La muerte de la líder

A la memoria de Bety Cariño

Todos la vieron caer
y nadie podía creerlo,
ahí estaba el cadáver
y decían no era cierto;
cinco balas traidoras
destrozaron su cuerpo
y ella seguía viviendo
para todo su pueblo

“Compañeros de lucha
-dijo momentos antes-
camaradas de siempre,
hermanos míos, de ideales,
tenemos que luchar
por nuestras libertades
sin claudicar jamás,
solo que a todos maten”.

Con solo estas palabras
expresó su grandeza
defendió sus ideales
con el pueblo –su fuerza-
montañas y ciudades
fueron su fortaleza
y en lo más alto de ellas
colocó su bandera.

Así vivió en la lucha
-la lucha era su vida-
odió siempre a los lobos
que a la patria querida
como liebre ante un puma
quisieran ver perdida
y le abren las entrañas
si la encuentran dormida.

Con un golpe de suerte
dado en un triste día
cinco balas traidoras
destrozaron su vida.
No pudo defenderse,
no encontró una  salida
a esa trampa mortal,
y perdió la partida.

Comenzaron a unirse
las gentes de los pueblos:
“ya levántate hermana,
el futuro aún no es nuestro”;
dijeron para ver
si era mentira o cierto.
Nadie les respondió.
La líder había muerto.

“No se hable de tristezas,
de llantos, ni de penas,
cuando la lucha es vida
la vida será eterna;
coloquémosle flores,
que descanse, no muera,
y entre todos hermanos”,
alcemos su bandera.

Así la voz del pueblo
le entonaba su canto,
así honraban su nombre;
que en ciudades y campos
luchó por verlos libres,
la muerte desafiando.
Hoy su ejemplo nos sirve
para seguir luchando.

Poema de Francisco López Bárcenas

.-.-.-.-.-.-.-.-

Ahora y no màs tarde

Entonces,
es el momento ahora y no más tarde
de mirar las cruces gamadas,
de comprender que están presentes
con sus dioses y sus patrias.
Ahora y no más tarde, es el momento
de impedir su renacimiento.
Debemos verlas recogiendo
diezmos asfixiantes
para abonar de impunidad
sus sables.
Ahora, si.
Ahora avanzan sus anhelos de holocaustos,
de muerte como estribillos
llorados por niños.
Ahora, si.
Ahora el calendario
vuelve al principio
cuando el miedo se remendaba
con coraje
y las derrotas
eran el pan de cada día.
Ahora, si.
Ahora y no más tarde
debemos ver que sòlo los hombres
a medio parir
las llevan escritas en sus brazos y en sus frentes.

Poema de Silvia Delgado Fuentes

.-.-.-.-.-.-.-.-

Principio
Hay que seguir a toda costa

Por dónde se sigue.
No hay por dónde.
Es un país tan de principio
sólo principio
de unos pocos que empujan y unos muchos que están
magnífica expresión
a la expectativa.
¿A la expectativa de qué?
De que fracasen todos los principios, según parece.
Espera, espera
no te muevas aún.

Gran trabajo el de sus amos.
Extirparon la cultura por la fuerza de las armas
y luego de miedo y cadenas de espejos
hasta hoy
pero cadenas igual
hasta hoy
cuánto miedo.

Por dónde se sigue.
No lo sé.
Quiero pensar que siempre es posible
que no hay intento inútil
que en una de éstas
con unos pocos que empujen y unos muchos que estén
a la expectativa
habrá de sobra.
¿De sobra para qué?
Para que el espera, espera se vuelva contra los amos
y por fin quede un principio
libre de estorbos.

Poema de Jesús Gómez Gutiérrez

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/06/poesia148.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2014/06/poesia148-300x300.jpgJazzAutoresPoesíaBatiburrilloLa muerte de la líder A la memoria de Bety Cariño Todos la vieron caer y nadie podía creerlo, ahí estaba el cadáver y decían no era cierto; cinco balas traidoras destrozaron su cuerpo y ella seguía viviendo para todo su pueblo “Compañeros de lucha -dijo momentos antes- camaradas de siempre, hermanos míos, de ideales, tenemos que luchar por nuestras libertades sin claudicar jamás, solo...Cultura Libre, Comunicación Libre