El hambre en el mundo sigue creciendo

Por Selodi Gasan Adie. LQSomos.

“Esta situación también se refleja en la desnutrición aguda, particularmente en niños muy pequeños, aquellos que tienen menos de cinco años. Y, en última instancia, en la pérdida de vidas. Tenemos exceso de muerte”

Casi 193 millones de persona, cifra récord, en todo el mundo no tienen suficiente para comer cada día, la situación hoy es peor en al menos 53 países

Hay cosas que parece que nunca cambian, y se repiten constantemente año tras año, una de ellas es el hambre en el mundo, una lucha por su erradicación que oímos desde nuestra infancia, da igual que hayas nacido en los 50, los 60 o los 70, década tras década, año tras año, se repite el titular. Y con ello se repiten los planes, las campañas, la publicidad… ¿Hay voluntad política de acabar con las hambrunas? Es la pregunta que siempre nos queda a las que vivimos en una parte del mundo donde se tiran a diario toneladas de alimentos, o se destruyen cosechas para regular los “mercados”. Mientras la ONU simplemente actualiza los informes, y una legión de ONGs trabajan (o viven) alrededor del hambre.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) anunció el pasado miércoles que en 2021 aumentó a 193 millones la cifra de personas que sufrieron inseguridad alimentaria respecto al año anterior, según revela su último informe especializado. Así figura en el informe de la Red Global contra las Crisis Alimentarias (GNAFC), avalado por la ONU y la UE y que refleja una subida de casi el 40% con respecto a 2020, cuando ya se habían registrado niveles sin precedentes.

El hambre es caracterizada, según la FAO, en “las familias vulnerables que no pueden acceder a suficientes alimentos para comer todos los días. Como resultado, tienen que emplear mecanismos de supervivencia de emergencia como vender activos, saltarse las comidas e involucrarse en comportamientos peligrosos”, entre otros.

El director general de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, Qu Dognyu, ha considerado que el informe demuestra una vez más la “evidente y alarmantes” relación entre conflictos e inseguridad alimentaria, por lo que ha instado a resolver ésta y otras causas que subyacen tras prevenir situaciones que pueden llegar a la hambruna en algunos contextos.

“Más de medio millón de personas (570 000) en Etiopía, el sur de Madagascar, Sudán del Sur y Yemen fueron clasificadas en la fase más severa de la Catástrofe de inseguridad alimentaria aguda”

Los conflictos se mantienen como el primer detonante del hambre y a ellos se debe la precaria situación en que viven 139 millones de personas en 24 países y territorios, mientras que las crisis económicas estarían detrás de más de 40 millones de casos y las situaciones climatológicas extremas en el de 15,7 millones.

Los países de bajos recursos son los más expuestos a los riesgos de la guerra en el este de Europa por su dependencia de las importaciones de alimentos y productos agrícolas y su vulnerabilidad a las subidas de precios. El informe pone de manifiesto la interconexión de los sistemas alimentarios globales vinculándolo con la guerra en Ucrania.

Más de medio millón de las personas en situación de hambre en Etiopía, Madagascar, Sudán del Sur y Yemen están englobadas en la categoría de catástrofe, es decir, que necesitan atención urgente para evitar incluso perder la vida.

De igual forma, la ocurrencia de fenómenos meteorológicos extremos ocasionó que más de 23 millones de personas en 8 países carecieron de acceso regular a los alimentos en 2021 frente a los 15 millones registrados en 2020.

El director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley, ha señalado que se ha creado “una tormenta perfecta” fruto de las guerras, el cambio climático, la pandemia de covid-19 y la subida en los precios de los alimentos y los combustibles.

“No debería haber cabida para el hambre en el siglo XXI”, ha señalado, por su parte, el comisario de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, que confía en que el informe sirva para poner sobre la mesa el mensaje de que, para prevenir “una gran crisis alimentaria global, es necesario actuar ahora y hacerlo juntos”.

Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar