2021: Los sueños de miles de migrantes se hundieron en el mar

Por Selodi Gasan Adie. LQSomos.

La mayoría de las víctimas mortales emprendieron su ruta hacia Europa en embarcaciones hinchables repletas y no aptas para la navegación. El número de muertos supera ampliamente al registrado en 2020, cuando se contabilizaron 1776 fallecimientos

Los sueños de más de 3000 migrantes y refugiados se hundieron en el Mediterráneo y el Atlántico en 2021

Según indica un nuevo informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) durante el año 2021 más de 3000 personas fallecieron o desaparecieron en su intento de llegar a Europa mediante las rutas del Mediterráneo central y occidental y del Atlántico, ACNUR pide apoyo urgente para evitar más muertes de los individuos que emprenden peligrosos viajes tanto por tierra como por mar.
La portavoz del organismo desglosó en 1924 el número de fallecidos o desaparecido en ambos trayectos del Mediterráneo, por los 1153 que perecieron o sucumbieron en la ruta marítima del noroeste de África hacia las Islas Canarias, en España.
Shabia Mantoo explicó este pasado jueves 28 de abril, en Ginebra que la cifra de víctimas registrada el año pasado es muy superior a la de 2020 cuando se contabilizaron 1776 en las tres rutas marítimas. Al mismo tiempo, advirtió que ya han desaparecido o muerto 4787 personas desde el inicio del año.

“La mayor parte de las travesías marítimas se realizaron en embarcaciones hinchables repletas y no aptas para la navegación, muchas de las cuales volcaron o se desinflaron provocando la pérdida de vidas. La travesía por mar desde estados costeros de África Occidental, como Senegal y Mauritania, hasta las Islas Canarias es larga y peligrosa y puede durar hasta 10 días. Muchas embarcaciones se desvían del rumbo o desaparecen sin dejar rastro en estas aguas”, declaró.

A estas elevadas cifras, Shabia Mantoo añadió que es posible que un número aún mayor de personas haya fallecido durante viajes a través del desierto del Sáhara y de zonas fronterizas remotas, en centros de detención o durante el cautiverio de contrabandistas o traficantes.

Mantoo también explicó que las personas que viajan por estas rutas se enfrentan a una larga lista de abusos: ejecuciones extrajudiciales, detenciones ilegales y arbitrarias, violencia sexual y de género, trabajos forzados, esclavitud, matrimonios forzados y otras graves violaciones de los Derechos Humanos. Además, la pandemia de COVID-19 y los correspondientes cierres fronterizos afectaron a los desplazamientos hacia el norte de África y los países costeros europeos, y muchos refugiados y migrantes contrataron a contrabandistas para facilitar estos peligrosos viajes.
A este cúmulo de factores peligrosos, la portavoz añadió otros como la inestabilidad política y los conflictos, el deterioro de las condiciones socioeconómicas y el impacto del cambio climático que pueden aumentar los desplazamientos y los traslados peligrosos.

Coincidiendo con el lanzamiento de una actualización de su Estrategia Actualizada de Reducción de Riesgos 2022-2023 y el llamamiento para el año en curso para la protección de los refugiados en viajes peligrosos de las rutas hacia Europa a través del Mediterráneo y del Atlántico, ACNUR solicita 163,5 millones de dólares para asistir y proteger a miles de refugiados y otras personas.

La llamada comprende a unos 25 países de cuatro regiones diferentes conectados por las mismas rutas terrestres y marítimas usadas por los migrantes, solicitantes de asilo y refugiados. Entre ellos se encuentran las naciones de origen, de salida, de asilo, de tránsito y de destino.

El organismo también insta a los Estados a comprometerse a reforzar las acciones humanitarias y las relacionadas con el desarrollo y la paz para responder a los retos de protección y búsqueda de soluciones.
Asimismo, llama a los Estados africanos y europeos implicados a mejorar sus marcos jurídicos y las capacidades operativas en las fronteras terrestres y marítimas y en los centros urbanos, y que garanticen alternativas creíbles a los viajes.

“Los Estados deben garantizar un acceso humanitario sin trabas que permita la prestación de servicios esenciales a las personas que se encuentran en movimiento o varadas en ruta, interceptadas en el mar o retenidas en centros de detención, y determinar si tienen necesidades de protección internacional”, detalló Mantoo.

En caso contrario, señaló que los refugiados, los solicitantes de asilo, los desplazados internos y otras personas seguirán desplazándose en viajes peligrosos en busca de seguridad y protección.

– Ilustración de Yasser Ameur
Más artículos de la autora

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar