Canícula de verano

Estamos en plena canícula; esto puede sonar como muy peyorativo en estas fechas, toda vez que esa canícula la sufrimos los canarios en semanas pasadas con los voraces incendios que asolaron Gran Canaria, Tenerife, La Palma y la Gomera. Pero yo tengo calor, siento y sufro el calor; sobre todo el calor que produce la sensación de quedarte bloqueado con lo que ha sucedido ante nuestros ojos y que, sin embargo, los responsables de ese calor te lo niegan en tus propias narices. Me explico:

-El incendio de Gran Canaria ya finalizó pero no acaba de ser controlado y existen decenas de focos susceptibles de volver a salir con sus llamas por todo lo alto (reconocido por el Cabildo). Simplemente nos tratan de imbéciles para no llamarse los de la "cosa"(Fomento, Gobierno Canario y Cabildos) inútiles.

-El incendio de Tenerife también está controlado, parece ser, pero el humo sigue levantándose entre los barrancos y las respuestas más sólidas que dan los responsables políticos es el silencio más estruendoso.

-En la Palma la cosa no pasó de un buen susto, vale; pero en la Gomera y en sus espacios naturales protegidos la desidia dió paso a la sospecha y al miedo. Misteriosamente se quemaron muchas hectáreas sin tocar al espacio natural protegido.

Y si hablamos del conflicto de los bomberos, inacabable, (piden más medios y recursos humanos) de las ambulancias que este mal gobierno canario dejó en manos privadas (con el perjuicio que conlleva a miles de pacientes), de Binter, de ARMAS, de Boluda, de, de de… no terminaríamos este artículo.

Sí, debe ser la canícula. Lo tremendo es que parece ser que esta canícula no se ciñe únicamente a los meses de verano y estos conflictos se arrastran durante todo el año por las políticas extremadamente duras del capitalismo y en esto que se ha dado en llamar Globalización o Neoliberalismo.

Me hago unas preguntas a la que nunca encontré respuesta: Cuando hablan de Globalización… ¿se refieren a globalizar la pobreza para las mayorías de los trabajadores y parados o globalizar la riqueza para unos cuantos, que son muy pocos? Cuando hablan de neoliberalismo… ¿se refieren al nuevo liberalismo (capitalismo) que permite que los empleos sean cada vez más precarios y sin derechos y los beneficios de las empresas sean cada vez más altos?

La verdad es que cada vez entendemos menos aunque sea perfectamente entendible lo que nos rodea. La verdad es que las Instituciones siguen trabajando de cara a sus propios beneficios de espaldas a los ciudadanos; la verdad es que Orwell no lo pudo reflejar mejor en su novela "1984". Pero la verdad es también lo que acontece fuera de nuestras fronteras:

Los inmigrantes siguen hacinados en solitarios refugios africanos para dar el salto a la muerte en cayucos (o con suerte, a la repatriación).

EE.UU. sigue con su guerra o guerras sin que nadie le pare los pies excepto la heroica lucha de los resistentes iraquíes; La ONU sigue realizando la política del "avestruz" y sólo ofrece teóricos testimonios, discursos pseudos humanitarios ante esta situación catastrófica mundial que muy bien pudieran ser los antecedentes de la II Guerra Mundial que nos conduzcan a la III o IV Guerra Mundial.

El pueblo saharaui sigue confinado en los Campos de Refugiados ante la mirada impasible de esa misma ONU, contraviniendo sus propias Resoluciones; el pueblo palestino sigue su particular guerra civil de liberación; ansias de liberación que da justificaciones a los terroristas de Israel para seguir con la ocupación y control de los territorios palestinos con miles de víctimas civiles, con la complacencia de EE.UU. y de la Unión Europea.

Líbano sigue ocupado y los libaneses, el pueblo libanés, ya exigen a gritos que los dejen conformarse como pueblo.

En nombre de la "libertad y la democracia" en EE.UU. se siguen ejecutando a negros e hispanos por delitos difícilmente demostrables.

Irán está en el "eje del mal" (acusado por Bush, el peor de todos los terroristas) por defender su derecho a la energía nuclear cuando hasta países tan inestables como Pakistán o la India lo tengan por ser fieles aliados de los gringos). Podríamos seguir citando a otros países del famoso "eje del mal" como Venezuela, Cuba, Bolivia, Bolivia y más suavemente Uruguay, Brasil o Argentina.

Podríamos seguir con muchos más ejemplos de lo que es esta "globalización" o este nuevo "orden (desorden) mundial" basado en la violencia "manu militari" y sometimiento de los pueblos.

Mientras yo escribo esto, el Presidente del Gobierno de España, un tal Zapatero, vacaciona en un predio nacional, que es de todos los españoles, y con coste cero; me refiero al Coto de Doñana. Y mientras el tal Zapatero se lo pasa "bomba" a costa de nuestros impuestos, el pueblo canario, por ejemplo, y otros muchos más pueblos revisan con lupa la lista de gastos que podrían tener en estos meses de canícula. Corren el riesgo de no llegar a final de mes; pero eso si… por cada niño que tenga una familia tendrá un subsidio de 2.500 euros.

Lo mismo que han ofrecido a las familias canarias que lo perdieron todo en esos voraces incendios de los que hablaba al principio de esta columna. ¿Se habrá puesto de moda eso de los 2.500 euros y se convertirán en la panacea para solucionar tanta tragedia a tantos ciudadanos? 2.500 euros no dan mucho más de 6 meses de pañales para los bebés y no son suficientes para desescombrar y volver a levantar de nuevo ni un sólo muro devastado por el fuego. Pues mucho me temo que Zapatero o Paulino Rivero con esos euros no pagan ni una cena, por no hablar de una juerga en todas las condiciones. Es populismo puro y duro. Luego hablan de Chávez… tremendo…

Pregunta idiota que se me ocurre: ¿Si yo solicito el Coto de Doñana para mis próximas vacaciones, ya que también lo pago, me lo concederían (invitando a mis amigos/as, ehh)?

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar