Exposició i homenatge: Dones de Bandera

Agencia Mp3. LQS. Diciembre 2020

El Grup femení de la Residència d’estudiants’, reflecteix la il·lusió per aconseguir l’emancipació de la dona a través de l’educació. Una institució que va desenvolupar la seua actuació durant la guerra, renovant els passos de la mítica Residència de Senyoretes, organisme que va desplegar la seua actuació des de 1915 a 1936 a Madrid, formant una part important de la Història de l’educació

Desde el pasado miércoles, 2 de noviembre, la ciudad de Valencia cuenta con un monolito dedicado a las luchadoras del Grupo Femenino de la Residencia de Estudiantes, fundado en 1915 y que se trasladó a la ciudad del Turia con el inicio de los bombardeos al final de la Segunda República.

Se trata de una historia «desconocida para la gran mayoría del pueblo valenciano» y que homenajea en la calle de La Paz, 42 a estas jóvenes que resistieron para acabar sus estudios universitarios y a partir de 1939 se vieron obligadas a emigrar a países como México o Francia. La última de ellas falleció hace solo unos días.

A esta conmemoración se suma la exposición ‘Dones de Bandera’, abierta hasta el 10 de enero en el Centre del Carme de Cultura Contemporània (CCCC). Comisariada por Cristina Escrivá de l’Associació Institut Obrer y promovida por la Conselleria de Calidad Democrática, que recupera la historia de las mujeres que dieron continuidad a la obra educativa.

Desde sus inicios en Madrid, el Grupo Femenino fue el primer centro oficial de fomento de la enseñanza universitaria para mujeres en España, organizado y dirigido por la pedagoga María de Maeztu. Durante la guerra se trasladó a Picanya (Valencia), al igual que el gobierno de la República y otras instituciones del Estado.

Conocido como «residencia de señoritas», fue un proyecto republicano de la Institución Libre de Enseñanza que llegó a la capital valenciana en su última etapa. En 1937, con el traslado del gobierno a Barcelona, se convirtió en «patrimonio integral de las mujeres» al establecerse en la Casa de la Cultura de la calle La Paz.

Las estudiantes eran «mujeres que tenían otra manera de ser» y que querían acabar su formación en filosofía y letras, magisterio o incluso derecho, procedentes de las universidades de Madrid, Murcia o Valencia. De hecho, la Universitat de València seguía abierta durante la Guerra Civil.
«España necesitaba personas que pudieran reconstruir el país», ha recordado la comisaria. La mayoría eran chicas de clase media que se podían permitir pagar las mensualidades del colegio mayor, aunque «en clave republicana y femenina», algunas de ellas ya casadas.

Después de la contienda llegó «el terror» y estas pioneras se vieron forzadas a buscar vías de huida por el puerto de Alicante o al exilio a Francia. La gran mayoría de las impulsoras de la residencia tuvieron que marcharse a México y allí desarrollaron su profesión hasta «mejorar la sociedad en esos países».

Con el monolito culmina un proyecto de investigación iniciado hace cinco años, una «reivindicación» para Valencia de los espacios donde tuvieron el poder, junto a la segunda edición del libro ‘Mujeres de bandera’. «Es nuestro patrimonio: toda la calle la Paz podría tener edificios con sus nombres», ha constatado la comisaria, además de destacar que es falso que la residencia se clausurara en 1936 como demostró el estudio.

En definitiva, el objetivo es poner en valor el papel de estas mujeres «tantas veces invisibilizadas por los que escriben la historia, todavía más en la represión franquista». «Queremos recordarlas porque les debemos muchísimo», ha reivindicado la consellera de Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, dentro de la iniciativa de la Generalitat de asentar espacios para recuperar la memoria valenciana.

Exposició: Dones de Bandera. El Grup Femení de la Residència d’Estudiants,
Homenatge al Grup Femení de la Residència d’Estudiants, 84 anys després del seu trasllat des de Madrid a València (1936-1939)

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Exposició i homenatge: Dones de Bandera»

  • el 8 diciembre, 2020 a las 18:59
    Enlace permanente

    Que pena no estar en Valencia!
    La historia de la Residencia de señoritas ha sido hasta ahora falseada ,como la de la Residencia de Estudiantes, donde no quieren reconocer la legalidad republicana.
    Cristina, de nuevo te felicito y te estoy muy agradecida, sigue y sigue dandoles caña, hasta la III Republica española.

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar