En el Bicentenario: Batalla de Pichincha

Por Fernando Bossi Rojas. LQSomos.

«Cuatrocientos cadáveres enemigos y doscientos nuestros han regado el campo de batalla… además tenemos 190 heridos de los españoles y 140 de los nuestros… Los cuerpos de todos han cumplido su deber: jefes y oficiales y tropas se disputaban la gloria del triunfo. En tanto, hago una particular memoria de la conducta del teniente ecuatoriano Abdón Calderón, que habiendo recibido sucesivamente cuatro heridas, no quiso retirarse del combate. Probablemente morirá, pero el Gobierno de la República sabrá recompensar a su familia los servicios de este oficial heroico». Antonio José de Sucre, 1822

Batallas por la Liberación Nacional

Fue el 24 de mayo de 1822. La Batalla de Pichincha, librada entre las fuerzas colonialistas al mando del general Melchor Aymerich y las tropas revolucionarias conducidas por el general Antonio José de Sucre, resultó un categórico triunfo de las fuerzas republicanas, y abrió paso a la incorporación de Quito (hoy Ecuador) a la República de Colombia (Gran Colombia).

En enero de ese año se había producido un hecho singular, el ejército de Sucre se engrosaba con la incorporación de las fuerzas proveniente de Perú, que había prometido el general San Martín a Bolívar. Peruanos, altoperuanos, chilenos y rioplatenses se sumaban a los guayaquileños, neogranadinos, quiteños y venezolanos que avanzaban desde Guayaquil a liberar Quito.

Luego de tomar Cuenca, en el mes de abril se produjo el combate de Riobamba, donde los Granaderos de Los Andes, al mando del mayor Juan Lavalle, dando una significativa muestra de coraje y disciplina con sus 96 jinetes y al grito de “¡A degüello!”, derrotaron a la caballería española de 400 hombres. Fue un hecho similar al “Vuelvan Caras” de Páez de la batalla de las Queseras del Medio.

Con el empuje del triunfo, las tropas revolucionarias llegaron a las cercanías de Quito. Sucre ordenó avanzar por la ladera del volcán Pichincha. A 3.500 metros del nivel del mar se desarrolló la batalla. Las fuerzas de Aymerich parecían ganar la batalla, pero la acción decidida de los Batallones Albión y el Magdalena definió la contienda en favor de los republicanos.

Entre los actos de heroísmo se destaca la acción de Abdón Calderón, joven de 18 años, que pese a haber recibido cuatro heridas de bala, resistió en su trinchera hasta el fin de la batalla, alentando a sus compañeros y haciendo flamear la bandera celeste de Guayaquil. A los pocos días murió a consecuencia de esas heridas. Sucre, y Bolívar reconocieron públicamente la acción heroica del joven patriota nacido en Cuenca.

Pichincha fue la primera gran batalla del ejército unido suramericano, e inicio del ciclo que culminará con el triunfo de las fuerzas patrióticas. La unidad del ejército suramericano fue la clave de la victoria.

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar