No a la mina de uranio, por un mundo rural vivo

Redacción. LQS. Enero 2018

No podemos dejar que los intereses y la especulación de unos pocos asolen nuestra tierra. La ciudadanía tiene derecho a conocer lo que esconde el proyecto de la empresa minera…

No queremos mina de uranio. Manifiéstate ¡Es nuestra tierra!

Los vecinos de Salamanca y provincia, como Castilla entera, vuelven a ser convocados por la Coordinadora No a la Mina para expresar, una vez más, el rechazo a la implantación de una mina de uranio en el entorno de Retortillo y Villavieja de Yeltes, una autentica aberración contra el entorno y sus habitantes, promovida por la empresa Berkeley y que cuenta con un fuerte rechazo en vecinal en todo Castilla y, sobre todo, principalmente de las zonas charras afectadas, tal y como ya se reflejó en todas las manifestaciones y actos de protesta contra esta imposición salvaje que supone la puesta en marcha de unas minas de uranio.

Para este próximo 24 de febrero, se celebrara una gran manifestación en la ciudad de Salamanca, como ‘colofón’ a una serie de iniciativas que se desarrollarán en estas semanas, tales como llevar a cabo contactos con partidos políticos, organizaciones sindicales y empresariales, y colectivos en general con el objetivo de implicarles en la oposición a la «barbarie» de un proyecto, según indican desde la Coordinadora, que tendrá «muchos más perjuicios que beneficios», y también en la celebración de varios actos informativos, que arrancaron el pasado jueves 25 y se realizaran durante este mes de febrero. Así lo hacían saber los portavoces de esta Coordinadora, Genara Moro, Felipe Yuste y Matías Mayordomo, formada por colectivos sociales y personas individuales.

10 años de producción en la mina = 1.000 años de destrucción ecológica

Este proyecto es un claro atentado contra la salud pública, con una mayor incidencia de cáncer de pulmón, leucemia, problemas respiratorios, mutaciones genéticas, etcétera. “Las muertes por cáncer serán más graves y tempranas en los trabajadores de la mina y en la población que viva cerca”, aseguran. También aseguran que habrá un impacto negativo sobre “dos sectores vitales para Salamanca”, ganadería y agricultura, el impacto medioambiental “irreparable para la fauna y flora de la zona” y la pérdida de los medios de vida de los habitantes de la zona.

También esta claro, desgraciadamente, que de prosperar este proyecto minero se perderían los empleos que genera el balneario de Retortillo, unos sesenta, debido a la imposibilidad de mantener en servicio esta explotación de aguas termales.

¡Hoy pasivos, mañana radiactivos!

#Ecocidio #NoALaMina #Retortillo #PesadillaEnSalamanca

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

La pesadilla en el campo charro continúa

Redacción*. LQSomos. Junio 2017

Escueta información, o nula. Diarios locales y el trabajo militante por redes sociales es la única manera de acceder a datos de la pesadilla que se vive en el campo charro, con el proyecto de explotación de una mina de uranio en el término municipal de Retortillo (Salamanca) por parte de la multinacional australiana Berkeley a través de su empresa matriz en España.

Decimos proyecto, aunque el daño y expolio ya se ha empezado (1). Lo único que es fácil de encontrar son las notas de prensa de Berkeley Minera España, que al estilo de todas las grandes empresas y multinacionales cuenta con potentes gabinetes de prensa (los llaman de “comunicación”) y por su puesto con el “parné” que compra y vende todo lo alcanzable.

Este pasado jueves 22, se podía leer una nota de prensa en “Tribuna de Salamanca”, donde una vez más la empresa especulativa busca hacerse un lavado de cara, y no hace ser falta un lumbreras para cuestionar el “buen rollismo” empresarial de estas notas, con lindezas como (en cursiva):

“… la explotación minera y el funcionamiento de la planta de tratamiento no tienen un impacto sobre la población por encima de los límites establecidos…»

¿Cuáles son los límites? ¿No debería ser el primer límite la consulta a las gentes del entorno, recoger su opinión, su derecho a decidir sobre el futuro de su tierra?

«…los árboles longevos que se están despejando sufren en la actualidad de una plaga de hongos que les impide crecer de manera que al ser reemplazados por árboles jóvenes y saludables, mejorarán el valor ecológico de la zona… «

Vaya, qué casualidad que han venido a salvarnos de una plaga… El legado de arboles centenarios es irremplazable, jamás se podrá ya reparar el daño realizado con la tala salvaje al patrimonio natural y humano que suponen estos bosques.

«…está siendo desarrollada con los más altos estándares internacionales para la protección del medio ambiente y sigue comprometida con la excelencia ambiental…»

Eso no existe, es una falacia. La minería a cielo abierto es incompatible con la defensa del medio ambiente. Es un “cáncer” para el hábitat donde se instala.

Pero la respuesta continúa, sigue la resistencia, y ésa es, será la base de la paralización total de este infame y destructivo proyecto:

El alcalde de Villavieja de Yeltes, Jorge Rodríguez, comparecía en una rueda de prensa a la cabeza de la plataforma de alcaldes contrarios al proyecto minero de uranio en Retortillo confirmando su más firme determinación para luchar contra el proyecto promovido por la empresa Berkeley. El alcalde señaló que son ya 27 los Ayuntamientos adheridos que solicitan a la Comisión Territorial de Urbanismo y Medio Ambiente de Salamanca que desestime la utilidad pública del proyecto.

“…somos los alcaldes y concejales de los municipios de la zona los que decimos NO A LA MINA, porque ellos se juegan unas migajas en comparación con nosotros, que nos jugamos nuestro pasado, presente y futuro, nuestro patrimonio y nuestros negocios por diez años de actividad minera. Sabemos que esta no es la solución a los problemas de la zona…”

La Plataforma espera que en próximas semanas se sumen más Ayuntamientos en contra del proyecto, una posición determinada en la que consideran que la mina dejará más cosas malas que buenas durante los diez años que dure el proyecto, algunas de ellas irreversibles, por lo que están dispuestos a llegar hasta el final para evitar la ejecución del proyecto.

Por otro lado, en el Parlamento Europeo, la eurodiputada del grupo Izquierda Unitaria Europea Marina Albiol, se refería al “Parecer” (informe emitido por la Comisión Europea) publicado el 21 de mayo de 2015, donde esa instancia recordaba que para la autorización del proyecto el inversor debería facilitar información sobre las fases superadas y su puesta en marcha.

El texto señala como fecha de inicio de la producción el año de 2017 y «todavía carece de los permisos necesarios», recordaba Marina Albiol a través de una nota informativa que difundía Izquierda Unida de Castilla y León.

La respuesta sigue… ¡No a la mina!

10 años de producción en la mina = 1.000 años de destrucción ecológica

#Ecocidio #NoALaMina #Retortillo #PesadillaEnSalamanca

Notas:
1.- Pesadilla en Salamanca: Stop uranio
* Con información de Stop Uranio Plataforma del Campo Charro, Salamanca Antinuclear, y Ecologistas en acción

@LQSomos

Pesadilla en Salamanca: Stop uranio

Redacción*. LQSomos. marzo 2017

¿Se puedan talar miles de encinas, y convertir en un erial un bosque centenario?

Según la información recientemente publicada, la fiscalía investiga a la empresa minera australiana Berkeley por delito ambiental, debido a la tala de encinas centenarias y la extracción de más de 25.000 m³ de suelo sin contar con los permisos oportunos.

Dos fiscalías distintas investigan la mina de uranio que la empresa Berkeley está abriendo en el oeste de Salamanca por un posible delito medioambiental. Una por la excavación de una gran balsa y la otra por la tala de centenares de encinas y su impacto en la Red Natura 2000 de protección ambiental.

La tala de encinas centenarias se está produciendo en la zona protegida Red Natura 2000, que además se encuentra incluida dentro del Plan de Recuperación de la Cigüeña Negra de Castilla y León, que en este momento se encuentra en periodo de cría, ocasionando por tanto un grave impacto ambiental sobre esta especie amenazada.

Estos árboles, que están siendo talados ante la pasividad de las administraciones, han sido respetados y queridos por muchas generaciones pasadas y son un símbolo del respeto que la población local tiene hacia su entorno. Además de suponer un patrimonio natural y humano de enorme importancia, con más de 200 años de antigüedad, proporcionando un medio de vida para los más de 200 ganaderos de razas autóctonas, como la vaca morocha.

Bajo el pretexto de una exploración geológica, la empresa minera inicia sin terminar los trámites necesarios la apertura de la que podría ser la única mina de uranio a cielo abierto de toda Europa.

Ecologistas en Acción han señalado que esta explotación no solo supone incrementar los riesgos de salud de las poblaciones cercanas, sino que además hipoteca el futuro del Campo Charro (Salamanca) por una explotación que no parece ser rentable.

En 2011, la firma australiana Berkeley Minera alcanzó un acuerdo de colaboración con el Ayuntamiento… que los miembros de Stop Uranio Plataforma del Campo Charro llevaron a los tribunales. Ante el Juzgado de Instrucción de Ciudad Rodrigo, acusó al ex alcalde firmante del pacto, Javier Santamartina, del PP, de “abusos en el ejercicio de su función”, y de cohecho a tres concejales. En su denuncia, los miembros de la plataforma sostienen que Javier Santamartina “procedió a una operación de recalificación y posterior venta a Berkeley Minera de unos terrenos familiares, concretamente de su madre, que le produjeron sustanciosos beneficios”.

Hoy está muy claro que la relación entre la empresa y los gobiernos locales también está bajo sospecha. Las diferentes fases del proyecto están marcadas por el convenio que firmaron la minera y los pueblos de Villavieja de Yeltes y Retortillo en 2011. Su objeto declarado era «conseguir el buen desarrollo de las actividades propias de la empresa Berkeley como de los municipios de forma que no se produzcan dilaciones administrativas innecesarias».

La mina de uranio de Retortillo será más grande que el casco antiguo de Salamanca

La empresa Berkeley tala encinas centenarias para proteger sus “derechos” mineros… ¿Y ahora qué?

Por otra parte desde “Salamanca Antinuclear” se critica la actitud de los partidos en torno a la mina de Uranio de Retortillo:

Desde Salamanca Antinuclear hemos observado hoy una maniobra orquestada, entre las empresas relacionadas con el sector nuclear y su órgano de expresión oficial, con la complicidad del ministro de energía para tranquilizar a los inversores de la mina de uranio de Retortillo.

Hemos intentado hablar con el señor Álvaro Nadal pero ha dispuesto un gran cordón policial a su alrededor para mantenernos bien lejos y después cuando algunas personas han accedido al lugar de la charla no han permitido la entrada.

Solo queríamos que escuchara nuestra versión de lo que está sucediendo e invitarle a visitar la zona para que conozca con sus propios ojos la masacre que se está cometiendo. También que vea como los concejales de su partido arrancan encinas sin tener los permisos para abrir la mina.

También nos gustaría tener una cita con el señor David Serrada, diputado del PSOE por Salamanca, para que nos explicara por qué apoya a Stop Uranio en el Congreso mientras sus tres concejales que gobiernan en Retortillo ponen toda clase de facilidades a Berkeley y se muestran defensores acérrimos del proyecto nuclear además de insultar a todo el que se opone en los plenos.

Al diputado de PODEMOS por Álava, Juantxo López Uralde, nos gustaría que aparte de dar ruedas de prensa y rodearse de políticos para captar votos, nos concediera un día de su tiempo y nos dejara enseñarle la zona y se enfrentara con nosotros al asesinato de encinas que presenciamos a diario.

Ciudadanos como siempre no sabemos qué piensa de verdad, ya que siempre dicen estar en contra de la vieja política y siempre la acaban apoyando y aquí en Salamanca no se han pronunciado. Todavía están a tiempo. Si quieren un paseo por la zona y someterse a nuestras preguntas son bien recibidos.

Todos dicen que buscan el bien ciudadano, pero lo que buscan son votos y dinero. Les ofrecemos un paseo por el pueblo y que se enfrenten al dolor de los que sufren y hablen con ellos cara a cara.
Si lo aceptan que escriban a rana.antinuclear@gmail.com

#Ecocidio  #NoALaMina  #Retortillo  #PesadillaEnSalamanca

* Con información de Stop Uranio Plataforma del Campo Charro, Salamanca Antinuclear, y Ecologistas en acción

@LQSomos