La espía roja (Red Joan)

Redacción- LQS. Abril 2019

La Película está inspirada en la vida de Melita Norwood, considerada la espía británica más importante del KGB. Agente doble apodada ‘Hola’, fue acusada de compartir secretos nucleares británicos con la Unión Soviética cuando trabajada en la Asociación Británica de Metales No Ferrosos

Joan Stanley, la protagonista de La Espía Roja (Red Joan), no es más que un alter ego… no es más que un personaje inspirado en la vida de una mujer real que pasó desapercibida durante casi toda su existencia: Melita Norwood.

Pasó desapercibida hasta que en 1999, durante una investigación llevada a cabo por el catedrático de la Universidad de Cambridge Christopher Andrew, apareció el nombre en clave de “Hola” entre varios archivos clasificados de la KGB. Tras ese nombre en clave estaba el suyo, el de una simpática anciana que a sus 87 años fue públicamente descubierta como uno de los principales nexos británicos con Moscú durante la Guerra Fría.

En 1937, cuando tenía 25, Melita comenzó a trabajar como secretaria de la Asociación Británica de Metales No-Ferrosos en Londres, una tapadera bajo la cual los británicos desarrollaron sus experimentos en materia nuclear. Tras la II Guerra Mundial el equipo comenzó a comprobar con preocupación cómo sus avances y los de los soviéticos llegaban a la par. Melita era la culpable, pero jamás levantó ningún tipo de sospecha.

Había tomado la decisión de compartir los documentos secretos que pasaban por sus manos con los rusos “para ayudar a impedir la derrota de un nuevo sistema que había, a un alto coste, dado a la gente de a pie alimentos y precios que podían permitirse, ofreciéndoles educación y un servicio de salud». Así lo explicó ella misma ante el mundo en una improvisada rueda de prensa en el jardín de su casa de Bexleyhead, al sur de Inglaterra. Había guardado celosamente su secreto durante más de 40 años.

Para interpretar al personaje de Joan Stanley en La Espía Roja (Red Joan), Judi Dench, en su vejez, y Sophie Cookson, en su juventud, se han metido en la piel de la mujer que evitó con sus actos (sean estos criticados o no) un nuevo desastre nuclear poco después del fin de la más cruenta guerra de la historia de la humanidad. Descubrir a esta figura histórica ha llevado a las dos actrices a lanzar varias preguntas al aire:

Si para hacer algo bueno debes hacer algo malo… quizá esté bien.

La espía roja (Red Joan) está dirigida por el británico Trevor Nunn, (ganador del premio Olivier y el premio Tony, director de la representación teatral de Los miserables o Noche de Reyes), a partir de un guion de Lindsay Shapero (Royal Wives at War, Enid) que adapta la novela homónima de Jennie Rooney. La oscarizada Judi Dench (Skyfall, Shakespeare in Love) da vida a la anciana ex espía y la prometedora Sophie Cookson (Gypsy, Kingsman: Servicio Secreto) a Joan en su juventud.

Sinopsis

Joan Stanley (Judi Dench) es una encantadora anciana que jamás ha levantado ningún tipo de sospecha… hasta que una mañana agentes del MI5 llaman a su puerta para llevársela detenida. Ha salido a la luz uno de los mayores casos de espionaje del KGB y Joan es una de las sospechosas.
Durante el interrogatorio Joan vuelve a los años 30, cuando estudiaba Física en Cambridge y se enamoró de un joven comunista, Leo Galich (Tom Hughes), el mismo que tiempo después, durante la II Guerra Mundial, le puso ante una difícil encrucijada: elegir entre traicionar a su país o salvar al mundo de una catástrofe nuclear.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Deja un comentario