Def Leppard: ‘Diamond Star Halos’

Por Mariano Muniesa. LQSomos.

Si hay algo que ha hecho a Def Leppard tan atractivo como han llegado a ser es que en el fondo nunca han dejado de comportarse como los adolescentes con los ojos muy abiertos que eran cuando escribieron “Hello America” ​​hace tantos años

Si hay una banda que no necesita presentación, especialmente para el público aficionado al rock más melódico pero al mismo tiempo con una decidida vocación vanguardista, esa banda se llama Def Leppard. A lo largo de una brillante carrera de 45 años, han hecho de todo, han tocado en todas partes y han sobrevivido a verdaderas tragedias, tales como la amputación de un brazo de su batería Rick Allen tras un accidente automovilístico o la muerte de su guitarrista Steve Clark para salir del otro lado aún más fuertes. A pesar de la duración de su carrera, solo tienen doce álbumes a su nombre, lo que promedia un álbum cada tres años y cuarto. En el caso de los chicos de Sheffield, obviamente estamos ante un caso de primar la calidad sobre la cantidad.

El nuevo disco de Def Leppard que acaba de ponerse en circulación, ‘Diamond Star Halos’, se compone de 15 canciones y toma su título de una canción de T.Rex –banda de cabecera de su vocalista y líder Joe Elliott- “Bang A Gong (Get It On)” en la que una de las estrofas dice: “Tienes un halo de estrella de diamante con tapacubos”. No deja de resultar coherente en tanto en cuanto y aún manteniendo su estilo ya característico en cuanto a tratamiento de la voz y los coros, el sonido de guitarras, etc. esa es también la orientación musical principal aquí, el rock de principios de los 70, especialmente David Bowie, Mott The Hoople y el ya mencionado T. Rex.

¿Características esenciales de este lanzamiento? Además de ese innegable eco del rock británico fronterizo con el Glam de comienzos de los años 70 y dentro de una heterogeneidad estilística muy acusada, la solidez de sus canciones y el mantenimiento de unas señas de identidad muy marcadas y muy ligadas a sus años de mayor éxito. Esto se pone de manifiesto ya en el primer tema del disco, “Take What You Want”, una canción de rock sólido, inconfundiblemente Def Leppard, que muestra la progresión de la banda a lo largo de los años, a una milla de distancia de las canciones de Pyromania en estilo por supuesto, pero destilando esa misma calidad inconfundible. En esa misma línea hay que señalar entre lo mejor de ‘Diamond Star Halos’ un poderoso y guitarrero hard rock de corte clásico y heavymetalero llamado “SOS Emergency”, impactante y pegadizo al que no le va en absoluto a la zaga “U Rock Me”, que empieza de manera sorprendente con una mandolina que le da un aire folk a este tema antes de que nos introduzcamos en un tema cuya base de ritmo bien pareciera de disco music como preludio a que las guitarras de Phil Collen y Vivian Campbell lo conviertan en una épica pieza de hard rock que recuerda inevitablemente al “Pour Some Sugar On Me” del ‘Hysteria’ de 1987.

Mientras que “Kick” se desliza un poco hacia el pop rock, la contundencia vuelve de la mano de “Fire It Up”, otro corte de este disco llamado a convertirse en clásico imprescindible de sus directos y al escucharlo, también se me cruza en la memoria “Rocket”, tema histórico de sus años de gloria en los 80 y en “All We Need”, otro excelente tema, la proximidad con “Hysteria” se me antoja muy evidente. “Gimmie A Kiss” es otro auto-homenaje que Def Leppard se hacen a sí mismos recordando los felices años 80, o tal vez los primeros 90 en tanto en cuanto este tema me recuerda más al estilo de ‘Adrenalize’ que al de ‘Pyromania’ o ‘Hysteria’.

La estrella del bluegrass country, ganadora de varios premios Grammy y últimamente acompañante asidua de Robert Plant Alison Krauss, aparece en un par de canciones. “Lifeless” es con mucho la mejor de las dos, ya que “This Guitar” es una balada demasiado acaramelada que está muy por debajo del nivel general de un disco cuya contrastada calidad lo convierte en uno de los mejores trabajos de Def Leppard en los últimos 20 años. El otro músico invitado en Diamond Star Halos es el teclista de David Bowie, Mike Garson, quien también presta su concurso en dos canciones. “Angels (Can’t Help You Now)” es una balada bien construida, casi épica, que contrasta con la ampulosidad de “Goodbye For Good This Time”, abiertamente orquestal, que suena más como un tema de una banda sonora de una película de Hollywood que un tema de un disco de rock, aunque ahora bien, es un clásico de los Leps, con una inmediatamente reconocible batería “Made In Rick Allen” y esos coros tan tipiquísimos de Def Leppard.

Un peligro, de hecho el más grave peligro que corren muchas bandas a medida que avanza su carrera es la voz; Whitesnake es, lamentablemente, el ejemplo que más claramente me viene a la cabeza, y aunque en directo en los últimos años he visto a Joe Elliott bastante lejos de su mejor estado de forma, en este disco el cantante ofrece una solvencia y es capaz de situarse vocalmente en unos registros tan fuertes como los de ‘Pyromania’, si no todavía mejor. Ha cuidado su voz a lo largo de los años y ese cuidado y atención se notan en este álbum.

Aún manteniendo que este álbum es un excelente disco, que recomiendo para todos los amantes del rock melódico, también posee material claramente si no prescindible, sí de mero relleno, en los que no hay la inspiración, la originalidad y la brillantez del resto del disco. “Open Your Eyes” y “Unbreakable” son de esos temas que bien podrían haber quedado meramente como “bonus tracks”, aunque obviamente, no es que sean bodrios; simplemente, están lejos en cuanto a calidad y originalidad del resto del álbum.

Con tal abundancia de himnos clásicos y atemporales que pueblan su ahora vasto catálogo, se podría perdonar absolutamente a Def Leppard el que se durmieran en los laureles, recorrieran el mundo en un viaje de nostalgia sin fin y nunca más hacer volver a meterse en un estudio para grabar y editar un nuevo álbum. Pero si hay algo que ha hecho a Def Leppard tan atractivo como han llegado a ser es que en el fondo nunca han dejado de comportarse como los adolescentes con los ojos muy abiertos que eran cuando escribieron “Hello America” ​​hace tantos años. La producción de la banda en los últimos 20 años ciertamente ha incluido algunos álbumes dudosos, pero la impresión general que se percibe de ellos sigue siendo la de una banda enamorada del rock ‘n’ roll, las enormes melodías para corear y toda la experiencia del rock de estadios acumulada a lo largo de años y años de giras.

Es posible que ya hayamos pasado el punto en el que volverán a hacer un clásico certificado e histórico (y con “Pyromania” e “Hysteria” en los libros, ¿por qué tendrían que hacerlo?), pero Def Leppard todavía son entusiastas de corazón y ‘Diamond Star Halos’ es un álbum que convence, transmite y es capaz de llegar a tocar la fibra sensible de sus fans. Con cerca de medio siglo a sus espaldas, es algo que hay que poner en valor.

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar