Libertad para Carmen Badía Lachos

Ana Vargas. LQS. Abril 2019

Lanzo desde aquí un llamamiento a la movilización en todos los lugares de la geografía ibérica para lograr la excarcelación de una mujer íntegra y valiente

Intenso fin de semana el de la XVIII Marcha contra la macrocárcel de Zuera. Los actos comenzaron el viernes 12 de abril, con la presentación del libro ¿Se puede terminar con la prisión? Críticas y alternativas al sistema de justicia penal, por una de sus autoras, Paz Francés. Como se dice en la contraportada del mismo:

“La intención de este libro es repensar lo que parece incuestionable. Analizar de nuevo, desde otras perspectivas, dilemas en torno a la respuesta penal que ofrecemos a los conflictos desde una visión puramente abolicionista. Este es, ante todo, un libro que defiende que se puede terminar con la prisión, aunque no solo, da un paso más y examina la propia cultura que soportamos en la actualidad para llegar a cuestionarnos el propio concepto de castigo”

Todos los actos del sábado 13 de abril, se celebraron en la antigua cárcel de Torrero, donde por la mañana tuvo lugar una visita histórica a pie de calle: De la cárcel al cementerio. Un compañero historiador explicó el recorrido de esta prisión, desde su creación en el año 1929, en plena dictadura de Primo de Rivera, hasta su cierre definitivo en 2001. Se contó también con la presencia de un expreso insumiso que nos contó la experiencia de su paso por Torrero en los años 90 y del suicidio de Kike Mur, otro insumiso que no soportó las condiciones del encierro y que da nombre al actual Centro Social Okupado.

Ya por la tarde asistimos a la charla de una abogada de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), La cárcel enferma y mata, en la que reivindicó el derecho de l@s pres@s a recibir una atención sanitaria igual a la del resto de la población, lo que conlleva la aplicación inmediata del traspaso de la Sanidad Penitenciaria al Sistema Nacional de Salud y por ende, la denuncia del incumplimiento de este traspaso desde hace 15 años de todas las CCAA, salvo Cataluña y Euskadi que tienen asumidas estas competencias, aunque esta circunstancia no evita ni los maltratos ni las muertes que siguen produciéndose en las cárceles vascas y catalanas como a continuación puso de manifiesto una joven colombiana con el relato sereno y conmovedor del asesinato de su hermana en agosto de 2017 en la cárcel de Brians (Barcelona). Como tantas otras veces, se dictaminó que la chica, de tan solo 20 años como repetía su hermana, se ahorcó. Sin embargo, el resultado de la segunda autopsia es esclarecedor: cantidades desorbitadas de cuatro psicofármacos diferentes capaces de matar a un ejército aparecieron en su cuerpo que por otra parte presentaba signos evidentes de maltrato (la familia solo le vio la cara pero tenía un hematoma en un ojo y la nariz estaba rota).

Tras este terrible testimonio, nos hizo bien dirigirnos a una plaza cercana a repartir octavillas entre la gente para difundir la huelga de hambre de Carmen. Hubo buena acogida de la información, en general, y nuestras voces se unieron para gritar CARMEN LIBERTAD. La nota desagradable la pusieron la pareja de secretas que aparecieron por las inmediaciones y que fueron abucheados sin compasión.

El domingo 14 de abril, a las once de la mañana fue la hora fijada para coger el bus que nos llevaría hasta Zuera. Vimos desde la autovía la hilera de Land Rovers de la Guardia Civil que esperaban nuestra llegada para el control rutinario: cacheos y registros de personas y coches que se acercaban a Zuera. Ambiente festivo en el aparcamiento del parking. Numerosos puestos de distribuidoras, pancartas sujetas a las alambradas y radio Hawuai que transmitía en el interior de la prisión. Las primeras que intervinieron fueron dos mujeres nicaragüenses exiliadas en España por el clima de terror impuesto por el tándem Ortega-Murillo, en los años 80 líderes del movimiento sandinista que mutaron a dictadores y asesinos de su propio pueblo. Se leyó la carta de una líder estudiantil encarcelada tras las últimas manifestaciones en el país centroamericano.

A continuación se expusieron diversos casos represivos, el de Lisa, acusada del atraco a una entidad bancaria en Turín y que en la actualidad se encuentra encerrada en la cárcel de Brians; las causas abiertas por la cumbre del G-20 en Hamburgo; los casos de las personas presas con enfermedades graves, haciendo especial hincapié en la situación de Carmen, en huelga de hambre indefinida desde el 11 de marzo y finalmente el caso de Antoine, el preso más antiguo del Estado que saldrá en libertad en enero del año que viene y que se encuentra pendiente de entrega al Estado francés si no detenemos la Orden Europea de Detención dictada por el país vecino.

Comida popular y conciertos cerraron esta jornada de lucha pero aún quedaba lo más importante, la visita a Carmen con otr@s tres compañer@s. Entró la última acompañada de su inseparable silla de ruedas que empujaba otro preso. Su voz apenas se escuchaba por la debilidad y el ruido del ambiente. Ha perdido más de 15 kg, tiene muy bajos los niveles de glucosa, los dolores están repartidos por todo su cuerpo, especialmente en el riñón que le trasplantaron en Cataluña, hace poco sufrió una agresión por parte de un carcelero que para levantarla de la silla solo se le ocurrió agarrarla del cuello y soltarla bruscamente, agresión que denunció y que tuvo como consecuencia el traslado del energúmeno al módulo de aislamiento.

Nos cuenta que le ha caído otro parte, esta vez la acusan de pedir comida a los compañeros del módulo de enfermería donde la tienen recluida las 24 horas del día y de difundir al exterior noticias falsas. Carmen Badía no perdió la sonrisa en ningún momento, había escuchado en la radio todo lo programado durante la jornada y estaba feliz y determinada a llegar hasta el final.

Por nuestra parte le comentamos las últimas convocatorias que están previstas para exigir su libertad y que tendrán lugar el día 24 de abril con concentraciones en Madrid y Zaragoza a las doce de la mañana, en el primer caso frente a Instituciones Penitenciarias, en el segundo frente al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria.

Lanzo desde aquí un llamamiento a la movilización en todos los lugares de la geografía ibérica para lograr la excarcelación de una mujer íntegra y valiente.

LIBERTAD PARA CARMEN, LIBERTAD PARA TOD@S L@S PRES@S ENFERM@S

Adhesiones a la petición de excarcelación, clic aquí

Contra el exterminio carcelario: Campaña por Carmen Badía Lachos
#CárcelDeZuera #Zaragoza #SolidaridadEntreIguales #ApoyoMutuo #AbajoLosMuros

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

Un comentario sobre “Libertad para Carmen Badía Lachos

  • el 19 abril, 2019 a las 19:34
    Permalink

    deciros que para el día 24 de abril están convocadas concentraciones en apoyo a Carmen en Madrid y Zaragoza. La primera frente a Instituciones Penitenciarias, la segunda frente al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria. Ambas tendrán lugar a las doce de la mañana. En el resto de lugares se pide que se hagan los actos que se estimen convenientes. Carmen, aunque débil, sigue decidida a llegar hasta el final, así pues adelante con la difusión y con todo lo se nos ocurra. Gracias por vuestro apoyo compañeros.

    Respuesta

Deja un comentario