Sobre la obra, de que va…

En El extraño jinete, escrita en 1920 y definida por su autor como boceto en un acto, la acción se desarrolla en la sala abovedada de un viejo hospital que está habitada por viejos calamitosos vestidos de harapos imposibles. Una de las viejas que habitan el lugar, La Vigía, afirma haber escuchado campanas. Puesto que no hay campanas en la zona, los otros viejos se burlan de ella, pero poco a poco la ansiedad hace que también escuchen el tono lúgubre de campanas. A través de una ventana La Vigía ve la llegada de un enorme caballo montado por El Extraño Jinete. Pregunta a sus compañeros si tienen miedo de morir, revelando que quien llega es nada menos que la muerte. Los viejos se lanzan a un extraño ritual de despedida, pero El Extraño Jinete no viene a por ellos.

La muerte, personaje que en El extraño jinete galopa hacia el hospital en el que los viejos la esperan y la temen, es como una inminencia obsesiva más y más cercana. Es carne y ambiente. No es alegoría sino fluido simbólico. Intrusa que cría líquenes en corredores de la intuición, escalofrío de ciegos, estremecimiento que preña y rodea el hospital dejándolo como fruto maduro que ya puede caer. Y no sólo la muerte, hasta la arquitectura de esta obra es claramente simbolista. Tras el retrato de la miseria, tras la actividad de ese hormiguero de viejos lúbricos, haraposos y desdentados que ya enseñan su calavera y en los que, por tanto, en razón de una lógica inmediata, parecería que la muerte viene a efectuar su elección, la desviación sorprendente en el final: no, El Extraño Jinete no ha escogido su presa en la decrepitud, sino en un recién nacido. Es una muerte refinada, de aristocráticos gustos morbosos y cerebralmente antinaturales.

El teatro de Ghelderode en cuanto espectáculo de una naturaleza humana integral, sin amputaciones ni eufemismos, proviene directamente de la dramaturgia isabelina: exceso, insujeción a las normas púdicas, ósmosis entre la muerte y la lujuria, obsesión de lo auténtico cifrando en el instinto y en el espontáneo desenvolvimiento de los apetitos naturales –incluso sangrientos y feroces- con la consiguiente repulsión de las máscaras sociales o mediatizadas por interés o hipocresía de cualquier especie.

Pero la máxima enseñanza de Ghelderode estriba en algo más hondo: en la osadía para derribar convenciones, tácitos acuerdos, hipócritas encubrimientos: en la risa absoluta y catártica como eficaz medio purificador. Por su obra de soledad, jamás comprometida y siempre arriesgada, sedienta de una sed implacable, y por la mágica y personal sustancia que la define, Ghelderode quedará como uno de los pocos merecedores del dictado de genio, cargada la palabra con su más grave y excepcional sentido.

Sobre el autor: Michel de Ghelderode

Michel de Ghelderode (Ixelles, 1898 – Schaerbeek, 1962) fue un autor de culto para las vanguardias teatrales y literarias del siglo XX. Escribió más de sesenta obras teatrales, un centenar de cuentos y numerosos artículos sobre el arte y el folclore de su país. De su padre, empleado en los archivos del Reino, guardará el interés por la historia, especialmente por la Edad Media. De parte de su madre, recordará las leyendas e historias populares contadas en las fogatas.

De juventud solitaria, fue asiduo de los circos, barracas de feria y teatros populares de títeres. Fundió en su teatro el medievalismo visionario con el expresionismo y la agresividad de la vanguardia. El tema central de sus obras es el ser humano entre las fuerzas irracionales del bien y del mal, su ansia de salvación, al margen de cualquier ortodoxia religiosa, y su obsesión por la muerte.

Su teatro es puesto en escena en el mundo entero y considerado uno de los padres de la vanguardia teatral europea, influenciando claramente, entre otros, a Beckett, Ionesco, Audiberti, etc.

Entre las obras teatrales del autor belga se pueden destacar: La Balada del Gran Macabro, María La Miserable, Escorial, Fastos del Infierno, La Farsa de los Tenebrosos, etc.

 

¿Cómo y dónde?

Por “La Pajarita de Papel Compañía de Teatro”

En teatro de “La Puerta Estrecha”, Calle del Amparo 94, Madrid.

Hasta el 18 de diciembre de 2011. Jueves a domingo a las 21 horas

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2011/10/escena8.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2011/10/escena8.jpgJazzLa escenaEl extraño jinete,Michel de GhelderodeSobre la obra, de que va… En El extraño jinete, escrita en 1920 y definida por su autor como boceto en un acto, la acción se desarrolla en la sala abovedada de un viejo hospital que está habitada por viejos calamitosos vestidos de harapos imposibles. Una de las viejas que...Cultura Libre, Comunicación Libre