Arboles indefensos

La cosa sucede durante el paseo cotidiano y obligado con mi perra. Llega un camión de buen tonelaje y provisto de grúa. En el rótulo de la cabina pone que es vehículo de alquiler. Invade toda la acera, cuando tiene todo el espacio del mundo para aparcar de manera legal. Raro. Al lado mismo, en el suelo público, hay unos chopos de gran tamaño. Tendrán unos cuarenta años de crecimiento. Es un barrio periférico de la ciudad, donde no suele haber este tipo de maniobras, y por eso me detengo a observar unos momentos. Se bajan de la cabina tres energúmenos. A continuación aprestan maquinaria y, con toda decisión, se ponen a labor de talar esos árboles, perfectamente sanos. La gente pasa, los vecinos miran, pero a nadie parece llamarle la atención. Son alrededor de las once de la mañana a pocos pasos de donde vivo.

Extrañado y, dada la velocidad de lo inevitable, no se me ocurre cosa mejor que informar al ayuntamiento, sección Parques y Jardines, cuyos operarios están segando césped por la zona. Dicen que no hay otro remedio que llamar a la policía local. Ha caído ya el primer chopo de los tres que hay. Llamamos a la policía local. Toman nota amablemente, precisan que para talar árboles se tiene que poseer un permiso municipal. Prometen acudir lo antes posible. Unos minutos después llama el mismo agente de policía para pedir más precisiones. Le advertimos que como no lleguen rápido será demasiado tarde. Los energúmenos prosiguen su arboricidio con toda tranquilidad.

Leer más

Argentina: “Ley de Medios”

Batalla enorme y acciones (aun) insuficientes

No muchas leyes cuentan con la raigambre histórica, de luchas sociales y de significados políticos, como la que sustenta la llamada “Ley de Medios” promulgada en Argentina. Además de encarnar voces que durante décadas han bregado por la democratización de los “medios de comunicación”; además de ser una ley que sustituye la anterior “ley de la dictadura”; además del consenso y la movilización social que suscitó; además de ser una iniciativa nacional con imbricaciones internacionales por su coincidencia jurídico-política con movimientos similares en Latinoamérica… la “Ley de Medios”  es un emblema entre los distintivos de la etapa política que vive el país desde el año 2001.

La “Ley de Medios” argentina ha dejado lecciones, de todo tipo, y ha abierto espacios, de análisis y acción, inéditos y realmente trascendentales. Por una parte quedó ratificado que proclamar una ley no implica su cumplimiento inmediato y, por otra parte, quedó claro que los argumentos legales reclaman argumentos políticos, movilizados desde las bases, para hacer efectivos los propósitos inmediatos y ulteriores de las leyes. Entre una parte y otra, Argentina ha debido testimoniar un repertorio extraordinario de trampas, elusiones, falsedades y escapismos ensayados por el “grupo Clarín” (modelo de farándula mediática paupérrima y tergiversación informativa) que, sin ser el único monopolio mediático argentino, es el más amenazante y renuente a acatar la “Ley de Medios” aprobada por los poderes democráticos y por consensos muy amplios. Ese escenario ha ayudado a esclarecer el escenario de la lucha de clases y Argentina ha ganado gran experiencia en la batalla para la etapa actual democratizadora de la “comunicación”.

Leer más

La península de Corea: el futuro de un nexo geopolítico

Corea ha retornado al escenario mundial como un crucial nexo geopolítico en la década venidera. Esto afectará de formas importantes el futuro de China, Japón, Estados Unidos y tal vez Rusia. No obstante, lo paradójico es que su futuro depende primordialmente de sí misma.

Corea es uno de esos raros especímenes; un país con una muy larga historia como entidad política y cultural, con grados variables de unidad como un solo reino. En los tiempos modernos, fue un Estado independiente hasta que Japón la tornó protectorado en 1905 y luego la anexó en 1910. La derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial terminó su dominación de Corea. En los últimos días de la guerra, las tropas estadunidenses y soviéticas entraron en Corea y se reunieron en el Paralelo 38. Comenzaron a existir dos estados: la República Popular Democrática de Corea (RPDC o Corea del Norte) y la República de Corea (Corea del Sur).

Leer más

Nicaragua. Dignificando el trabajo, restituyendo derechos

Nicaragua ratifica Convenio 189 de la OIT sobre trabajadoras domésticas.

El pasado 17 de octubre, Nicaragua se ha convertido en el primer país de Centroamérica y el Caribe y el cuarto a nivel mundial que ratifica el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre el trabajo decente para las trabajadoras y los trabajadores domésticos. El decreto fue aprobado por unanimidad en la Asamblea Nacional, como parte de un proceso nacional de dignificación del trabajo y restitución de derechos a la población nicaragüense.

Además de cambiar el termino de “empleada domestica” por el de “asistente del hogar y la familia”, el decreto prevé, entre otros, la reducción de la jornada laboral de 12 a 8 horas, para equipararla al resto de trabajadores, el pago de horas extra, el derecho a recibir el salario mínimo, así como la obligatoriedad de un contrato por escrito, el derecho a organizarse y el acceso a la seguridad social.

Leer más

Venezuela: tareas en Comunicación

"La primera de todas las fuerzas es la opinión pública"

Simón Bolívar

 Tras la “victoria perfecta”, la autocrítica y el proyecto para la etapa naciente. En materia de Comunicación, un clamor nacional recorre cada rincón. Quedó claro que todos los avances, logrados por el Gobierno Bolivariano, son aun insuficientes para acompañar la dinámica de una Revolución que abre horizontes permanentemente. El desarrollo es desigual y combinado.

 La etapa actual exige estrategias y medios de comunicación emancipadores, con agendas propias, capaces de enfrentar las debilidades políticas que restan visibilidad a los logros y que impiden fortalecer la organización y la movilización social. Necesitamos una gran Revolución Comunicacional. Salir de los estereotipos y de los acartonamientos; necesitamos revolucionar las metodologías del relato comunicacional y necesitamos ganar terreno a una estética revolucionaria capaz de orientarse a partir de la ética.

 Está claro que el modelo que se ha seguido, hasta ahora, no ha sido capaz de ofrecer respuestas. Está claro que es necesario reconocer nuestras zonas ciegas y nuestras debilidades teóricas y prácticas; está claro que hay que iniciar una etapa nueva que salde lo que está pendiente y que avance hacia instancias superiores. No hay alternativa. No es tan imposible liberarse de los formatos inútiles.

Leer más