EEUU: Pobreza, miseria, marginación

Por Cecilia Remis. LQSomos.

Nos cuesta cuestionar el capitalismo, pues motivos no faltan. El gran imperio armado es un ejemplo de ello.
Si aparecen imágenes crudas de pobreza en Venezuela, por ejemplo, rápidamente los medios de (des)información las usan como argumento para cuestionar todo el sistema venezolano.
Si aparecen imágenes crudas de pobreza en Estados Unidos, en cambio, lo asumen como claroscuros inevitables de un sistema incuestionable.

Es un margen de pobreza «estructural», nos dicen. Es inevitable en cualquier sistema, nos dicen.
Ni la pobreza extrema, ni la corrupción galopante, ni el racismo, ni la desigualdad desorbitada… Nada parece ser motivo suficiente para cuestionar el sistema capitalista.

Estados Unidos, uno de los países más ricos del mundo, en base al PIB per cápita sería el quinto (1), combina ese dato, siempre deslumbrante como escaparate, con algunos de los peores índices de pobreza entre las naciones ricas.

En San Francisco estrenan cubos de basura, para la vía pública, diseñados para evitar que las personas sin recursos puedan buscar comida u objetos para reciclar y vender… La crueldad del capitalismo no tiene límites

El país que aterrizó en la Luna o dio luz a internet, es incapaz de reducir sus tasas de pobreza. Dentro del mismo estado americano hay dos naciones, resumiendo, una de ellas es de excluidos totales. Más de 55 millones de estadounidenses viven debajo del umbral oficial de la pobreza.

EEUU no tiene una red firme de protección social o de un sistema de apoyo a los ingresos de las personas, aunque fuera de mínimos. Algunos programas de bienestar social que EEUU implementó en las últimas décadas, como los cupones de alimentos o el seguro de desempleo, le han permitido reducir algunos puntos su tasa de pobreza, pero son muy limitados, como ejemplo el 11% de los niños blancos en EEUU viven en la pobreza, esa tasa llega a 32% para los niños negros y a 26% para los niños latinos (2).

«EEUU es uno de los países más ricos, poderosos y tecnológicamente innovadores del mundo; pero ni su riqueza ni su poder ni su tecnología se están aprovechando para abordar la situación en la que 40 millones de personas continúan viviendo en la pobreza», declaraba Philip Alston, relator especial de la ONU para extrema pobreza y derechos humanos, en 2017.
Además, Philip Alston señalaba que EEUU tenía la mayor mortalidad infantil en el mundo desarrollado, que la expectativa de vida de sus ciudadanos era menor y menos saludable que en otras democracias ricas. Y también que su pobreza y desigualdad estaban entre las peores del club de países ricos OCDE, y su tasa de encarcelamiento entre las mayores del mundo (3).

Pandemia…

Un análisis realizado por Human Rights Watch de microdatos de uso público obtenidos de la encuesta Household Pulse de la Oficina de Censos (4) muestra que la recesión económica ocasionada por la pandemia ha tenido un impacto devastador y desproporcionado sobre los derechos de las personas con bajos ingresos que ya atravesaban dificultades. El American Rescue Plan (5) del Presidente Joe Biden, un proyecto de ley que prevé otorgar ayuda por valor de USD 1,9 billones en el marco del coronavirus, y que fue aprobado por la Cámara de Representantes de EEUU el 27 de febrero de 2021, dispone que se realicen inversiones de vital importancia para mitigar las dificultades económicas cada vez mayores que afectan a estos sectores de la población. Ahora, este proyecto de ley está siendo evaluado por el Senado, el cual podrá modificarlo antes de volver a enviarlo a la Cámara de Representantes para su votación final.

Desde el inicio de la pandemia, 74,7 millones de personas han perdido su trabajo, y la mayoría de los empleos se perdieron en sectores que pagan salarios inferiores a la media. Muchas de las personas que perdieron su trabajo y sus ingresos se están quedando sin dinero y ahorros. En el mes de enero, aproximadamente 24 millones de adultos informaron que se encontraban en situación de hambre y más de seis millones manifestaron que temían sufrir un desalojo o la ejecución de sus hipotecas en los dos meses siguientes, por no poder cumplir con los pagos relacionados con la vivienda. En contraposición con ello, las personas de ingresos más altos no han sufrido un perjuicio económico grave. Pese a estar atravesando la peor contracción económica desde la Gran Depresión, la riqueza conjunta de los 651 milmillonarios de EEUU ha aumentado en más de USD 1 billón desde el inicio de la pandemia, lo cual representa un salto del 36 %.

¿Cuestionamos el capitalismo? ¡Cuestionamos!

Los datos anteriores son escuetos, pero muy indicativos. Las imágenes son contundentes

Así están algunas calles en Los Ángeles, California. Sus aceras llenas de personas pobres, muchos de ellos con trabajo y que no pueden alquilar un piso. Hay más de 44 mil personas en el Condado de Los Ángeles. Esto es el paraíso capitalista…

Notas:
1.- Los 25 países más ricos del mundo
2.- Centro de Datos Kids Count
3.- Relator Especial sobre la extrema pobreza y los derechos humanos
4.- Archivo de uso público de la encuesta de pulso de los hogares
5.- Plan de rescate estadounidense

Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomosTelegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar