El abrazo envenenado

Sentar cátedra de abrazos en el reino donde los franquistas y sus corrupciones fueron convertidos por arte de la transición en demócratas ejemplares, próceres de su patria, viviendo felices a costa de los vencidos y comiéndose las perdices del pueblo, es indecente

Leer más

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar