Honduras: ataques a periodistas, una herencia del golpe

Ataques a periodistas es una herencia del golpe, dice relator para Libertad de Expresión de Naciones Unidas.Entrevista con Frank La Rue. Alarmante deterioro de la libertad de expresión y los derechos humanos.

Después del golpe de Estado de junio de 2009, Honduras se ha convertido en uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. Suman 16 los periodistas asesinados desde 2010 y ninguno de estos delitos ha sido esclarecido. Sobre esta preocupante situación y la persistente violación a los derechos humanos, Sirel conversó en exclusiva con Frank La Rue, relator para la Libertad de Expresión de Naciones Unidas.

-¿A qué se debe su presencia en Honduras?
-En mi calidad de relator de Libertad de Expresión de Naciones Unidas me interesa el tema de la violencia contra periodistas. En este momento Honduras tiene uno de los índices más alto en el mundo en proporción a la población y el segundo en América Latina, después de México. He expresado mi preocupación por esta situación y creo que es un fenómeno que hay que detener.

-¿Qué es lo que más le preocupa?
-La impunidad. Si bien no podemos denunciar a los culpables de los asesinatos, ni deducir responsabilidades individuales o del Estado, es responsabilidad del Estado investigar cada caso, encontrar a los responsables y procesarlos. Esto no lo estoy viendo, y el Estado está manifestando una clara negligencia en romper la impunidad.

-¿Qué efectos genera la impunidad?
-Genera más violencia. Cada caso de violencia contra un periodista que no se investiga es una invitación a cumplir más delitos. Son 16 los periodistas asesinados desde el golpe de Estado y esto es inaceptable en cualquier parte del mundo. Se trata de un atentado contra la prensa, pero también contra el pueblo hondureño, que tiene el derecho a ser informado.

-¿Comó ve la situación en Honduras?
-El país está pasando por un momento de transición. Un golpe de Estado es un retroceso democrático, polariza la sociedad y exacerba a la extrema derecha paramilitar que quiere tomar el control del país. Ahora la sociedad tiene que recomponerse para salir adelante.

Creo que el acceso a la información, el derecho a establecer la verdad de los hechos y conocer quiénes fueron los responsables, es un tema fundamental para una futura reconciliación.

-¿Existe una relación directa entre el golpe de Estado y la persecución contra periodistas?
-Claro que sí. Honduras no tenía una trayectoria de violencia contra periodistas en años recientes. Atentados, cierre de medios y asesinatos de periodistas son fenómenos que empezaron desde el golpe de Estado.

-Todavía hay sectores de la sociedad y hasta poderes del Estado que dicen que no fue un golpe de Estado…
-Si hay un derrocamiento de un Presidente por medio de militares y la instalación de otro gobierno, es un golpe de Estado.

-Porfirio Lobo está considerando la posibilidad de fusionar los Ministerios de Defensa y Seguridad. ¿Cuál es su opinión?
-Me parece un absurdo y en ningún país del mundo debería suceder.

-¿Le preocupa el velo de silencio que cubre a Honduras? Parece que aquí ya no pasa nada…
-Creo que la comunidad internacional siempre busca el camino más fácil y se acomoda a las circunstancias. Todo el mundo condenó el golpe, pero después de las elecciones lo más fácil fue olvidarse de ello. No se están viendo cuáles son las condiciones que hay que ponerle a Honduras para que recupere su estatus en la comunidad internacional. Es importante que regrese, pero reconociendo lo que pasó y estableciendo políticas para corregir el curso.

-No sólo violencia contra medios, sino también violación de los Derechos Humanos y la criminalización de la protesta social. En el Bajo Aguán han asesinado a 40 campesinos organizados después del golpe…
-Es una situación muy difícil. Y me preocupa sobremanera que el presidente Porfirio Lobo diga que hay quienes quieren especializarse en desacreditar al país a nivel internacional con denuncias de Derechos Humanos.

Es inaceptable. Ningún Presidente debería entender el trabajo de Derechos Humanos como un desprestigio internacional al país. Defender los Derechos Humanos implica denunciar las violaciones y esperamos que un gobierno democrático reconozca sus responsabilidades. Es un mal precedente, porque la democracia se construye a partir del ejercicio de los Derechos Humanos.

-¿Cuál es su propuesta?
-Voy a solicitar a Cancillería que me invite oficialmente para hacer un recorrido por Honduras, calificar la situación de la libertad de expresión en el país y hacer un informe al Consejo de Derechos Humanos de la ONU.

* Rel-UITA

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar