Desbarre en el aquelarre

Por Nònimo Lustre. LQSomos.

Diez estampas femíneas, segunda parte o continuación de continuación de los collages de la serie «Mujer». Historia de la mujer occidental: de la mutilación a la esclavización pasando por los magnicidios…

El aquelarre –luego sabbat, luego coven, luego wicca-, o congregación de brujas y brujos presidida -o no- por el Cabrón que encarna a Satán, fue la orgía o simple botellón de nuestros antepasados. A menudo se le escenificaba con ancianas suprimiendo así sus imágenes más sexualmente procaces y glorificando a la Tercera Edad, hoy postergada por la idolatría de la juventud. Lamentablemente, la historiografía occidental se ha centrado en las brujas lo cual es un ridículo sexismo adornado con algo quizá todavía peor: la credulidad. Porque no hay pruebas de que existieran los aquelarres, por mucho que ello disguste al sector turístico que vive de esta papanatería en bastantes ciudades españolas. Es más cierto un dictum de un personaje nada sospechoso: “Sólo hubo brujas y brujos cuando se empezó a hablar y escribir de ellos” (Alonso de Salazar y Frías, inquisidor)

En la parte inferior de esta lámina, los personajes parecen sesteando, quizá después de un atracón satánico. El Macho Cabrío era llamado “Simio de Dios” pero raramente encontraremos un mono en la abultada iconografía sabática. Sin embargo, siempre revolotean los murciélagos cuando en Europa no había quirópteros hematófagos, vulgo vampiros por lo que Drácula es una figura literaria inventada recientemente.

Del simio al semen: “El semen del diablo y su capacidad de procrear fueron tópicos muy habituales en la época moderna -baste recordar el célebre Malleus Maleficarum, 1486. Las brujas vasco navarras suelen resaltar o bien la falta de esperma del diablo o su carácter excesivamente frío. Las brujas de Cartagena de Indias y de Tolú, encausadas en 1633, destacaban de forma extrema el carácter cálido o muy frío del semen del diablo, en cualquier caso incompatible con la procreación” (ver Comer en el aquelarre: Entre lo sublime y lo repugnante. Una perspectiva trasatlántica; G. Fdez. Juárez, 2014)

. Segunda parte: Diez estampas femíneas en sus collages
· Primera parte: Diez estampas femíneas en sus collages
· Otra serie de collages sobre la reproducción animal y humana

Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar