Darío Santillán

La dignidad rebelde. Un documental de Miguel Mirra

Darío fue asesinado hace diez años en la Estación Avellaneda. Pero con su muerte no termina la historia, sino que empieza: la historia de una dignidad rebelde que se niega a entregarse y decide luchar.

Por eso Darío no se fue, vive en las miradas limpias y los puños apretados de miles de jóvenes que ven en él un ejemplo de solidaridad y compromiso.

La figura de Darío Santillán y de Maximiliano Kosteki están vinculados a lo que se conoce como la Masacre de Avellaneda. No se puede hablar de uno de ellos de forma separada, uno y otro tienen en común la lucha, la situación a la que fueron llevados producto de la aplicación de políticas de Estado neoliberales.

Los hechos se produjeron el 26 de junio de 2002, cuando ejercía la presidencia –en forma interina- Eduardo Duhalde. y se produjo en tiempos en que la política neoliberal significó desocupación, exclusión social, hambre para miles de argentinos. Fue entonces que surgieron organizaciones sociales que recuperaron la protesta en la calle, como único mecanismo para ser visualizados cuando desde el poder se los excluía y  desde los medios (hegemónicos) se los “ninguneaba”.

Surgieron los movimientos piqueteros, recuperaban la dignidad haciéndose ver y reclamaban por sus derechos. Aquél 26 de junio –continuando con la política represiva del “Proceso” Militar y la del gobierno de Menem que, sistemáticamente, ignoró toda huelga o reclamo- en este caso se ordenó la represión de una manifestación de grupos piqueteros.

En las inmediaciones de la estación ferroviaria de Avellaneda –que hoy lleva como nombre por mandato popular, por lo tanto pintado con pintura en aerosol “estación Darío y Maxi”-, se concentraron miles de manifestantes y comenzaron a marchar como protesta por la problemática social que padecían. La policía de la provincia de Buenos Aires (“la bonaerense” tan elogiada por Duhalde), persiguió a los participantes de la movilización, y justamente en la estación ferroviaria antes mencionada fueron asesinados por efectivos de dicha policía Maximiliano Kosteki del Movimiento de Trabajadores Desocupados, MTD, de la localidad de Guernica y Darío Santillán, del MTD de Lanús.

La ofensiva de la policía comenzó cerca de las 12hs con el avance de la infantería, por esa misma calle avanzó el Jefe del operativo el  comisario Fanchiotti.  En la tremenda represión desatada se registraron 33 heridos por balas de plomo entre los manifestantes.

Un dato: Darío y Maxi no se conocían.Maximiliano Kosteki fue malherido y se hallaba tirado en el piso, Darío y otro compañero intentaron reanimarlo. La solidaridad de los compañeros que se pone en juego en las situaciones difíciles, frente a la insolidaridad que generaba ese modelo político-económico-social.

Los testimonios coinciden, pero uno de ellos estremece: “Darío le da una mano a Maxi y extiende la otra hacia los policías que ingresan al hall de la estación con sus escopetas, nuevamente el gesto del límite, la muralla, la resistencia ahora reducida a una palma abierta. La mano abierta y la permanencia junto a un malherido podrían aspirar a ser signos universales para expresar el concepto de “tregua”. Un efectivo le apunta y le grita “¡rajá de acá!”, cuando Darío gira e intenta escapar, de espaldas, a menos de un metro, lo fusilan”.

Las imágenes son contundentes.

Volvamos sobre la complicidad de los medio:  el Diario Clarín, que posee el monopolio de medios en Argentina y ha frenado con “cautelares” la plena vigencia de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, tituló, con referencia a los asesinatos de  Kosteki y Santillán para tapar, de manera cómplice los hechos y las responsabilidades políticas: “LA CRISIS COBRÓ DOS NUEVAS VÍCTIMAS”.  (Clarín contaba con las fotos que mostraban la ferocidad con que se realizó la represión, sin embargo no las publicó de inmediato, dejando ese margen de tiempo para que desde el poder político pudieran acomodar el discurso).

Estreno del documental:

Buenos Aires
Desde el 27 de abril en el cine Gaumont, Rivadavia 1651.
Dos funciones diarias. Para consultar horarios al 4371-3050.

En Rosario
A partir del 17 de mayo en el cine El Cairo, Santa Fe 1120
En la apertura del 14 festival nacional de cine y video documental.

En Mar del Plata
El 3 de junio en la sala Payró, del teatro Auditorium

Movimiento de Documentalistas
documentalistas@fibertel.com.ar

 Más artículos de la autora

Un comentario en «Darío Santillán»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar