Colombia. Acumulado histórico y victoria anhelada

Colombia

Por Fabiola Calvo. LQSomos.

Para silenciar las armas no es suficiente conversar con quienes dirigen militarmente las organizaciones, los políticos serían los primeros llamados, los gremios económicos, la cúpula del ejército y la policía, ya implicados todos en vínculos con el narcotráfico y el paramilitarismo

Gustavo Petro y Francia Márquez presentaron una lectura y unas propuestas que el país necesita hoy, producto sí, de un largo y doloroso caminar, pero siempre con la esperanza de la ansiada llegada a un punto para un cambio.

La inteligencia, carisma y conocimiento del país que tiene el presidente electo, una sociedad descontenta, un movimiento social urgido de respuestas con cumplimiento y (OJO) una fórmula vicepresidencial en la cual un gran número de colombianos y colombianos se vieron reflejados, sintieron que de verdad alguien salidos de sus entrañas llegaría al Palacio de Nariño.

Acabo de leer un artículo del diario El País de España y me deja un sabor eurocentrista y patriarcal porque según su autor, el triunfo se debió a un asesor español y, el papel jugado por la actual vicepresidenta queda en el olvido, candidatura que ganó en la consulta del 29 de mayo.

Pero además de las razones presentes es ético enumerar varios hechos históricos como parte de un proceso que no culmina con una elección presidencial y vicepresidencial, es una meta volante que permite dar un paso, muchos pasos en esta larga noche de más de 200 años en manos de las mismas familias, con las mismas políticas excluyentes, militaristas, autoritarias, guerreristas.

Colombia no ha tenido una sociedad liberal, léase bien, liberal. No estamos hablando de socialismo, ni comunismo, hablamos de un estado social de derecho, ese que hace rato disfruta una parte de Europa desde que el sistema capitalista, después de cientos de luchas sindicales, asumiera los derechos conquistados en el sistema socialista y abriese la puerta al ideario socialdemócrata ese que usted desea, ese por el cual me pregunté hace 30 años en el exilio ¿por qué no podemos vivir así?

Hace décadas la izquierda viene haciendo propuestas de corte liberal porque no otra cosa es proponer una Asamblea Nacional Constituyente que hiciese un cambio constitucional y entregara al ciudadano, a la ciudadana el derecho a decidir sobre su país. Suena raro, pero hasta 1991 se restituyó. Esa iniciativa se pudo llevar a la práctica cinco años después del asesinato de Oscar William Calvo quien entregó esa propuesta al país en la firma de los acuerdos con el gobierno de Belisario Betancur en 1984. ¡Cuidémonos de la amnesia! O el desconocimiento.

En 1981, Jaime Bateman propuso en un diálogo nacional, un encuentro entre las diferentes fuerzas viva del país incluido el movimiento guerrillero, los partidos, gremios, sindicatos, iglesia. Con este mismo ánimo, el M19 firmó los acuerdos en 1984.

Enumerar otros hechos puede contribuir a la comprensión del país que hoy necesitamos, no sé, si necesariamente el que deseamos. ¿Recuerda la propuesta del sacerdote Camilo Torres de un Frente Unido? Otras como A Luchar, el Frente Popular, la Unión Patriótica nos dejan referentes del querer de una alianza de fuerzas, Y le dice algo ¿Maguncia, Tlaxcala, Madrid, La Habana, Oslo…?

Es necesario salir de la polarización, no será por arte de magia, pasa por darle un impulso económico al país, sacarlo del feudalismo que aún pervive y que desde luego es darle cumplimiento al primer punto de los Acuerdos de Paz de 2016, una reforma agraria integral, es devolver la tierra a campesinas y campesinos, dar uso a las tierras fértiles. ¿Por qué se le llama burguesía a un puñado de terratenientes? Y para quienes sí puedan serlo, precisa que salgan del capitalismo salvaje y se apresten con sentimiento patrio para ese acuerdo nacional al que está convocando el nuevo inquilino de la Casa de Nariño.

Es esa mixtura entre feudalismo, capitalismo salvaje, mafia empotrada en el Estado y la sociedad, corrupción, grupos paramilitares, guerrilla, delincuencia que obliga a un acercamiento, diálogo y acuerdo con todas las fuerzas en sus diferentes expresiones.

Para silenciar las armas no es suficiente conversar con quienes dirigen militarmente las organizaciones, los políticos serían los primeros llamados, los gremios económicos, la cúpula del ejército y la policía, ya implicados todos en vínculos con el narcotráfico y el paramilitarismo, es decir, un diálogo nacional, acuerdos nacionales con protagonismo de las regiones.

Sectores de la llamada izquierda sienten que llegó su momento y muestran su malestar por los acercamientos del presidente electo con los partido y sectores tradicionales de la política (tienen derecho a sentir repulsión), pero esto no hace con quienes hacen parte del Pacto Histórico, ya existe un programa. Este es un momento de trascendencia: frenar la violencia y darle un impulso a Colombia en todos sus escenarios con el cumplimiento constitucional de un Estado Social de Derecho.

Urge gobernanza para tener el poder que marque el norte para el cumplimiento del programa liberal que propone el nuevo gobierno, urge diálogo con todos los sectores, urge arrancar ya para tener resultados dentro de cuatro años.

Para lograr el cumplimiento del programa vale incluir mucha pedagogía y un movimiento social fuerte que acompañe pero que también haga control. Recordar también que existen fuerzas e intereses agazapados, que la guerra produce mucho dinero y ya la Defensoría del Pueblo sigue registrando amenazas contra líderes del Pacto Histórico, contra lideresas afrodescendientes: “Según fuentes comunitarias, el primer panfleto fue distribuido el 30 de marzo de 2022 en contra de varias lideresas y organizaciones sociales de mujeres afro de Bogotá. El segundo panfleto apareció el 16 de abril de 2022 y amenaza, entre otros grupos sociales, a integrantes del Partido Comunes y Pacto Histórico”.

Fue un triunfo en el cual influyeron las mujeres y la juventud, sin embargo, nada de triunfalismos, apenas es el inicio.

Más artículos de la autora
@fabicalvoocampo

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar