Nord Stream ¿a quién beneficia el sabotaje?

Por Simone Vögele. LQSomos.

Los grandes medios de comunicación occidentales especulan mientras dicen esperar resultados de investigaciones, pero apuntan a culpabilizar a Rusia como responsable del sabotaje de sus gaseoductos. De ahí la pregunta usada como título y mi opinión al respecto

El gobierno alemán se ha enfrentado a manifestaciones sociales y presión de sectores empresariales que exigían la apertura del Nord Stream 2 ante las inminentes amenazas en hogares y centros de producción por falta de gas. Esas protestas habían puesto al gobierno semáforo en difícil situación. Pero la inutilización de los gaseoductos ha paralizado las protestas al privarlas de su objetivo. Además, los contratos de abastecimiento firmados con Rusia –contratos de largo plazo- obligaban al pago hubiese o no suministro.

Hay que decir qué si bien inicialmente la gestión y capitalización de los gaseoductos estaba a cargo de consorcios de empresas occidentales y rusa, el abandono de las occidentales llevó a que quedasen exclusivamente de propiedad rusa. Inutilizados los Nord Stream se anulan los contratos porque Rusia ya no tiene posibilidad de usarlos para suministrar gas.

En conclusión, el gobierno alemán deja sin objetivo a las protestas y elimina la atadura de los contratos que firmó.

Estados Unidos expresó ya (el 8 de febrero de este año) mediante discurso de su presidente Biden, su decisión de acabar con los gaseoductos en el caso de que Rusia atacase Ucrania, como puede constatarse en la entrevista a Biden por una periodista de Reuters. Los meses transcurridos desde entonces han sido empleados por Estados Unidos en enviar masivamente armas, instructores, soldados y mercenarios a Ucrania y también en intensificar su propaganda de guerra mediante la difusión de noticias falsas, rumores nunca confirmados, etc. pero que han conquistado conciencias y obstaculizado la difusión de opiniones críticas. El complemento ha sido la eliminación de la libertad de expresión para el enemigo mediante la censura total de medios de comunicación rusos como TASS, RToday, etc. y la mediación a gran escala ha sido la compra de los liderazgos de la UE (políticos y mediáticos) que se han plegado completamente al mantra estadounidense.

La UE pierde completamente su autonomía compradora, cede ante la ola autoritaria negando la libertad de debate de otras opiniones y pasa a ser dependiente del dictado norteamericano. Es significativo que ningún medio de comunicación haya dado importancia a los tweets del exministro polaco de defensa Sikorsky que concluían con un “Estados Unidos, Gracias”. Tweets borrados rápidamente como es costumbre cuando resultan comprometedores.

El sabotaje de los gasoductos elimina por un largo período la competencia de gas ruso y también cualquier hipotética fisura en la UE, si hubiera cedido Alemania, que además distribuía parte de ese gas a otros países de la UE.

Por el contrario, Rusia no gana nada con ese sabotaje porque pierde la UE a pesar de que active nuevos gaseoductos hacia China y otros países asiáticos.

Es también sospechoso y sorprendente que en el supervigilado Mar del Este, en el que operan tantos institutos oceanográficos dotados de medios muy sofisticados para el registro y escucha de movimientos de animales marinos y cantos de las ballenas, esos institutos “no sepan –no contesten” sobre las detonaciones que acompañaron el sabotaje. La excepción ha sido el sismólogo sueco Björn Lund, que el 29 de septiembre notificaba al Svenska Dagbladet, el registro de tres explosiones simultáneas bajo el mar en el entorno de los Nord Stream.

En cualquier caso, los medios para realizar una operación destructiva de esa envergadura son propios de estructuras estatales y en ese sentido es importante subrayar las últimas maniobras militares de la OTAN, precedidas por las realizadas desde el 12 al 22 de septiembre, en el entorno de la  portuguesa península de Tróia (REPMUS22- Robotic Experimentation and prototyping using Maritime Uncrewed Systems22-) y la maniobra Dynamic Messenger 22 (desde el 23 al 30 de septiembre) para integración de robots marítimos en operaciones bélicas. Todo eso puede constatarse en la página-web oficial de la OTAN y no se trataba de una pequeña operación porque estaban implicadas más de 1500 personas, barcos, submarinos y robots-drones.

La conclusión más razonable es que el sabotaje de los Nord Stream beneficia a la política imperialista de Estados Unidos, a Alemania y que ha contado con el consentimiento de la estructura de la OTAN… Todo ello encubierto por el más profundo secreto que quizá estalle algún día como la falsificación de las “armas de destrucción masiva iraquíes”.

Nota: Sobre el Enorme daño climático, suscribo la denuncia expresada en Sabotaje al Nord Stream: enorme daño climático… y añadiré que los responsables deben pagar.

Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Nord Stream ¿a quién beneficia el sabotaje?»

  • el 3 octubre, 2022 a las 18:10
    Enlace permanente

    Parece evidente que «Rusia no gana nada con el sabotaje»… a Rusia le bastaría «cerrar los grifos» del abastecimiento de gas (una solución mucho más más barata y abierta a un hipotético futuro no rusofóbico).
    Sin embargo, la campaña de intoxicación de conciencias prefiere sortear ese argumento y especular, profundizando en el viejo refrán «miente que algo queda».
    Lo tremendo es el disciplinado seguidismo de una izquierda que sustituye la reflexión por la apasionada denuncia de la llamada invasión rusa, obviando el análisis de cualquier causa previa y renunciando al análisis concreto de la situación en su desarrollo.
    Y aún más tremenda resulta la embotada pasividad de la izquierda -política y social- que renuncia a lo que debería ser un denominador comun : abogar por una solución pacífica, negociada -y por tanto política- al conflicto.
    Las falsificaciones que empañan el desarrollo bélico, tan carentes de lógica, tan obtusas, serían cómicas…si no fuesen brutales y trágicas.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar