Proyecto Mina Muga ¿Hay alguien al control?

Iñaki AlRui*. LQS. Septiembre 2020

La Plataforma Unitaria contra las Minas de Potasa en la Bal d´Onsella y la Sierra del Perdón ha vuelto a solicitar que el Proyecto Mina Muga sea sometido a información y participación pública

Entre Navarra y Aragón se esta urdiendo un proyecto, Mina Muga, que sería la mayor explotación minera bajo tierra de España (1.700 hectáreas con galerías de hasta 600 metros de profundidad) y la tercera de todo el sector (1)… Solo que estaría a tan solo un kilómetro y medio del pantano de Yesa, el mayor embalse del Pirineo.

Urdir: Pensar y preparar con cautela algo, generalmente un plan o intriga (Def. RAE).

Me remito a la definición de “urdir” para expresar la poca claridad que hay sobre este plan, empezando por la empresa que gestiona este proyecto, dedicada a vivir de la especulación financiera a través de fondos de inversión: Highfield Resources, con su filial Geoalcali al frente del proyecto navarro-aragonés.

Muga está ubicado a unos 50 km de Pamplona y en la mina predomina el mineral de potasa denominado silvinita, utilizada para fines industriales como el reciclaje de aluminio, la galvanoplastia de metales o los fluidos de perforación de petróleo, y también en la producción de fertilizantes, perfumes, producto para fotografía, fuegos artificiales o adobes.

Lo que llama la atención de este proyecto es que tanto el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), como la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y el Instituto Geográfico Nacional (IGN) han emitido informes desfavorables, denunciando la ausencia de evaluación específica de las interacciones que podría tener la explotación minera con las obras hidráulicas de la zona, entre otras el embalse de Yesa.

El embalse de Yesa siempre ha sido polémico, desde su creación, ahora está siendo recrecido de 446 a 1.079 hectómetros cúbicos, una ampliación que lo llevará a ser el más grande del Pirineo y cuya seguridad lleva años provocando encendidas polémicas… cargadas de razón. La Declaración de Impacto Ambiental de la nueva presa confirmó en 2010 que se apoya sobre una falla y desde finales de 2012 hay constancia de que la ladera derecha (4) registra leves movimientos.

Por otro lado, existen más problemas tal como se menciona en el artículo publicado por el colectivo Baztarre (2):

“Hasta en cuatro ocasiones la empresa ha tenido oportunidad de redactar el proyecto que en ningún caso resuelve los siguientes problemas detectados, entre otros…
– Gran cantidad de residuos: 4 millones de toneladas anuales, que quedarán almacenados en una gran montaña y que la empresa pretende reducir mediante un proceso con poco fundamento técnico de backfilling (3).
– La contaminación salina de cauces y acuíferos.
– Un aumento de la sismicidad: el caso de la sismicidad del entorno de la falla de Loiti, localizada inmediatamente al norte del yacimiento, ha sido interpretado como origen de la crisis de la canal de Berdún de los años 20, por lo que su estudio detallado es imprescindible para el proyecto y la estabilidad de la zona, pero sobre todo por su afección al embalse de Yesa y los deslizamientos que se han producido en sus dos laderas.
– Una desmedida carga de transporte, cifrada anualmente en 102.500 camiones pesados en las carreteras hasta el puerto de Bilbao, puesto que no se ha conseguido transporte por ferrocarril.
– Excesivo consumo de agua, casi 1 Hm3 anual (819.784 m3 en concreto): equivalente al suministro de una ciudad de 165.000 habitantes.”

Y por si fuera poco, las diferentes administraciones: el gobierno central y los autonómicos de Navarra y Aragón, de las que depende otorgar los permisos, han consentido a la empresa posteriores cambios muy importantes sobre el proyecto original. A todo esto hay que añadir que la ley minera actual (5) es preconstitucional y no garantiza el respeto a la Naturaleza ni tiene en cuenta la seguridad, poniendo por delante la actividad minera y económica. Respecto a la protección del medio ambiente, el que haya tres administraciones implicadas sorprendentemente es otro problema más. Lo normal es pensar que serán más garantistas en el respeto y compatibilidad con el medio ambiente, pero según la Plataforma Unitaria contra las Minas de Potasa “parece ser que la multiplicación de evaluadores termina siendo una delegación de responsabilidades”.
¿Cómo se va a poder valorar el proyecto de reacondicionamiento minero si no se ha mostrado el proyecto de explotación? ¿Cómo puede la Declaración de Impacto Ambiental pasar por alto todas las interacciones con Yesa o dejarlas para más adelante?

Este proyecto, cada vez más consolidado, afectará a los municipios navarros de Sangüesa, Javier y Undués de Lerda, y a las comarcas aragonesas de las Cinco Villas y Jacetania. Y ¡atención!, es el primero de otros quince proyectos planteados en Navarra y Huesca para extraer potasa.
El canto de sirenas de la Fundación Geoalcali es la promesa de crear hasta unos ochocientos puestos de trabajo, promesa habitual en estos proyectos opacos, una forma rápida de ganarse el beneplácito de las poblaciones circundantes. La necesidad de puestos de trabajo de este país obliga a cerrar los ojos a much@s vecin@s, aunque la realidad después sea siempre muy lejana a la cifras prometidas, y tenemos el reciente ejemplo del macro matadero de Binéfar, en el que se han creado poco más del 50% de los puestos de trabajo prometidos en la zona y con una condiciones laborales penosas, y a ese matadero hay que sumar el tremendo impacto negativo en los medios de vida tradicionales de la zona.
Mina Muga, como la mayoría de los proyectos mineros, se cobrará un precio muy alto: el impacto medioambiental, el futuro del territorio y la herencia que quedará para las futuras generaciones. Hay que valorar todos los aspectos de proyectos como éste, no solo la dudosa promesa de creación de empleo.

De momento, la Plataforma Unitaria contra las Minas de Potasa en la Bal d´Onsella y la Sierra del Perdón ha solicitado el archivo definitivo del Proyecto Mina Muga. Además, solicitan que “para evitar estos problemas en el futuro, se articule una Evaluación Ambiental Estratégica que permita conocer las expectativas reales de desarrollo de la región y determine la incompatibilidad de estos proyectos especulativos”.

Fiebre minera

La tramitación de los permisos para Geoalcali está coincidiendo con un momento de insólito movimiento de intenciones mineras en el estado español:
– La angloaustraliana Apollo Minerals quiere reabrir, seis décadas después, la mina de wolframio y oro de Aurenere, en el Pirineo de Lleida.
– La australiana Berkeley impulsa una mina de uranio en Retortillo (Salamanca)
– La chipriota Atalaya trata de reabrir la mina de cobre de Touro (A Coruña) mientras sigue extrayendo ese mineral en Río Tinto.

La ilusión extractivista neoliberal consiste en una clara devastación de la naturaleza. Nos encontramos en plena crisis climática y ambiental, y el momento para decidir qué futuro queremos para nuestro planeta es ahora. Más vale que lo hagamos pronto porque, hasta la fecha, nuestra civilización sigue fracasando estrepitosamente.

Notas:
1.- Sus 1.742 hectáreas de galerías previstas son superadas por las 3.000 hectáreas de la sevillana de Cobre Las Cruces y las casi 2.000 hectáreas de la sevillana de Río Tinto, estas dos minas están a cielo abierto.
2.- Nuevo capítulo en Mina Muga
3.- El proceso de rellenar con material los huecos creados en los trabajos de minería (Backfill). Los tipos de material de relleno y los procesos son muchos, pero normalmente se utiliza una mezcla de ligantes, agua de procesado y agregados que van desde roca, conglomerado, grava y arena de cantera hasta residuos del procesamiento de material.
4.- Las laderas del mayor pantano del Pirineo llevan tres años moviéndose
5.- Ley 22/1973, de 21 de julio, de Minas

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar