La guardia civil en la posguerra

Maryssa Ruiz*. LQSomos. Septiembre 2017

Una vez finalizada la Guerra Civil española, fruto de un golpe de estado contra un gobierno elegido de forma democrática, España se convirtió en una «caza de brujas´´, en un verdadero infierno en el que todo aquel que defendiese unos principios democráticos, estaría condenado a la tortura y al suplicio a manos de la guardia civil y demás súbditos franquistas con complejo de superioridad.

Tras acabar la contienda y proclamarse vencedor el bando liderado por un criminal demente, el país quedó custodiado por los vasallos del régimen, por todos los que, de una forma u otra, ejercieron un poder carente de lógica asesinando a todo el que no apoyase la dictadura. A partir de los años cuarenta la guardia civil se podía definir como los «perritos falderos´´ de Franco, a los que dieron un poder que utilizaron para arruinar la vida de muchos seres humanos, queriendo demostrar la valentía que poseían, cuando en realidad eran unos cobardes infelices a los que le dieron un arma solo por acatar las órdenes de un psicópata esquizofrénico.

El país quedó plagado de campos de concentración, habitados por valientes a los que utilizaron como esclavos creando construcciones a capricho del dictador, por las que éste recibiría cantidades indecentes de dinero que utilizaría en todo menos en levantar una España destrozada a causa de una guerra absurda. Estas cárceles, que no eran más que nidos de enfermedades, infecciones y plagas, eran controladas por guardias franquistas que se encargaban de martirizar a los prisioneros, haciéndoles sufrir verdaderas torturas, hasta dispararles sin piedad y a sangre fría, disfrutando de cómo las víctimas se retorcían encontrando la muerte.

A los que no habían encarcelado, por falta de pruebas o porque quizás los guardias eran tan inútiles que no sabían ni hacer el trabajo que les habían delegado, los llamaban para declarar con el fin de que delatasen a compañeros de su ideología. Pero lo que estos monstruos deleznables no sabían es que los principios y la lealtad no tienen precio y era preferible morir que traicionar a la justicia y la dignidad. La guardia civil torturaba de una forma atroz a los detenidos, los ataba de las manos al techo durante días, provocando el desgarre de las muñecas de los reos; los encerraban sin comunicación alguna en zulos a oscuras, sin comida ni agua durante largo tiempo, para darles palizas durísimas cuando los sacaban, los ataban desnudos a una silla y eran golpeados con toallas mojadas previamente para que fueran más duros los golpes; les practicaban descargas eléctricas por todo el cuerpo; les partían los dedos de las manos y los pies uno a uno, hasta que los detenidos sólo pensaban que la muerte sería el mejor destino que podían recibir, con el fin de que acabase el dolor que los guardias ocasionaban.

Algunos valientes guerrilleros, que no se doblegaron a una dictadura estúpida, se escondieron en los montes, los conocidos como «maquis», y se convirtieron en una verdadera pesadilla para la guardia civil, ya que eran muchos y muy inteligentes, con una sabiduría y perspicacia que nunca podría tener un guardia, ya que su ansia de poder y su arrogancia nublaría cualquier ápice de sapiencia, eso en el caso de que por alguna remota casualidad apareciera. Los guardias civiles patrullaban los montes en busca de maquis, acechaban cual chismosas de barrio las entradas de las cuevas, esperando que apareciera alguno de ellos para coserlo a tiros por la espalda, como hacen los cobardes, y después arrastrarlo hasta la plaza del pueblo para que todos vieran el destino que le esperaba a quienes estuviesen en contra de la dictadura. En ocasiones, estos asesinos con don de mando y poco cerebro, obligaban a muchos pueblerinos a bailar encima de los cadáveres de los maquis como acto de victoria. Cuando la guardia civil capturaba a alguno de estos guerrilleros, era porque habían sido ayudados por el chivato de turno, al que le habían pagado una buena recompensa, ya que por sí mismos eran incapaces de hacerlo, pues estaban demasiado ocupados bebiendo gratis en cualquier taberna o disfrutando de todo lo que no merecían, sólo por el mero hecho de llevar un tricornio. Muchas jóvenes eran violadas por este «cuerpo de seguridad del Estado´´, muchas familias cedían sus alimentos a estos «salvapatrias´´ y todo el mundo tenía miedo de que llegasen, porque sabían que con su llegada también traerían la muerte y la desdicha. Evidentemente habría alguno que no actuase de esta forma, ya que siempre existe la excepción que confirma la regla, pero por lo general, España estuvo condenada, en vez de salvada, por la guardia civil.

Más artículos de la autora

8 comentarios sobre “La guardia civil en la posguerra

  • el 5 enero, 2019 a las 20:46
    Permalink

    Sra. Maryssa Ruiz, su artículo está lleno de imprecisiones y falsedades que cualquier persona con unos pocos conocimientos históricos le podría rebatir, en el mismo denota usted una desmesurada inquina y odio hacia la Guardia Civil ( por cierto la Institución más valorada de España ), con lo cual el resultado de su artículo se podría calificar de ridiculo, dedíquese a otra cosa porque para leer tonterías ya tenemos bastante con la prensa amarilla, un saludo y viva la Guardia Civil

    Respuesta
  • el 3 mayo, 2018 a las 12:18
    Permalink

    Puede, lo mismo ocurría en el otro bando, o solo tenemos un ojo?. La patraña de Guernica que no fue mas que aprovechar la tontería de un árbol, el árbol de Arana, una chorrada. Porque hubo ciudades que sufrieron peores bombardeos que Guernica y apenas se habla de ello, por ejemplo en el sur de España el pueblo de Cabra estaba de mercado cuando los rojos bombardearon y destruyeron el pueblo que no tenia objetivo militar ninguna. Guernica si, estaba la fábrica de armas Astra, se fabricaban bombas para los aviones rojos, y había un puente estratégico que facilitaba el paso de los gudaris hacia Santander. Guernica era un objetivo militar. Pero un pintor raro hace un cuadro, el el resto la publicidad para enseñar al mundo lo malos que eran los otros, y no era así. Barcelona sufrió los peores bombardeos habidos en la guerra, y en cambio se habla solo de Guernica, cuyos muertos son muchísimos menos de los que los gudaris dicen. Les importa mas el árbol que la gente. Esto viene a cuento de que todo lo que digas de un bando se repitió de igual forma en el otro, y te repito, estas mal informada, en Bilbao entraron los Requetés de Montejurra, los Requetés gudaris, y son los que si hicieron o no hicieron fueron ellos, pero lo mismo ocurrió en el otro bando, lo mismo. Y si no a leer toca. Salud.

    Respuesta
    • el 3 mayo, 2018 a las 12:44
      Permalink

      Esta claro que la Guardia Civil de ahora, no tiene nada que ver con la de aquella época, lo mismo que el vino, el pan, la ropa, la sanidad, etc, etc. Todo progresa y se regenera. ¿Cuantos cadáveres tuvieron que diseccionar los estudiantes de medicina en aquellos tiempo, robándolos de los cementerios, para que hoy a ti te curen unas fiebre o un virus que podría ser mortal?. No tiene nada que ver, entonces la gente era quizás, alguna no toda, debido a la ignorancia, mas violenta, eran fáciles de convencer por la verborrea de los políticos de turno. Aunque por desgracia hoy también ocurre. En cuantos los abusos repito, los Republicanos hicieron lo mismo, y lo dicen hasta los investigadores hispanistas españoles y extranjeros de primera línea. TODOS violaron, asesinaron, fusilaron, robaron, etc etc. Antes/durante/y después de la puñetera guerra.

      Respuesta
    • el 3 mayo, 2018 a las 12:27
      Permalink

      Y por favor deja a los «guardias» en paz. Tras una guerra sea cual sea, lee y verás, siempre, siempre hay represión y abusos, pero dejando ese odio que se OS ve (y no se porqué, porque aun ni habíais nacido), ese odio por falta de información veraz, y no la que te cuenta tus compañeros de «partido», ese odio si no se destruye de una vez, tarde o temprano nos va a llevar a repetir la historia. Que fuerte, pero fue odio y no ideología lo que destruyó nuestro país.

      Respuesta
  • el 26 abril, 2018 a las 16:15
    Permalink

    Maryssa Ruiz/LoQsomos.Analizando tu escrito.Es cierto que hubo represión por parte de los vencedores, ocurre en todas las contiendas. Es cierto que muchas represalias fueron fruto de chivatazos vengativos y sin razón. Ocurre en todas las contiendas. Es cierto que los vencedores, como en todas las contiendas, no dejaban tras de si, grupos de «enemigos» sin depurar. Es una realidad que si llegan a ganar los Republicanos Rojos todo esto o mas hubiese ocurrido. Son desgraciadamente hechos que se vienen repitiendo desde que el mundo es mundo.
    Tu segundo comentario, la mayoría de la Guardia Civil estuvo del bando Republicano, de ahí que Franco nada mas acabar la guerra quiso disolverla.En un muestreo realizado por el Servicio de Estudios Históricos del propio Cuerpo, un 83 % aproximadamente de la cifra de muertos corresponde a guardias civiles que fueron leales a la República.La República les cambió el nombre por Guardia Nacional Republicana. Muchos altos mandos use sumaron al bando Republicano, por ejemplo el General Escobar, fusilado en Monjuit dando él mismo la orden de «fuego», al pelotón de ejecución, que tras fusilarlo, y en su honor presentaron armas a su cuerpo. Franco desconfiaba de la Guardia Civil, entre otras cosas porque al ser un cuerpo formado mayoritariamente por gente rural, y el apoyo que este cuerpo dio a la República, podían no ser de fiar. Pero el entonces Director General de la guardia Civil, le convenció de que se trataba de un cuerpo muy arraigado en la población rural. Porque en las ciudades grandes y capitales de provincias el orden público lo gestionaba la Policía Armada (antes Guardias de Asalto).
    La Guardia Civil al ser un cuerpo eminentemente rural, debieron de encargarse de mantener el orden en las zonas rurales donde «actuaba» el maquis, por esto les cayó el san Benito de tener que enfrentarse a estos «guerrilleros» como les llaman ahora, que a base de coacciones atemorizaban al pueblo y al que no pensaba como ellos se lo cargaban, tenían las zonas rurales de montes y montañas «secuestrados», luego había algún republicano de ultima hora que les apoyó totalmente. No te olvides de esto la G.C. era rural, y el maquis era rural: La lucha y el enfrentamiento estaba servido. Aunque si bajamos al nivel de guardias,cabos, vemos que éstos no movían un dedo sin que el suboficial (que recibían a su vez órdenes de sus oficiales)les diesen las órdenes. ¿Negarse a cumplir órdenes de tus mandos? Eso seria como tirarse de un puente a un río sin agua.
    ¿Campos de concentración?, si los hubo, no se la edad que tienes pero hablas con un grado de estupidez e ignorancia total. Los campos de concentración que hubom estaban custodiados por el Ejército no por la Guardia Civil.
    Da la sensación de que presenciastes todas las estupideces que dices, no, no fue así, ni los republicanos eran unos santos ni tampoco los otros. Pero eso ocurre en otro estatus en nuestra vida diaria.
    Los republicanos fueron asesinos, torturadores, y mala gente, pero no todos, los hubo y muchos que eran personas normales.
    Los Franquistas (que no fascistas) exactamente lo mismo.
    En el Franquismo, quizás por la ayuda prestada en la contienda, hubo un grupo fascista muy definido y muy peligroso, que encaja mas en tus comentarios, La Falange Española y de la JONS, pero la Guardia Civil, no. Le tocó pelear con el maquis porque ambos eran rurales.
    Sobre la retaila de «mierda» que estas hechando sobre la G.C.: torturas, violaciones, etc.etc. veo que eres de esas personas rojillas de ultima hora, que no tienen cultura ni criterio propio, lo que algún dejenerado te ha metido en la cabeza.
    ¿Quizas antisistema?. Mientras yo trabajo tu te drogas, o no, vives de la sopa boba, y duermes bajo la luz de la luna plácidamente. Podría ser.
    !Abajo la incultura, la ignorancia, el odio sin sentido,y la gente que no sabe lo que dice!
    Viva España (porque soy español y no americano) y Viva la Guardia Civil, la de ahora y la de antes estuviese en el bando que estuviese.

    Respuesta
    • el 5 enero, 2019 a las 20:38
      Permalink

      Vaya zasca que le has dado a esa ignorante, bien hecho

      Respuesta
  • el 17 abril, 2018 a las 23:43
    Permalink

    Maryssa Ruiz/LoQsomos.¿Tu te crees todo lo que dices?.Las matanzas comenzaron en el 31 y no precisamente por esos que tu llamas fascistas.En los 5 primeros meses del 36 fueron asesinadas mas de 500 personas por los mal llamados republicanos «demócratas».Lo que en España se estaba fraguando descaradamente era una república estalinista o sea comunista que a mi entender era peor que el fascismo. Lo que hubo no fue un levantamiento fascista sino un levantamiento militar. Lo que vino después no fue un gobierno fascista si no un gobierno policial o militar, que no se lo que sera peor. ¿que habría pasado si la guerra la ganan los rojos estalinistas?, no hubiese habido represiones? No hubiese habido paseos? No hubiesen estado las cárceles llenas de esos que tu llamas «fascistas». No hubiese habido venganzas, ajustes de cuentas. CNT,FAI,PSOE,UGT,JSU,POUM,NACIONALISTAS, comandados por jefes tan sanguinarios como los que tu mencionas. Largo Caballero, Nin, Carrillo, Nuño, Durruti, Azaña, Pasionaria, etc. etc. Eran los que dirigían a los pistoleros de todas esas organizaciones que hubo muchos. Y, enterate, en el otro lado los únicos fascistas declarados fue la Falange, y los pronazis de las JONS. El resto eran soldados militares, la mayoría de su quinta que nada tenían que ver con el fascismo. Y esos «maquis», que en mi tierra hubo muchos, no eran mas que unos pobres ignorantes engañados por Carrillo, Pasionaria, y los Comités comunistas instalados, en Francia, Bélgica, URSS etc. y su pandilla de ineptos que les ordenaron amargar la vida «no a la Guardia Civil» que si lo hicieron, si no a los pobres habitantes de los pequeños pueblos que «dame o te mato», para esto hay que hablar con la gente, y yo lo he hecho respetaban a la guerrilla por puro miedo. No hay que agarrarse al tren de moda que es la critica sin sentido de lo que pasó.Hay que enterarse de manera imparcial. Yo he tenido en mi familia un maestro republicano o no, «paseado», y no por ello critico a nadie hay que hablar de la historia sin rencor y con conocimiento, leer y enterarse. La Guardia Civil, en la mayoría de los casos fue una salida para gente que acabada la guerra no tenían trabajo ni nada con que alimentar a sus hijos, muchos no estaban allí por gusto. Si en un restaurante no te dan la comida a tu gusto pídele explicaciones al Cocinero Jefe que es el que organiza y da órdenes no culpes al pobre camarero. Deja en paz a la Guardia Civil, solo cumplian ordenes, y mandatos de unos mandos que si tuvieron responsabilidad en los hechos. No tienes ni idea de lo que dices, para mi eres una inculta y desinformada total en estos temas, por favor no hables de lo que no sabes.Podría estar un año hablando de esto, pero no merece la pena. Solo tu piensa ¿QUE HUBIESE PASADO SI LA REPUBLICA ROJA HUBIESE GANADO?. Quizás ni tu ni yo habríamos nacido. La historia de la preguerra, la guerra y la posguerra es tremendamente compleja no se debe hablar a la ligera, fue muchísimo lo que desde finales del siglo XVIII ocurrió en este país, a nivel cultural, político, popular, militar, civil, religioso, etc etc. Un saludo.

    Respuesta

Deja un comentario