Kilómetros de tiempo ¡Apoyemos la cultura popular!

Por Cecilia Remis. LQSomos.

«Caminos, kilómetros de tiempo,
nada puede apartarme de la guerra,
de sus muertos escondidos en mi infancia…»

Se acaba de iniciar un crowfunding para dar larga vida al proyecto de recitales de poesía de Carmen Castellote, la última poeta viva del exilio republicano

– Carmen Castellote, poeta del exilio
– Volver en verso. Carmen Castellote
– Tragos de infancia

«Kilómetros de tiempo» son recitales a dos voces, Carlos Olalla comparte escenario con las actrices Alejandra Lorente o Lucía Barrado, acompañados por David Sanz al acordeón, que interpreta en directo temas vascos, rusos y mexicanos. Un proyecto que ya lleva un tiempo en rodaje por distintos teatros y centros culturales.

Pura cultura popular, sin barreras, ni artificios, directa al espectador, pedagogía de la memoria en recitales gratuitos para el público, ya que su objetivo es llegar al mayor número posible de personas y se realizan en espacios donde no se puede cobrar entrada.
Se trata de un proyecto totalmente independiente, es decir que no cuenta con ninguna ayuda oficial, que pretende ayudar a divulgar la vida y la poesía de Carmen Castellote, una poeta de una talla excepcional relegada al olvido y que hoy es casi desconocida.

Tras cada recital hay un coloquio con el público en el que se habla de Carmen Castellote, de los niños de la guerra, del exilio, etc.

El objetivo ahora es llevar los recitales a universidades e institutos para acercar a la gente joven la realidad de las mujeres del exilio, doblemente castigadas al olvido por su condición de exiliadas y, sobre todo, de mujeres. También se planea llevar la obra a prisiones, ya que la población carcelaria es quien mejor puede entender la realidad del exilio. Al objeto de reducir los costes de cada recital está previsto que todos tengan lugar en la Comunidad de Madrid. Si sobrepasaran el objetivo marcado, la intención seria llevarlo a otras comunidades.

La poeta del eterno exilio

La idea surgió a raíz de la búsqueda de información que Carlos Olalla estaba haciendo en 2019 para preparar un texto teatral sobre las mujeres del exilio republicano. Aquella búsqueda le llevó a encontrar tres poemas de Carmen que le impactaron mucho.

Una breve reseña decía que había sido una de las «niñas de Rusia» a la que sus padres habían enviado junto a otros miles de niños y niñas a Leningrado para ponerlos a salvo de la guerra de España. El inicio de la Segunda Guerra Mundial les impidió regresar hasta pasados 20 años. Carmen no regresó.

Se fue a México para reencontrarse con su padre, que llevaba 20 años exiliado allí. Fue amiga de Juan Rejano y León Felipe entre otros. La reseña decía que, de mayor, había empezado a escribir poesía para recuperar la infancia perdida. Nada, absolutamente nada más. En la Biblioteca Nacional solo tenían un pequeño poemario suyo.

«¿Habrá sol en algún sitio de la tierra?
Nosotros somos el frío de una escuela de Siberia,
que detiene la calle con su alfabeto mudo…»

Niñas y niños de la guerra, que en 1937, ante la proximidad de las tropas franquistas muchos padres, en dolorosa decisión, optaron separarse de sus hijos para intentar ponerlos a salvo y garantizar sus cuidados. Fueron más de treinta mil los niños y niñas de la guerra, más de treinta mil los que partieron solos al exilio. Una de aquellas niñas fue Carmen Castellote.

Este proyecto pretende ayudar a divulgar la vida y la poesía de Carmen Castellote, hasta ahora relegada al olvido. Pero si ves la obra, ya nunca la olvidarás. ¡Apoyemos la cultura popular!

Pinchando aquí puedes dejar tu aportación solidaria, y ver más detalles del proyecto ¡Vamos!

#KilómetrosDeTiempo #CarmenCastellote

– Carmen Castellote, poeta del exilio
– Volver en verso. Carmen Castellote
– Tragos de infancia

Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Kilómetros de tiempo ¡Apoyemos la cultura popular!»

  • el 13 enero, 2022 a las 13:39
    Enlace permanente

    Tristeza y algo de rabia! una pena que no se haya podido sacar este proyecto adelante. La Cultura (con mayúscula) cotiza muy a la baja en este país… seguiremos!

    Respuesta

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar