Pedro Casas*. LQS. Noviembre 2018

Es importante destacar que, a pesar de la ausencia total de colaboración institucional, y que el resultado no será vinculante (por la falta de un censo y garantías suficientes), las mesas serán respetuosas con cualquiera de las opciones que se presentan a decisión, pues es una consulta democrática y no una mesa de propaganda

Consulta sobre el modelo de estado, monarquía o república

A finales del año pasado comenzó a fraguarse la propuesta de realizar una consulta popular sobre el modelo de estado, y a primeros de este año un grupo reducido de personas se pusieron manos a la obra, extendiendo la idea por barrios y pueblos. La acogida no fue unánime, siendo curiosamente personas a título individual las que iniciaron la creación de asambleas locales, transversales y no partidistas, que son el núcleo organizativo que soporta todo este proceso.

Inicialmente las llamábamos “consultas republicanas”, pero con el paso del tiempo fuimos descubriendo que se trataba de algo más profundo, como es el derecho a decidir. No consiste sólo en cómo se elige el Jefe del Estado (quizás no hace falta esta figura de control y bastaría con la jefatura de un gobierno democráticamente elegido), sino de otras muchas cuestiones que nos afectan de manera colectiva como ciudadanos, cuya decisión no debemos delegar permanentemente en personas a las que luego no controlamos.

Unas 100 mesas de votación serán las que se coloquen el 2 de diciembre, abarcando 50 barrios de 9 distritos de la capital (Arganzuela, Barajas, Carabanchel, Centro, Latina, Tetuán, los dos Vallecas, Usera) y 5 municipios de la periferia de Madrid (Parla Leganés, Alcobendas, San Sebastián de los Reyes y Rivas). También se han sumado ese día dos pueblos de fuera de Madrid, Talavera de la Reina (Toledo) y Miranda de Ebro (Burgos). Y la pregunta que responderán quienes deseen participar en esta consulta es: ¿Cuál es el modelo de estado que prefiere para su país?: República o Monarquía.

Las mesas serán atendidas por unas 500 personas voluntarias, que nos hemos organizado en 15 asambleas locales, que toman sus acuerdos de manera autogestionada y horizontal, y se coordinan con las demás para las decisiones colectivas, como los protocolos de votación, el texto de la papeleta, los diseños y mensajes, etc. Más de 40.000 dípticos y octavillas, 20.000 pegatinas, 2.000 metros de pancartas, además de las redes sociales y soportes digitales, son el soporte de difusión de esta iniciativa que va calando cada vez más en la población, con apoyos destacados de sindicalistas, escritores, activistas sociales, periodistas, etc. Pero más allá de los resultados en términos cuantitativos, lo más importante es que salimos a la calle sin esperar a que nos convoquen, y que esto no ha hecho más que empezar.

Es importante destacar que, a pesar de la ausencia total de colaboración institucional, y que el resultado no será vinculante (por la falta de un censo y garantías suficientes), las mesas serán respetuosas con cualquiera de las opciones que se presentan a decisión, pues es una consulta democrática y no una mesa de propaganda. Animamos por ello a que acudan a votar las personas monárquicas que consideren que este modelo no puede ser impuesto, sino decidido de manera democrática por la población.

Esta consulta del 2 de diciembre se celebra cuatro días antes del 40 aniversario de una constitución que se incumple sistemáticamente en sus aspectos sociales, que fue modificada a espaldas de la población para beneficiar a la banca, y que hace tiempo muestra signos de agotamiento en aspectos fundamentales de la organización política del estado y en la defensa de los derechos sociales e individuales

Con esta iniciativa buscamos dar un paso más en la reivindicación de un referéndum institucional y vinculante, con todas las garantías democráticas, para elegir la forma de estado que no fue puesta a debate durante la transición de la dictadura al actual régimen de monarquía parlamentaria, en cuyo seno están aflorando gérmenes franquistas en muchas de sus instituciones básicas. Queremos un nuevo modelo de democracia participativa y directa, que supere los graves defectos de representatividad que presenta la democracia delegada.

Se trata de un proceso apenas iniciado pero que se extiende rápido, porque responde a una demanda social profunda. Somos un movimiento no partidista, independiente y asambleario, abierto a la libre participación de todas las personas que compartan unos objetivos democráticos elementales: Poner el futuro de la mayoría social en manos y al servicio de la mayoría social, frenando al poder asfixiante de la banca y las grandes fortunas agrupadas en el IBEX, que manipulan de manera grosera los resortes del estado, como estamos comprobando últimamente con el Tribunal Supremo.

A fecha de hoy son 22 las universidades de todos los territorios que han anunciado la celebración de consultas, impulsadas por asambleas de estudiantes y profesores, y hay otras localidades que están haciendo también consultas de manera descentralizada. Este crecimiento imparable no sólo afectará al número de consultas, sino a la elaboración de unos objetivos ambiciosos y compartidos para llegar a una democracia plena, en la que votar no sea un delito, sino un derecho básico.

Esta consulta del 2 de diciembre se celebra cuatro días antes del 40 aniversario de una constitución que se incumple sistemáticamente en sus aspectos sociales, que fue modificada a espaldas de la población para beneficiar a la banca, y que hace tiempo muestra signos de agotamiento en aspectos fundamentales de la organización política del estado y en la defensa de los derechos sociales e individuales. Lo que pretendía ser una celebración fastuosa, se está aguando por todos los resquicios del actual régimen, y nos alegra pensar que podamos estar contribuyendo modestamente a ello.

Por ello, y siguiendo el ejemplo de otros lugares del estado español que luchan por el derecho a decidir, como es el caso de Euskal Herria y Catalunya, con los que nos solidarizamos, queremos dar un paso adelante y no esperar a que nos convoquen, saliendo a la calle a ejercer nuestro derecho. Sin duda va a suponer (ya está ocurriendo) un paso muy importante en la relación entre los pueblos del estado, cuyos puentes están en proceso de reconstrucción, lo que redundará muy positivamente en la defensa y conquista de derechos y libertades comunes que nos están arrebatando.

Queremos tomar la palabra, que nadie hable en nuestro nombre, y exigimos la convocatoria de un referéndum institucional y vinculante sobre la forma de Estado.

* Articulo publicado en el diario Berria, nota original: Madrilek ere erabaki egin nahi du
Pedro Casas,  activista social y miembro de la asamblea de redacción de LoQueSomos

Más artículos del autor

Ilustraciones de Alejandro Pacheco de la serie “Dialogo”

Información relacionada:
La Universidad decide República
República-Monarquía: La consulta del 2-D avanza imparable
Consulta popular “Monarquía o República”: ¡Hagamos historia!
República, Monarquía: Nosotras decidimos
La consulta popular monarquía o república se despliega
Convocatoria de consulta popular: Monarquía o República
Una “Marea” democrática y republicana recorre el estado
Convocatoria abierta: Consulta Popular Monarquía o República
Es ahora ¿Monarquía o República?
Tetuán se moviliza para organizar la Consulta para decidir Monarquía o República
Síguenos en Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb

http://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/07/consulta-mp3-LQS-kr-1024x1024.jpghttp://www.loquesomos.org/wp-content/uploads/2018/07/consulta-mp3-LQS-kr-150x150.jpgLQSomosDemocraciaMadrizMp3. Movimiento por la III RepúblicaPedro Casas¡Hagamos historia!,Consulta popular Monarquía o República,Derecho a decidir,Fraternidad,Igualdad,LibertadPedro Casas*. LQS. Noviembre 2018 Es importante destacar que, a pesar de la ausencia total de colaboración institucional, y que el resultado no será vinculante (por la falta de un censo y garantías suficientes), las mesas serán respetuosas con cualquiera de las opciones que se presentan a decisión, pues es...Cultura Libre, Comunicación Libre