Recuperem Marivent – Recuperemos Marivent

Redacción*. LQS. Agosto 2020

Creada en Baleares una asociación que pretende la devolución del Palacio de Marivent. La asociación ‘ Recuperem Marivent tiene como finalidad principal que el Palau vuelva a ser de uso y disfrute de la ciudadanía de Baleares

Otra clásica cacicada antidemocrática realizada en la dictadura

«Como es bien sabido, el Palacio fue dado por el mecenas y pintor Ioannes Saridakis (1) al pueblo de Mallorca a su muerte, y con posterioridad la Diputación de las Islas Baleares, violando la letra y el espíritu de la generosa donación, va expropiar a la ciudadanía el palacio y los terrenos
adyacentes. Esto, para el uso y disfrute con carácter de exclusividad para la casa real», explicaron desde la asociación.

Existen registros gráficos de la entrada del Palau en los que aparece el rótulo ‘Museo Saridakis’, a juicio de la Asociación se produjo en años en que, por la proximidad al periodo franquista, era fácil decidir en contra de los intereses de la ciudadanía, «un real e injustificable expolio».

“Marivent terminó con el nomadismo estival de la Familia Real, las estancias en los hoteles de la isla y las visitas a las residen¬cias de la familia de doña Sofía en Londres y a la de los Condes de Barcelona en Estoril. El entonces jefe de la Casa del Príncipe, el mallorquín marqués de Mondéjar, convenció a la Diputación para que les cedieran la masía de la bahía. El aristócrata georgiano Zourab Tchokotua, amigo del Rey desde que coincidieran en el internado de Friburgo, remató la operación recurriendo a las in¬fluencias de su suegro Pedro Salas, ex presidente de la Diputación, adinerado empresario y prohombre del franquismo. Llegó el acuerdo y con él, los problemas. La viuda del artista griego Juan de Saridakis, Anunciación Marconi, había cedido Marivent a la Diputación ocho años atrás con la condición de que lo abriera al público como museo para exhibir mil trescientas obras de arte de diversas épocas, una biblioteca de dos mil volúmenes y un centenar de muebles de distintos estilos. El obsequio a la Familia Real se impondría al altruismo del arte y el pensamiento. No había forma de compaginar la seguridad con las visitas. ¿Ciudadanos contem¬plando arte o pendientes del despacho del príncipe Juan Carlos?. Las instituciones preferían el orgullo monárquico al coleccionismo de un artista”. (2)

Los herederos del magnate, a la vista del incumplimiento de las disposiciones testamentarias fueron litigaron contra la Diputación, y se llegó a un acuerdo extrajudicial para compensarlos mediante la entrega del rico patrimonio artístico que el edificio contenía. Todo ello, a espaldas de la ciudadanía de las Islas Baleares, que fue mero invitado de piedra ante estos tejemanejes.
En Baleares se produjo una situación curiosa, según manifiestan desde la asociación, mientras que en numerosísimos países en los que palacios que habían sido histórica propiedad de la realeza pasaron a ser disfrutados por el pueblo, fundamentalmente como museos, aquí tuvo lugar el fenómeno contrario, en el sentido que palacios que eran del pueblo pasaron a ser de disfrute exclusivo de la monarquía.

“En 1978, Juan Carlos Hermann, hijo de Anunciación Marconi y heredero de Saridakis, renunció a la propiedad del palacio mientras lo utilizara el Jefe de Estado, pero dos años después reclamó la titularidad de los bienes. Era un hecho irrefutable que no formaban parte de un centro capaz de ofrecer ‘servicios culturales y de enseñanza y adiestramiento artístico complementario’ como estipulaba el acuerdo original. El conflicto llegó al Tribunal Supremo, que lo resolvió en 1988 a favor del heredero. Un desahucio sonrojante lanzó la colección de arte, los libros, el mobiliario y el ajuar fuera de los muros de su casa. La Familia Real sólo tuvo que recurrir a los fondos de Patrimonio Nacional para redecorar el hueco del último deseo de Saridakis, del que hoy sólo queda el nombre de la calle que sube desde la isleta del policía de la sombrilla hasta Los Pullman”. (2)

En los años recientes se ha permitido que una parte del jardín pueda ser visitado por la ciudadanía en determinados periodos, pero esto no supone en modo un disfrute real para la gente, y no es más que un lavado de cara «absolutamente insatisfactoria». Por otra parte, las desmesuradas cantidades (un millón de euros al año para el mantenimiento del palacio) que el pueblo de las Islas soporta, no revierte en su beneficio, remarca la asociación.

Así, la nueva asociación considera que, para la brevedad de las estancias de la familia real que actualmente tiene lugar, carece de objeto que un bien tan preciado y que tan buen servicio podría prestar a la sociedad se encuentre expropiado. «Teniendo en cuenta la tendencia a abreviar sus estancias en la isla, la familia real dispone de un edificio adscrito al patrimonio nacional y que históricamente ha constituido una residencia real, como es el Palacio de la Almudaina, donde además, los monarcas en sus estancias en la isla podrían promover su tan necesaria faceta de proximidad a la sociedad, en estos tiempos de fuerte cuestionamiento de la institución, en lugar de recluirse en una torre de marfil alejada de aquellas personas a las que representan en la más alta magistratura del Estado»,destacaron.

“La Familia Real se encontró con un palacete levantado en 1925 por Saridakis en los límites de treinta y tres mil metros cua¬drados de terreno. La morada del artista se transformaría en una vivienda de familia numerosa. Con la venia y los fondos de la Diputación, empiezan las reformas. En unos meses, los albañiles convierten los porches en seis habitaciones y cuatro baños para los Infantes, mientras que la segunda y tercera planta se acondicionan para los Reyes e invitados… Días después de la aceptación por parte de los hoy Reyes de España, el 4 de agosto de 1973, dos aviones Mystere aterrizaron en la base aérea de Son Sant Joan”. (2)

La asociación recién creada tiene previsto contactar y establecer lazos con la sociedad gallega que está pugnando, incluso en instancias judiciales, por la devolución del Pazo de Meirás en Galicia (3), al considerar que existen nexos de unión y de coincidencia entre ambas situaciones. «Junto a actos de naturaleza cultural para dar a conocer el patrimonio que ha permanecido oculto a la sociedad a la que iba destinado, la asociación promoverá la revocación de los acuerdos que fueron expropiar del disfrute común del palacio. Para ello esperamos contar con un amplio apoyo por parte de la sociedad de las Islas», remarcaron.

Notas:
*.- Con información de dBalears.cat
1.- Ioannes Saridakis
2.- Veranos en Mallorca. Los estíos de glamour, mansiones, realeza y jet-set al descubierto. Un libro de Marcos Torío.
3.- Xunta pro Devolución do Pazo de Meirás

Illes Balears – LoQueSomos
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar