Grecia elecciones 2023: ¡el desastre continúa!

Por Acacio Puig. LQSomos.

1.- Transcurrida la legislatura 2019-2023 bajo gobierno de Nueva Democracia ya conocemos los resultados de las elecciones del 21 de mayo. Preocupantes resultados con trasfondo opaco y en contexto de luchas, pero también de retrocesos y desmoralización social.

Nueva Democracia supera el 40% de votos (141 escaño), Syriza logra algo más del 20% (71 escaños), el Pasok con poco más del 11% (41 diputados), los comunistas del KKE poco más del 7% (26 escaños), y Solución Griega (4%) que podría llegar a los 16 escaños.

Ni el Frente Europeo de la Desobediencia (Varoufakis) obtuvo nada, ni tampoco el fascista Amanecer Dorado, cuyo respaldo electoral y dirigentes se trasladaron desde hace años a Nueva Democracia y a Solución Griega.

En unos días asistiremos a ensayos de coaligar gobernanzas (un simulacro) porque todos los partidos apuntan a la convocatoria de nuevas elecciones en julio.

Eliminada por Nueva Democracia la ley electoral promulgada por el gobierno Syriza, (una reforma electoral para mejorar la proporcionalidad mediante la supresión del regalo de escaños extras al partido más votado), lo probable es que en esa “segunda vuelta” la derecha de Mitsotakis (ND) solo necesite un 37% para apalancar 20 escaños más, que pueden ser hasta 50 si repite el actual porcentaje de apoyos. En ese caso, ND gobernará en solitario con mayoría absoluta.

Poco se sabe de las abstenciones (que las ha habido) aunque no se contabilicen, y que se acercan al 40%, dado que la participación osciló, dependiendo de las fuentes, entre el 61-62-63 %: ¿desilusión…rechazo consciente? Difícil saberlo.

2.- A partir de 2010 la Troika (Comisión Europea + Banco Central Europeo + FMI) diseñaron el acoso y derribo de Grecia con pretexto de su abultada deuda externa e inyectaron en la economía del país 110.000 millones de euros que generaron más deuda y el subsiguiente chantaje que avaló la exigencia de “saneamiento presupuestario”, a costa de recortar servicios públicos, recortar salarios y recortar pensiones (el catecismo neoliberal).

Desde entonces prosiguió el “saneamiento” a golpes de hacha: apretando las tuercas, intensificando el endeudamiento y dominando un país “ya convertido en protectorado y dirigido por los acreedores”, como señalaría Eric Toussaint y el CADTM (Centro por la Abolición de la Deuda al Tercer Mundo). La desastrosa situación generó movilizaciones de envergadura y una sucesión de huelgas generales que, en 2015, llevaron al gobierno a Syriza.

Syriza sometió a referéndum las exigencias de la Troika que fueron rechazadas por la mayoría de la población, pero su gobierno de izquierda no tuvo la fuerza ni la voluntad política necesarias para defender aquellas decisiones sociales. También es necesario subrayar que la ofensiva capitalista fue brutal, articulada y constante. La Troika quería desplazar cualquier atisbo de gobierno progresista, devorar Grecia y destrozar a Syriza . Faltó, ciertamente voluntad política del gobierno, pero faltó también fuerza y solidaridad internacionalista de sindicatos, movimientos sociales y partidos de la izquierda de la UE. En ausencia de esa solidaridad activa y sostenida, la derrota de Syriza fue también la derrota de una izquierda europea que no estuvo a la altura de los retos del momento.

La Troika logró su objetivo en las elecciones de 2019. Las lágrimas de cocodrilo de la Comisión Europea llegaron tarde, cuando el destrozo estaba hecho, la operación de acoso y derribo consumada y el nuevo gobierno neoliberal de Nueva Democracia, instalado . El presidente de la Comisión Europea, Juncker, se lamentaría entonces de la “imposición de una austeridad inflexible, de la delegación de la UE en el FMI y…de las carencias de la solidaridad de la UE con Grecia”.

Palabras. La Troika había ganado la partida y colocado en el poder político a un partido ultraliberal y dotado de poderosos medios de control mediático: la Grecia de los ricos y de los acreedores monopolizaba el poder, la palabra y las estadísticas.

3.- Llegan datos, pero Grecia está lejos, los medios de comunicación griegos están bajo el férreo control de Nueva Democracia y la Troika (y sus medios de comunicación) encontraron el aliado perfecto en Mitsotakis. En consecuencia: ¡todo marcha mucho mejor, cada vez mejor y ahora toca consolidar los avances, los grandes negocios y rentabilizar, durante la nueva legislatura 2023-2027.

Y sin embargo: la Deuda griega sigue batiendo récord en la UE (no baja del 170% del PIB), los escándalos, las escuchas ilegales, la violencia policial y la expulsión de emigrantes continúan. Constan muchas denuncias, incluidas las formuladas por Reporteros sin Fronteras. Pero las exigencias de la Troika se cumplen ahora con discreción… y se incrementan las inversiones extranjeras y crece el PIB.

En la anterior legislatura Nueva Democracia se estrenó liberando -a inicios de 2020- a muchos presos fascistas culpables de delitos de terrorismo y promocionó a líderes de Amanecer Dorado: tres de ellos pasaron a ser los flamantes ministros de Interior, Desarrollo y Sanidad (ministros de Represión y Privatizaciones). Y completaron la tarea los ministros de Nueva Democracia que destruían la educación pública, ultimaban la liquidación de los transportes de titularidad pública (accidente de ferrocarril de Tembi, 57 muertos el pasado 28 de febrero) o avalaban las horas extras como trabajo gratuito (http://www.cadtm.org/Grece-quatre-ans-de-casse-ultra-liberale-et-d-attaques-contre-les-droits).

…Y aún así, con bajos salarios, paro, precariedad y bajas pensiones, cientos de miles de trabajadores desempleados esperando el inicio de la temporada turística y también, luchas continuadas durante los pasados cuatro años (jornadas nacionales de huelga de 24 horas, luchas por convenios de los trabajadores portuarios de Cosco, movilizaciones de marzo contra la tragedia ferroviaria …) aun así, la mayoría parlamentaria ha sido para la derecha extrema mientras los analistas económicos caracterizan a Grecia como “un tigre de la UE”.

Efectivamente, el desastre continúa.

* Artista plástico. Militante de la izquierda revolucionaria, represaliado por el franquismo, activista memorialista de la Asociación “En Medio de Abril”. Miembro del Colectivo LoQueSomos
Más artículos del autor

Síguenos en redes sociales… Mastodon: @LQSomos@nobigtech.es Diaspora*: lqsomos@wk3.org Telegram: LoQueSomosWeb Twitter: @LQSomos Facebook: LoQueSomos Instagram: LoQueSomos

Un comentario en «Grecia elecciones 2023: ¡el desastre continúa!»

  • el 26 mayo, 2023 a las 08:35
    Enlace permanente

    Para acabar con el desastre necesitamos que vuelva a existir eso que llamamos “izquierdas”, en Grecia al igual que en España, estan desaparecidos. Se trata de enfrentaras al poder para cambiarlo, no de compadreo político… mientras tanto seguirá el desastre

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nos obligan a molestarte con las "galletitas informáticas". Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar