¿Estela de cisnes negros?

economía-cisn-negro-loquesomosEl Financiero de El Garaje. LQSomos. Enero 2015

Estela es un rastro que deja un cuerpo luminoso, pero también «huella o recuerdo de algo que pasa». Y aquí estamos hablando de la huella de una serie de cisnes negros.

Un cisne negro es un acontecimiento impredecible (aunque, eso sí, una vez que pasa se explica muy bien) y de importantes consecuencias, que pueden ser negativas o positivas. Veamos.

El desplome del precio del petróleo en 2014 ha sido un cisne negro; nadie lo había previsto. El ataque a Francia a través de Charlie Hebdo, también. El hundimiento del euro frente al franco suizo la semana pasada es otro ejemplo. El ascenso de Podemos, otro más. Que no se produjese este enero la compra por parte del BCE de productos tóxicos bancarios (próxima “flexibilización cuantitativa” que acabará en desastre) sería un cisne negro, justamente porque todo el mundo espera que sí ocurra. Pueden seguir con la lista… ¿y la desaparición de Emilio Botín? ¿o la muerte del Presidente de la petrolera Total? ¿o los aviones de pasajeros derribados o desaparecidos?

Muchas personas se encuentran en una situación que no se esperaban en absoluto, simplemente porque pensaban que el futuro (o su futuro) iba a ser una continuación de su pasado. Algún acontecimiento, imprevisto, claro, trastocó todo. Y es que el futuro está siempre por escribir.
Y ahí queríamos llegar, 2015 va a ser, está siendo ya, un año de incertidumbres extremas. La intoxicación informativa bate records precisamente porque los planes de las élites son más agresivos que nunca, especialmente los de los enloquecidos neoconservadores de los bancos de Wall Street, que son los que han usurpado el poder en los Estados Unidos de América y han puesto a Europa de rodillas. Ellos están en el origen de muchas de las desgracias que están ocurriendo.

Aunque eso sí, nos quede la esperanza de que su último error pueda provocar una reacción unitaria europea, un “hasta aquí hemos llegado” de Francia y Alemania.
Una buena señal de rechazo al mundo unipolar que los USA quieren imponer a toda costa sería que ambos países confirmasen sus deseos, expresados hace unas semanas, de anular las sanciones contra Rusia. Veremos.

Pero por ahora, como ya dijimos en anteriores notas, los acontecimientos se aceleran. La crisis, lejos de resolverse, puede entrar en cualquier momento en su fase más devastadora.

Nos queda la reflexión, tanto colectiva como personal, para hacer frente y manejarnos en este contexto de aumento brutal de las incertidumbres. Quizás su estela personal pueda así ser positiva en 2015.

No sé si este año será próspero, pero procuremos hacerlo lo más feliz posible. Vienen tiempos duros. Por eso les deseo, sobre todo ahora, felices cisnes negros positivos.

Más artículos del autor

Un comentario en “¿Estela de cisnes negros?

Deja un comentario

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar