El banquero de franco: el pirata del Mediterráneo

Ernesto Rodrigo*. LQS. Febrero 2021

Si trabajas por la Memoria, no te desmemories cuando vayas a abrir una cuenta bancaria

Bien lo sabemos: los Bancos tradicionales son unos chorizos. No son un negocio legítimo. Su enriquecimiento se basa en la plusvalía, en la especulación, en su capacidad de engaño y en los beneficios que les generan sus turbias inversiones donde reina la esencia de aquello del “mínimo gasto con el máximo beneficio”, emblema del sistema capitalista. Son crueles con la gente, extremadamente crueles y despiadados. Pero, ¿sabemos que fueron quienes financiaron primero la sublevación y después esa guerra contra la democracia y la libertad que alargaron para tratar de acabar con todo rastro de semilla que oliese a República?
Much@s lo sabemos, otr@s no.

Much@s que lo saben, prefieren mirar para otro lado, y practicar ese inconsciente olvido selectivo instantáneo que les invade cuando van a abrir una cuenta para digamos, una buena acción, una buena causa. ¡Es que no vamos a tener el dinero bajo el colchón! Claro que no. Vivimos en febrero del 2021 y ha llovido mucho desde que los billetes se guardaban en latas. Algunas o muchas concesiones hemos tenido que hacer para no perder nuestra operatividad en lo económico, en la economía de una Asociación, sindicato o partido o incluso personalmente, como parte de esos movimientos sociales dentro de este sistema. Lo que no podemos, es perder credibilidad gratuitamente cuando al tener que mover dinero para algo justo, vamos y alimentamos a estos bancos canallas que sin ninguna ética continúan manchándose las manos de sangre, sí, de sangre, de sangre y de sudor ajeno. Hay funcionales alternativas para remediarlo y hacer lo que realmente queremos, pero eso vendrá más tarde, al final de esta nota.

Ahora volvamos con el banquero de Franco.

«Nuestra cruzada es la única lucha en la que los ricos que fueron a la guerra salieron más ricos».

Estas palabras las pronunció franco durante un discurso en Lugo, el 21 de agosto de 1942. Las leería relamiéndose, porque para entonces ya tenía la miel no en los labios, sino en el estómago y tanta sangre republicana en las manos, como para volver rojo al Manzanares. Desde la gestación del golpe e incluso antes, los buenos “ojeadores“ vieron la posibilidad de hacer tremendo negocio. Uno de ellos fue el banquero Joan March Ordina -el de la foto-, considerado como el auténtico padrino económico del golpe fascista de 1936, el que pagó el alquiler del avión inglés que llevó a Franco de Canarias a Marruecos. March recibiría de Franco por ese mecenazgo, el monopolio bancario y financiero del país. Financió material de guerra, petróleo y avaló cuantos créditos fueron necesarios para la victoria de Franco.

Los March participan en la actualidad en los consejos de administración de más de 150 empresas, algunas tan conocidas como ACS, Acerinox o Prosegur. Aunque tuvo un papel decisivo, March no fue el único, ni sus descendientes tampoco, pero sí nos sirve para ilustrar aunque sea escuetamente cual fue el origen de las grandes riquezas que han trascendido hasta nuestros días, las que se forjaron alentando a la sublevación, manteniendo la guerra, una brutal dictadura y que hoy se ocultan tras las siglas de la mayoría de entidades bancarias.

Pero no hay que deprimirse, porque sí hay alternativas.

Hay entidades que sin dejar de ser bancos (no nos engañemos) practican la “Banca Ética” y estas son sus diferencias y similitudes con la Banca Tradicional: “Los bancos éticos no difieren, en su estructura ni en su funcionamiento, con los bancos tradicionales, sino que más bien lo hacen de sus objetivos, su operativa y forma de negocio”.

Vamos a concretar estos aspectos mediante una tabla con el fin de simplificar y clarificar nuestro análisis:

 

Un libro muy interesante de leer

Objetivos/prioridades
Banca Ética
Obtención de beneficios sociales
Banca Tradicional
Obtención de beneficios económicos y sociales

Inversión
Banca Ética
En empresas que mejoran las condiciones sociales y ambientales
En empresas aplicando criterios positivos de inversión.
Banca Tradicional
En función de la máxima rentabilidad financiera (donde obtienen más beneficios).
En empresas sin aplicar criterios negativos de exclusión.

La decisión de inversión
Banca Ética
La toman l@s emplead@s y l@s clientes/clientas (tod@s l@s interesad@s).
Banca Tradicional
La toma un gestor financiero

Información/transparencia
Banca Ética
Informaciones sobre todas las actividades financiadas con el dinero de l@s clientes/clientas.
Banca Tradicional
Ninguna o poca información sobre el uso del dinero

Un ¡clic! para ampliar la ilustración

-El cliente/clienta
Banca Ética
Se les conceden créditos previo aval o garantía patrimonial.
Ofrecen préstamos que se adaptan a las necesidades del proyecto que los solicita.
Escoge las actividades que desea financiar:
• Energías alternativas
• Comercio justo
• Condiciones laborales
• etc.
Banca Tradicional
Se les conceden créditos que tienen proyectos viables, sin necesidad de avales o garantía.
Ofrecen préstamos más adaptados a las necesidades del banco que del cliente/clienta.
No puede decidir sobre el destino de sus ahorros.

Ánimo de lucro
Banca Ética
La mayoría de entidades de finanzas éticas no tienen ánimo de lucro, en estos casos los beneficios revierten en proyectos de carácter social o medio ambiental.
Banca Tradicional
Su razón de ser es la remuneración al accionista.

Podemos concluir que la diferencia más significativa se centra en el uso del dinero, en dónde se invierten los ingresos de los ahorradores ya que a diferencia de los bancos tradicionales, la banca ética invierte en las empresas socialmente más responsables. (1)

En nuestra asociación (2) Montañas de Libertad, Recuperando Memoria (Asociación Memoria Democrática Zucaina, Castelló, Comarca Alto Mijares) trabajamos con la caja de ahorros Caixa Ontinyent porque siendo “Banca Ética” cumple perfectamente nuestras expectativas. No hay razón para trabajar con bancos convencionales que son especuladores, desahucian a la gente e invierten en cualquier actividad que sea lucrativa como el comercio de armas, por no hablar de los orígenes de sus fortunas de las que hemos hablado al principio.

No es tan complicado trabajar con otro tipo de bancos. Por poner un ejemplo, estas son las cerca de 80 entidades de finanzas éticas cooperativas y locales de la Comunitat Valenciana:

“2 bancos éticos (Triodos Bank y Fiare Banca Ètica), una cooperativa de servicios financieros (Coop57) y una entidad de financiación ética (Ética Patrimonios), una caja de ahorros (Caixa Ontinyent), 31 cooperativas de crédito y cajas rurales, 43 secciones de crédito de cooperativas agrarias, una cooperativa integral valenciana (Amalur), bancos de tiempo y redes de intercambio y monedas sociales, además de instituciones de soporte tanto públicas (Institut Valencià de Finances i Afín SGRCV) como privadas (Xarxa Enclau, Setem C. Valenciana, Associació SOL i Associació Valenciana de Cooperatives de Crèdit).” (3)

Si trabajas por la Memoria, no te desmemories cuando vayas a abrir una cuenta bancaria.

Notas:
1.- https://masqueunbanco.wordpress.com/
2.- Zucaina Se Mueve
3.- La Universitat de València edita la “Guia de finances ètiques, cooperatives i locals de la comunitat valenciana”, coordinada por el Catedràtic d’Organització d’Empreses i Director de la Càtedra d’Economia del Bé Comú Joan Ramon Sanchis y patrocinada por la Conselleria de Transparència, Responsabilitat social, Participació i Cooperació de la Generalitat Valenciana.

* Molino del Villar, Agricultura Sin Venenos y Energías Renovables. Miembro de la Asociación “Montañas de Libertad, Recuperando Memoria”, si quieres hacerte socio o colaborar de alguna forma con ella, rellena en menos de un minuto este formulario: https://forms.gle/S4REYCiNpdUT44gR6 #ZucainaSeMueve
Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter: @LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos

2 comentarios en “El banquero de franco: el pirata del Mediterráneo

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar