Reboiras. Acción e corazón

Iñaki Alrui. LQS. Mayo 2021

La dictadura fue genocida hasta el último momento y correr delante de los grises es lo que vivió “Moncho”: ser asesinado a tiros por la espalda (tiros al aire, decían entonces). Una generación que no aceptaba el pactismo político que ya se cocinaba por Europa y al calor de la embajada de Estados Unidos, una generación rupturista que se enfrentó y miró cara a cara al régimen

Xosé Ramón Reboiras Noia es parte de la historia antifranquista de este país. Una lucha que tuvo muchos frentes, formas y lugares, pero un objetivo claro y único: la Libertad.

Sin embargo, a la mayoría de lectores su nombre no les dirá nada, es también parte del relato callado, una inmensa noche negra que sigue cubriendo la memoria colectiva de nuestra reciente historia.

Reboiras. Acción e corazón es un documental, con secuencias recreadas, que se estrenó el pandémico año 2020, precisamente un 12 de agosto, el mismo día que en 1975 fue asesinado por la dictadura Xosé Ramón Reboiras Noia. Conocido en el entorno disidente como “Moncho” Reboiras, fue asesinado a tiros por la espalda, tras una persecución policial en Ferrol; tenía 25 años y era un activo miembro de la Unión do Povo Galego (UPG), organizador y dinamizador en todos los frentes de la sociedad gallega: cultural, sindical, político. Fue uno de los artífices principales de que la UPG tuviera presencia en muchos espacios. También impulsor y fundador del primer sindicato de clase gallego, el Sindicato Obreiro Galego, fruto de las movilizaciones obreras que se iniciaron en el 72 en toda Galicia. Comprometido en su militancia, juicioso, reflexivo y asumiendo lo que era enfrentarse, y de manera tan desigual, al franquismo criminal.

El trabajo del equipo del documental, encabezado por el director Alberte Mera, recupera para todes esta histórica figura del pueblo gallego, y lo hacen con mucha dignidad, con la verdad por delante, de manera directa pero con mucha pedagogía para situarnos en el contexto y la época.

Veintinueve testigos directos dan vida a la memoria oral que va desde el propio hermano a compañeras y compañeros de militancia, para construir el relato necesario, el relato robado y ocultado, cuando no manipulado. Sus voces nos sitúan más cerca de la Verdad, la Justicia y la Reparación con la narración coral, en primera persona, todas y todos implicados en primera línea con la militancia, la lucha, la Libertad.

Reboiras inició su militancia en la Unión do Povo Galego en el año 1969, pertenece a una de las generaciones más olvidadas de la lucha contra la dictadura, aquella generación de jóvenes que cogió el relevo de la resistencia antifranquista, que siempre existió, para mantener una fuerte lucha en los años setenta. Miles de jóvenes se enfrentaban a la ultima década del franquismo, esa que algunos todavía dicen que era de apertura, de turismo y fiesta, de «dictablanda», cuando nos cuentan aquello de corríamos delante de los grises… La dictadura fue genocida hasta el último momento y correr delante de los grises es lo que vivió “Moncho”: ser asesinado a tiros por la espalda (tiros al aire, decían entonces). Una generación que no aceptaba el pactismo político que ya se cocinaba por Europa y al calor de la embajada de Estados Unidos, una generación rupturista que se enfrentó y miró cara a cara al régimen. El régimen que mataba por repartir octavillas, participar en una manifestación, el régimen… El año anterior fue ejecutado Puig Antich, y ese mismo año 75, en que el dictador moriría en cama, en septiembre fusilaba a tres militantes del FRAP: Ramón García Sanz, José Luis Sánchez-Bravo Solla y Xosé Humberto Baena Alonso, los dos últimos gallegos y curtidos en las luchas obreras de la tierra, más los dos militantes de ETA p-m, Juan Paredes Manot “Txiki” y Ángel Otaegui. Muerte de principio a fin.

El 12 de agosto de 2009, en virtud de la Ley de la Memoria Histórica, la gestión política y la reivindicación popular, Xosé Ramón Reboiras Noia era declarado oficialmente víctima de la dictadura franquista. Todos los aniversarios de su muerte fue recordado, tanto por su compañeras y compañeros de la UPG, como por otras fuerzas políticas y sociales.

Gracias al documental y a la labor de la memoria histórica, “Moncho” se hace presente entre nosotros mediante un narración del pasado que es también construcción de futuro. Vayan a verlo, aparte de bien hecho ¡emociona!.

* Poder ver el documental en una sala es otra batalla, para quienes estén por Madrid, todavía queda la oportunidad de verla, solo una sesión para este sábado 15 de mayo, en el Artistic Metropol.  Se puede seguir el recorrido de la cinta en la web del documental: https://reboiras.gal/ Y esperamos que pronto se pueda ver en alguna Plataforma.
** La producción gallega empuja, y muy bien, con su cine documental, visionar Reboiras. Acción e corazón, ha sido todo un placer cinematográfico por su proceso de narración, que intercala testimonios con escenas recreadas. Un documental perfectamente elaborado de principio a fin.
Y hablando de producción documental gallega, aprovechamos para volver a recomendar Nación , otro largometraje de no ficción realizado en Galicia, que nos llevó al Olimpo del cine.

Más artículos del autor. Miembro del Colectivo LoQueSomos. En Twitter: @IkaiAlo

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar