14 – 15 de junio: correspondencia de cuarentena

Luz Modroño*- Enriqueta de la Cruz*. LQS. Junio 2020

Undécima entrega de este hilo de la correspondencia entre Luz y Enriqueta, un hilo epistolar rojo, republicano, que es de hablar claro. Volcando ahí de forma personal sus observaciones, inquietudes, deseos de colaborar con lo que saben hacer, aquí nos comparten este mundo epistolar creado entre ellas dos

Primera correspondencia 14-16 de abril
Segunda correspondencia 14-16 de abril
Tercera correspondencia 28 de abril-1 de mayo
– Cuarta correspondencia 13-19 de mayo
– Quinta correspondencia: 20 de Mayo
– Sexta correspondencia: 22 – 24 de mayo
– Séptima correspondencia: 26 – 30 de mayo
– Octava correspondencia: 31 de mayo – 2 de junio
– Novena correspondencia: 3 – 4 de junio
Décima correspondencia: 7 – 9 de junio

VOZ DE ENRIQUETA

14 Junio

Amiga del alma: gracias por tus palabras y aportaciones. Me sorprende de nuevo, enormemente, la afinidad entre nosotras, el gusto por los mismos autores, tan certeros y honestos. Blasco, el gran hombre de La Catedral y La Araña Negra, de los jinetes del Apocalipsis, ya dijo que la historia es una mentira, en el sentido de que la escriben los que vencen por la fuerza y la violencia. Y esos casos de racismo quedarán escritos no se sabe cómo, pero tienes razón, racismo y esclavitud que perviven, que pueden ocasionar otra guerra civil en Estados Unidos y no es coña, lo temen.

Y aquí y allá y en todas partes, esos comportamientos y esa represión, esos asesinatos, esa esclavitud. Ni siquiera toda la gente ha podido hacer su cuarentena en casa que no tiene o en condiciones porque como reflejaba un artículo certero de Le Monde, la cuarentena es un concepto burgués: es para quien puede. Chicos con su futuro en un alambre mismamente, en el extranjero malviviendo o malestudiando, que se quedaron en pisos de humedades y cucarachas, atrapados, o pobres de siempre y que continuarán así, en el mismo centro de nuestras ciudades, que no sé si ya referí esto.

Mientras, la prensa canalla que no es la que conocí pero que está a tope con sus canalladas, tapa, disimula. Aun con las vergüenzas al aire, tapa. Gesto de cinismo el del propio Gabilondo, que siempre me cayó un poco mejor que otros, que creo un ser con buen fondo, pero que tras el reportaje de TV vasca sobre la corrupción en La Corona, ya sabiéndose tanto, se agarra aún a la cortina de humo, disculpando al rey de ahora el sexto, que dice el periodista que “no se lo merecía”. Pues señor don, pues si la Monarquía es por sí que todo el monte es orégano y como dijo aquél el no distinguir entre lo propio y lo ajeno, es decir, que es otro mundo, con otras no normas, con me lo pillo todo y un engaño tras otro y una corrupción tras otra. ¡Y hablando de juancarlismos republicanos a estas alturas! Y de demonios… Pobre prensa que pide ahora dinerito y mantiene tantos puestos de precariado y aún colaboraciones sin pagar. Pobrecillos, qué penita dan.

Ha salido Grimaldos, Alfredo, un buen periodista, a contar en otro libro magnífico Las claves de la Transición… (para adultos) el fiasco de la Transición y dice verdades como puños como ya las dijo en La CIA en España. Ha hecho una declaraciones valientes y necesarias el 3 de junio en Público.es para saber… que me apenan mucho por las viejas glorias pasadas de tantos y por tantos que se dejaron la piel en la lucha y la vida… Y es que dice que el PCE ha sido la policía de la calle. Sé cómo retiraron algunos camaradas a órdenes de su partido las gloriosas banderas tricolores, símbolo no solo de la libertad que defendieron, sino de la propia democracia que no se puede asentar en un reinado podrido que aún tapan todos los de la Transición, incluidos mis colegas periodistas, la corte, esos privilegiados… Afortunadamente otros colegas, con los que trabajé o que han surgido después, son honestos y digno ejemplo a seguir, pues el papel de la prensa es el que es no el que se le ha asignado. Y gloria al periodista de The Telegraph que lo está destapando todito…

Bueno, pues vi ese reportaje y qué cinismo también el de Irujo y El País, que va parando goles, pobre País que creó Fraga y su chico de prensa, que EPD, el republicanoamericano Carlos Mendo, colaborador de La Ser, esa ser de Los Anido y los Gavela, apellidos muy marcadamente franquistas, y los del equipo dirigente de los Polancos o los Bildeberg boys que tanto nos aburrieron con sus grises colores… que tanto hicieron modelando conciencias, modos de vivir. Que se va sabiendo mucho si no todo, claro, porque todo… Fui una vez a cenar a La SER y me puse malita, en serio, fiebre de lo que supe y vi. No podemos seguir tapando las vergüenzas de nadie.

Ahora nos ponen mordazas en la misma boca, ojalá sepamos ir diferenciando lo que es y no es necesario… Y nos imponen un juego, el viejo conocido, de polis buenos y malos, políticos buenos y malos… para dividir y crispar a la población mientras se lo llevan crudo… Que esa podredumbre empezó en nuestra historia reciente con Fraga y la corrupción franquista de tantos, también periodistas, por cierto… Morán, periodista, lo documentó en sus libros perfectamente…

Hablas también del alcoholismo y me acuerdo de tanto olvido y tanto que sufrieron los que hasta murieron alcoholizados, ilustres cabezas, que no pudieron con ese olvido y ese desgarro. Me acuerdo del gran poeta de España que dejamos no nos dejes… Es decir, de Garfias, don Pedro.

En nuestra actualidad nos faltan ellos, grandes cabezas que no tenemos, solo cabezas de chorlito… Y nos falta ese ejemplo masónico, pienso yo, de la República. He visto estos días El gran hotel Budapest que recomiendo, una película fantástica, que si siguiéramos esas formas de ser, de estar…

Me interesa sí que un día me hables de ese tema masónico tan oculto por el propio franquismo que no hemos acabado.

Sobre el rey no diré más porque ya irá saliendo, no hay quien lo pare y no van a parar desde fuera, el fiscal, en fin…

Esta cuarentena va dejando a cada cual en su lugar, con su geta al aire. Había mucho geta camuflado de cualquier cosa decente… El propio jarrón chino que ya es jarrón de los chinos todo a un euro, ese Felipe González de marras va quedando a la altura de Miguel Bosé y de la marquesita…

Sobre los trabajadores de la fruta, emigrantes y demás esclavos, ya dije en una radio hace poco que había que saber cómo lo están pasando. Pero cuando digo esas cosas, me contestan colegas que por eso no soy yo ministra, porque contesto tanto. Pues claro queridos amigos supuestamente de izquierdas, pues claro, porque no me ganaría yo el sueldo, y encima flipándolo, con tantos pañitos calientes ni en esas cosas que vuelven a anunciarse como si tal cosita, me refiero a las apuestas… Ministros de las apuestas… Dimitid si tenéis algo en el corazón. Ministros a cargo de la no abolición de la prostitución y trata de blancas, de la no abolición de la precariedad laboral y precariedad en los mismos sanitarios, por cierto, que es como propiciar el suicidio en masa, porque sin médicos y enfermeras y señoras de la limpieza de hospitales ya me diréis el próximo pico cómo lo vamos a pasar…

¡Ah, ¿que los del seguro privado, aunque estén en residencias de ancianos, van a ser atendidos?! Ah, ¿que, total, luego nadie paga por nada y quedan en agua de borrajas los asesinatos? Ah, ¿que tanto poli civil hará por camuflar con querellas y lo que haga falta la inacción que va a haber política y judicial para que todo quede en tropecien mil velitas y rosas blancas y alguna cancioncilla de homenaje y lutos y estatuas o pasteles…? Disculpad, lo había olvidado, qué tonta…

Dimitid, sí, para propiciar una lista abierta de gente capaz para otra España posible, sin fachas, sin ladrones, sin puñaladas traperas, igualitaria, redistributiva, feliz, sin mentirosos, sin cortesanos que hacen política en la sombra, que mandan desde la sombra, sin bulos como ese de que nos va a gobernar tras golpe criminal un militar con su cabra… Sí, y presentaos a unas elecciones limpias. Ganaríais por goleada. No se entiende que prefiráis otra cosa. Explicadnos por qué, qué gato hay encerrado…

Dimitid de vuestras responsabilidades (hasta mis colegas), demostrad que sois buenas personas. Sí, los que aún hoy, con lo que sabéis de siempre, decís que solo se trata de perseguir los latrocinios tras la abdicación del Juan sin ley; los que no sabéis lo que es poder gubernamental y estáis ahí, subiditos… O lo que es poder legislativo y qué significa lo que ha hecho el Supremo con el robo de los fondos buitre de una tal Botella, y los que sabéis pero no hacéis… cómo revertir esta situación de asco.

Dices de Trump. Aquí, no nos hace falta inventar un Trump, tenemos toda una granja de peores…

Bueno, ya pronto sale la gente en masa a flipar con su irresponsabilidad y se olvida todo en cualquier chiringuito de playa. Cortinilla y a ver qué depara septiembre, la vuelta…

Mientras, no nos podemos fiar, desgraciadamente, ni de las campaña a favor de los pollos. Los pobres tienen que comer… La crueldad animal ha de parar, sí, yo desde niña no recuerdo pollo ni gallina que no haya sido matado cruelmente… Ni conejo, ni pez. Por eso soy un poco vegetariana, pero entiendo que los pobres tienen que comer y que hay que dar soluciones alternativas. Solo quiero que me expliquen cómo sustituir esas proteínas, que acabe la mendicidad con un programa adecuado de salud mental para políticos y de explicaciones a los que están aún en la calle pidiendo de que ya existe salario vital, con apoyo hasta que lo logre el último necesitado y no solo los enchufados, que hasta en la mendicidad hay enchufados y soplones de la poli, por cierto, a los que se ayuda más… Y solo quiero que sigan, que hagan seguimiento de todas las medidas que ponen en marcha (no solo las lancen para publicidad y votos). Y nos digan, también mis coleguitas de prensa, cómo están conduciendo esas campañas para desnutrir el cerebro humano por tierra, mar y aire hasta que nos quedemos sin un mínimo de sentido común y de pensamiento humano. Sólo necesitan músculo, o ni eso. Y no hace falta lo de Bosé, eso de chiparnos, porque ya estamos chipaditos enteros sin necesidad de 5G. Un ejemplo: todos estos personajes…

Va llegando la hora de lo cierto… Sigo optimista. Mañana o pasado, tras tu respuesta, te hago un reportaje de lo que veo por las zonas turísticas… Para calmar nervios sigo con el crochet documentándome de que a las mujeres las tenían a esas labores de los tiempos de coser para que no usaran su cerebro nada, porque eso distrae una barbaridad y no se puede pensar otra cosa. Que, por cierto, a ver cuando una movilización tan tremenda en todo el mundo por la cantidad de asesinadas a manos del patriarcado y sus cerdos.

Reflexionando: no hay manera de ser y estar adecuadas a una misma al lado de hombres que no sean de los poquísimos que yo llamo avanzados. Quiero creer que los hay no solo que lo disimulan, ser…

A mí ya solo me van pareciendo sexy tipos como Galeano y Benedetti, dejando aparte a Varoufakis, que habla con rigor y de lo que sabe. A tener en cuenta la peli Adults in the room, de Costa-Gavras.

Bueno amiga, sigue ahí, tan lúcida y valiente. Y escríbeme pronto. ¡Qué ganas de ver a tantos amigos! Y os pienso abrazar muchísimo. ¿Qué es eso de los codazos? Los codazos para los malos… ¿No es también conductista y simbólico eso de dar codazos? Cómo creen que nos la cuelan… Pero nada de eso. A cuidarse.
¡Salud y República!

VOZ DE LUZ

15 Junio

Mi amiga querida, cuánta rabia y cuánta indignación laten en tus palabras. Y cuánta dignidad. Y
cuánta grisura y mediocridad provocan algunos; que esa rabia tan sana tuya, la comparto sin dudar.

Porque hasta para ser de derechas una, o uno, debería tener más altas miras, ser un poco más digno, ser gobernado más por la razón que por el bolsillo. Porque vale ser conservador, ser de derechas, oponerse o temer al progreso por aquello de que más vale lo malo conocido… Pero es que aquí no se trata ya ni siguiera de eso. Es pura grisura, mediocridad, bajeza, ruindad, lo que provoca y mueve a tantos y tantas como ahora tienen en sus manos el poder.

Pero, ¿quién les llevó a donde están? ¿Quién depositó su voto, en ese momento decisivo donde no importa el estatus, el bolsillo o la bandera, en una urna inmaculada, transparente (quizás lo único realmente transparente cada cuatro años) cajita de metacrilato? Porque no son tantas las personas que pueden beneficiarse de tanto chanchullo, de tanta privatización, de tanta desmemoria, de tanta bandera. Entonces, ¿qué ocurre? ¿Qué fuerzas son las que movilizan un voto que no les corresponde? ¿las que aúpan al poder a sus enemigos? Y digo enemigos, no adversarios, a conciencia de lo que digo. Porque no es mi adversario o adversaria la que, en plena pandemia, vende el Gregorio Marañón –uno de los pocos hospitales cuya gestión aún no había sido víctima de la rapiña de los mercachifles de lo público- o anuncia con la privatización del Niño Jesús, sin importar que sea un hospital infantil y, por tanto, suponga dejar jugar con la infancia. No son mis adversarios los que han dejado a Madrid con 2000 camas menos, los que se han desentendido de las personas anciana dejándolas morir a su suerte, sacrificándolas porque antes se sacrificó la sanidad o porque las residencias producen tan pingues beneficios que ni hablar de intervención pública en ellas.

Mientras el objetivo fundamental sea el del beneficio económico acumulado en pocas manos vamos mal, Enriqueta.

¿Y de la Monarquía, qué decirte? Una institución caduca, correspondiente a una época histórica ya superada, sin sentido alguno que en este país se mantiene recalcitrante. Y cada día aparecen nuevos datos de corrupción, nuevos escándalos que dejarían temblando a cualquiera. Y ahí están, resistiendo y, como es lógico, peleando con todas sus fuerzas porque no haya una comisión de investigación.

¿Esa impunidad es una carta blanca para hacer lo que quieran? Eso tenía sentido antes de la Revolución Francesa, cuando el rey estaba por encima del bien y del mal y su mandato era otorgado por Dios. Pero estamos en el siglo XXI y seguir anclados en estas instituciones, cuyos representantes están libres de todo pecado es ridículo cuando menos. Aún recuerdo el asunto de la caza de elefantes y me pregunto si esa humildad con la que el padre emérito se presentó ante las cámaras pidiendo perdón no escondían algo más. Como después se ha visto. Esto es como un melón lleno de gusanos que, cuando se parte, empiezan a salir.

Hay dos instituciones en este país que le pesan hasta axfisiarle. Una es la Monarquía. La otra, la Iglesia. Ambas apoyándose, arropándose, haciendo que esta piel de toro siga anclada en un pasado rancio. Hay que llevar el debate a la calle, la gente tiene que hablar de lo que suponen y lo que implican. Y tiene derecho a tomar una determinación con ellas. La Segunda República, por la que tanto brindamos y de la que tanto nos acordamos vino sin violencia, por la voluntad de la ciudadanía. Han pasado muchos años de aquello, no es comprensible que, a estas alturas, aún sigamos con un rey impuesto por un dictador. Es la parte de España de la que sólo parecen querer hablar las calles cuando a ellas salimos reclamándola o cuando cerramos nuestros brindis tras una opípara comida. Es necesario revisar la Constitución, realizar referéndums, tomar el pulso a lo que la gente queremos.

Sólo con el dinero que la Iglesia deja de ingresar en las arcas públicas se cubriría ampliamente muchos servicios hoy esenciales. A nadie se le escapa las enormes riquezas acumuladas por esta institución tan arcaica en su formulación estatal como la propia monarquía, ambas dándose la mano y protegiéndose mutuamente. Y no es explicable ese pertinaz mantenimiento de los privilegios de ambas instituciones. La primera ha de dar paso a la República de manera definitiva, la segunda ser tratada como cualquier otra institución, llevando el culto a sus propios locales, sacándola de los centros educativos definitivamente y pagando los impuestos que le corresponden. Exactamente como cualquier otro grupo organizado sea de la índole que sea. Allá cada cual con sus creencias, pero en ámbito público, en el espacio común ha de imperar la laicidad.

Entregas anteriores:
Primera correspondencia 14-16 de abril
Segunda correspondencia 14-16 de abril
Tercera correspondencia 28 de abril-1 de mayo
– Cuarta correspondencia 13-19 de mayo
– Quinta correspondencia: 20 de Mayo
– Sexta correspondencia: 22 – 24 de mayo
– Séptima correspondencia: 26 – 30 de mayo
– Octava correspondencia: 31 de mayo – 2 de junio
– Novena correspondencia: 3 – 4 de junio
Décima correspondencia: 7 – 9 de junio

* Las autoras de la correspondencia:

Luz Madroño es profesora de Historia en Secundaria, es doctora en Psicología, psicóloga, por tanto, que también que en estos momentos echa una mano al que puede y necesita; es activista social, trabaja por los derechos humanos a pie de obra y recientemente ha llegado de Lesbos, en ese lugar donde los refugiados se debaten entre el vivir o vivir, porque hay que sobrevivir, porque llegaron de un infierno para meterse en otro, pero no se rinden. También Luz está vinculada a la UNESCO desde su presidencia del Centro en Madrid, donde organiza estupendas jornadas. Feminista, mujer de mundo, honesta… Y mucho más.

Enriqueta de la Cruz, es escritora y periodista. Cinco novelas publicadas enraizadas en Memoria Histórica, presente y nuestro futuro. La última: Despertando a Lenin, de reciente aparición y dos libros de conversaciones con el republicano y ex presidente del Ateneo Científico, Literario y Artístico de Madrid, César Navarro, psiquiatra, humanista, políglota y sobre todo, buena y culta persona. La última, Tiempos de plomo y ceniza, acaba de salir de imprenta. Colaboradora en LoQueSomos y otras Web alternativas, enormes grupos de gente imprescindible, a la que admiro por ser luchadora, comprometida.

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar