sus ambiciones empresariales no se detienen ahí. El portal británico Sport Inteligence Reference sostiene que el operador de contenidos está detrás de la compra de un club de fútbol. Su deseo es consolidar una posición de privilegio en una futurista Superliga de clubs europeos. Detrás de la operación se encuentra el texano Thomas Dan Friedkin, dueño de Gulf States Toyota Distributors y del A.S. Roma, amigo personal de Jeff Bezos y de Andy Jassy, actual CEO de Amazon. Quieren un bocado de la pieza. Una pieza de 45.000 millones de dólares.

Algo de la vida verdadera ha devenido en falso, al tiempo que la vida falsa se ha vuelto más y más verdadera. Marcelo Bielsa lo adelantó con sus declaraciones: “Me da mucha tristeza como se está deteriorando el fútbol”, expresó. Si el capitalismo de vigilancia, tecno-oligarca, termina por imponer su modelo viviremos una extraña combinación de hiperconectividad y fútbol cautivo. Es de suponer que los Jassy, Zuckerberg, Gates, Page, Cook, Bezos, desean un fútbol despolitizado. Llevan negando que sean feudo neoliberales desde la guardería.

* Ex jugador del Club Atlético Vélez Sarsfield, campeón Mundial Juvenil 1979 con Argentina. Nota original del diario argentino Página 12
Otras notas del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar