Silvia Delgado*. LQS. Octubre 2018

Ya no nos queman en las hogueras, ni nos torturan sentados con los pies cubiertos de sal para que nos laman las cabras hasta dejarnos en los huesos, ni nos arrancan el cuero cabelludo, ni nos encadenan para vendernos en mercados donde nos revisan los dientes y las tetas

Más o menos todos reconocemos en el día 12 de octubre el comienzo de la conquista de un continente: Se llevaron el oro dejando ríos de sangre.
Nos decimos que esta fiesta debería dejar de celebrarse, que es una herida en la memoria demasiado lacerante como para ser recordada con alegría, banderas y salvas al aire de cañones. Es lo que pensamos cada año y nos duele saber que al otro lado observan con cara de asombro a nuestros reyezuelos tiranos y a nuestros mercaderes dispuestos siempre a arribar a sus puertos.

El día 12 de octubre nos trae estos pensamientos. Yo también pienso si desde 1492 hemos cambiado algo.

Ya no nos queman en las hogueras, ni nos torturan sentados con los pies cubiertos de sal para que nos laman las cabras hasta dejarnos en los huesos, ni nos arrancan el cuero cabelludo, ni nos encadenan para vendernos en mercados donde nos revisan los dientes y las tetas. Es cierto todo esto, pero también es cierto que aún somos esclavos y trabajamos de sol a sol para un amo que a veces es terrateniente, a veces banquero y a veces es dueño de fábricas donde es imposible respirar y donde el sueldo apenas alcanza para seguir arrastrando la vida.

Pienso que hemos cambiado algo: ya no hay cámaras de gas en donde se amontonan cadáveres grisáceos.

Pero continua el descubrimiento de nuevos mundos adonde llegan como lobos en celo para saquear y diezmar cada porción de tierra. Erre que erre viajan buscando riquezas y a cambio de ellas raptan y violan, asesinan, secuestran semillas, imponen su fe de mesías capitalistas. Igual que hicieron en América.
Hemos cambiado algo, más bien poco. Los conquistadores no murieron.
Siguen vivos después de tantos siglos.

Una mirada al mundo más allá de nuestras fronteras y llegaremos sin brújula a las tierras que hoy están siendo descubiertas y conquistadas a la fuerza.

Más artículos de la autora
LoQueSomos en Red

Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/01/por-la-hermandad-entre-los-pueblos-latinoamericanos-LQSomos.gifhttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2017/01/por-la-hermandad-entre-los-pueblos-latinoamericanos-LQSomos-150x150.gifLQSomosLos Otros y YoSilvia Delgado FuentesLos conquistadores,SaqueoSilvia Delgado*. LQS. Octubre 2018 Ya no nos queman en las hogueras, ni nos torturan sentados con los pies cubiertos de sal para que nos laman las cabras hasta dejarnos en los huesos, ni nos arrancan el cuero cabelludo, ni nos encadenan para vendernos en mercados donde nos revisan los...Cultura Libre, Comunicación Libre