Anna Muzychuk: Ajedrez con principios propios

Por Selodi Gasan Adie. LQSomos.

Al hilo de la supercopa de España 2022, que han disputado en Arabia Saudí, una región muy española, he querido recordar a una persona que en su momento puso su dignidad como ajedrecista frente a la competición…

Es Anna Muzychuk es campeona del mundo de ajedrez. En 2017 le ofrecían ganar 8 veces más participando en el Campeonato del Mundo de Ajedrez Rápido y Relámpago Rey Salman de la Paz y la Amistad en Riad, en Arabia Saudí. Se negó a vender su dignidad y rechazó jugar para un régimen que lapida mujeres, descuartiza periodistas y bombardea al pueblo de Yemen.

Anna Muzychuk nació en 1990 en Lviv, Ucrania. Desde pequeña aprendió a jugar ajedrez, deporte en el cual destacó a nivel infantil y juvenil. Conforme iba creciendo fue acumulando trofeos en campeonatos nacionales, continentales e incluso mundiales, por lo que pronto se posicionó como una de las mejores del mundo.

El salto llegó en 2004, cuando la Federación de Eslovenia le ofreció un contrato y apoyo para que fuera su representante durante 10 años, el cual acepto. Siguió progresando y cosechando éxitos, hasta que en 2014 decidió jugar para a Ucrania en campeonatos internacionales. Siendo una de las mejores ajedrecistas, logró ser a la vez campeona mundial en las modalidades relámpago y rápido en 2016.

El siguiente campeonato del mundo se organizó en diciembre de 2017 en Arabia Saudí. La Federación Internacional de Ajedrez tomó está decisión, la cual no fue del agrado de Muzychuk por ir en contra de los Derechos Humanos, y por lo tanto decidió no acudir a competir. Esto significó la pérdida de sus títulos mundiales, además del premio de 2 millones de dólares que se le daría a la vencedora.

Comentó que antes de celebrarse el evento investigó un poco acerca del país, donde percibió que los Derechos Humanos de las mujeres son violados diariamente, entre otras muchas más violaciones. Además, no quiso ir a un lugar donde tuviera que cubrirse el cuerpo completamente o ser acompañada por un hombre en todo momento. Muzychuk subrayó que lo peor de todo es que tenia la sensación de “a nadie le importa” lo que estaría sucediendo y lo que tendrían que vivir las mujeres que compitieran en Riad. A pesar de sentir una sensación “amarga”, y de una decisión difícil de tomar, la mantuvo y posteriormente siempre ha recordado que no se arrepiente de la misma.

Tuvo mucho apoyo internacional al decidir no competir, por lo que comenzó a dar charlas para hablar de la equidad de género en su deporte y vida cotidiana. Poco tiempo después se dio su regreso triunfal a las mesas de ajedrez, pues fue campeona de la modalidad relámpago en el campeonato europeo de 2018.

Sigue siendo una de las ajedrecistas más exitosas del mundo, aunque, la pandemia de COVID-19 obliga a que muchos torneos presenciales se detengan. Pero ella ahí sigue, compitiendo y luchando por la equidad de género y la vida digna de las mujeres de todo el mundo. Decir NO por solidaridad abre muchas puertas, una de ellas la ha escrito ya Anna Muzychuk, la de la dignidad en el deporte.

Otras notas de la autora

Síguenos en redes sociales… Diaspora: lqsomos@wk3.org Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar